Jon Rahm se mostró muy cómodo en el magnífico recorrido de Wentworth
Jon Rahm se mostró muy cómodo en el magnífico recorrido de Wentworth - AFP
GOLF

Jon Rahm, a un golpe de la cabeza en Wentworth

El español, después de tres semanas de descanso, aspira a todo en el BMW PGA Championship

Enviado especial a Londres (Inglaterra) Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El campo de Wentworth acoge el mejor torneo europeo al margen del Open Británico, y eso se nota en todos los detalles. Desde la asistencia de público (solo al pro-am asistieron 22.000 personas) al montante en premios (siete millones de dólares), pasando por el plantel de jugadores. Aparte de lo más granado del Circuito Europeo se han desplazado hasta Virginia Water estrellas del PGA Tour como Patrick Reed, Tony Finau o Billy Horschell, que han podido comprobar de primera mano la calidad del diseño.

Con el cambio de fechas a septiembre, este BMW PGA Championship se disputa con un terreno más firme y asentado, como reconoce Miguel Ángel Jiménez, que ganó aquí hace una década en el mes de mayo y ahora ha comenzado muy bien (-3) en la etapa postveraniega. «No cabe duda de que al campo le ha venido muy bien el cambio, porque en mayo todavía acusaba las lluvias del invierno y estaba más pesado -comentó el malagueño- pero en cualquier caso hay que ir muy recto para no meterse en problemas. Yo hoy no he cometido ningún bogey y estoy más que satisfecho». A pesar de sus 55 años, el de Churriana sigue tuteando a unos jugadores a los que dobla la edad, en muchos casos, y no descarta luchar por la victoria el domingo. «Si no me viera con opciones de ganar, no habría venido» bromeó con un guiño.

Uno de los que piensa también en el torfeo es el vizcaíno Jon Rahm (-6), que a pesar de competir por primera vez en Londres le sacó todo el partido posible a la tarde. «He estado muy cómodo todo la jornada, porque jugaba con mi amigo Justin Rose y lo hemos pasado muy bien», reconoció. Además, le acompañó el resultado gracias a un esprint final en el que recortó cuatro golpes en cinco hoyos y ascendió a la segunda posición, a un solo impacto de Matt Wallace. «Cuando pateaba para eagle en el 18 no estaba pensando en el liderato, sino en hacer las menos posibles. Quería seguir con el buen momento que llevaba», confesó. Aunque se trata solo de la primera vuelta, en un torneo como este siempre es importante tener un buen comienzo, como hicieron Álvaro Quirós y Rafa Cabrera (-3), Gonzalo Fernández-Castaño (-2) y Adrián Otaegui, Jorge Campillo y Nacho Elvira (par). Sin embargo, para los favoritos iniciales como Rory McIlroy (+4) o Mathew Fitzpatrick (+1) fue un día para olvidar.

Mientras, en el Open de Francia femenino, Azahara Muñoz(-5) continuó con su buena racha de la Solheim Cup y se colocó primera, empatada con la sueca Madelene Sagstrom.