Peterhansel, el favorito junto a Carlos Sainz, Al Attiyah y Nani Roma
Peterhansel, el favorito junto a Carlos Sainz, Al Attiyah y Nani Roma - ABC

Rally DakarSeis días en altura de tres mil metros y cinco a 50 grados de calor

El raid inicia la edición más dura de sus 40 años de vida, en busca de reeditar la aventura del Dakar africano

Actualizado:

Algunos pilotos se acuerdan de Marc Coma con buen humor. Incluso se lo dicen a la cara. El gran campeón de motos español, ahora director deportivo del rally más famoso del mundo, ha creado un recorrido que iguala mecánicas y examina físicamente a sus antiguos compañeros hasta la extenuación. Trece días en los que 491 participantes soportarán seis días consecutivos a una altitud superiora los tres mil metros y otros cinco días con temperaturas de 50 grados. Hoy arranca en Asunción un raid que constará de los nueve mil kilómetros más difíciles de la historia del Dakar, la prueba que nació en 1978 cuando el piloto francés Thierry Sabine se perdió en el desierto de Teneré, al norte de África, durante varios días. Al regresar a París, el hiperactivo Sabine relató sus vivencias y empezó el proyecto de inventar el raid que hoy es popular en todo el planeta. Paraguay da hoy la salida a la cuadragésima edición con el objetivo de recuperar la esencia africana, con menos carrera recta en velocidad y más dureza meteorológica y física. Estas son las claves de un raid que tiene como principal enemigo al terreno, no al adversario montado en un vehículo.

Miedo a Bolivia

Mar Coma y Ettiene Lavigne, el director general de la competición, desean que el Dakar americano disfrute del espíritu aventurero que se vivía en el raid africano y han introducido etapas con mayores peligros para eliminar la superioridad de la potencia de lo coches y motos como factor decisivo del éxito. Han trazado nuevos recorridos en el norte de Argentina y han concedido a Bolivia y su altitud el protagonismo determinante de la prueba. Bolivia se ha entregado para ganarse el Dakar y el país presenciará seis largas jornadas en las que los pilotos deberán aguantar el mal de altura. Seis días a más de tres mil metros de altitud, que alcanzarán su punto culminante el jueves, en el recorrido entre San Salvador de Jujuy y Tupiza, cuando se llegará a correr a 3.500 metros sobre el nivel del mar.

Polémica igualdad técnica

Hay mucha polémica antes de dar arrancada a la competición. Carlos Sainz y Peterhansel se quejan ante la organización por beneficiar a los Toyota de Al Attiyah y Joan Nani Roma para igualar el combate.

Federación Internacional de Automovilismo ha aprobado, por reglamento, cambios para equilibrar las fuerzas, con el fin de compensar el menor rendimiento en altitud de los coches de gasolina, con Toyota como referente. Se han impuesto diferentes medidas en cuanto a la brida de admisión. Hasta la edición pasada, los buggy turbo (el Peugeot de Sainz y Peterhansel) tenían 39 milímetros de brida y los 4x4 como el Toyota (Roma y Al Attiyah son sus pilotos actuales) poseían una brida 36 milímetros. Desde hoy, los buggy turbo (Peugeot) tendrán 38, mientras los 4x4 (Toyota) dependerán de la media de altitud de la carrera. Si la altura es menor de mil metros, su brida será de 36 milímetros. Si la altitud se encuentra entre mil y dos mil metros, la brida será de 37. Y si es superior a los dos mil metros, la brida alcanzará 38 milímetros. El factor decisivo es que el Dakar disputa seis días superando los tres mil metros y el promedio supera los dos mil.

Aventura en la navegación

Otro capítulo revolucionario serán los cambios en la navegación, otra apuesta de Coma en busca de mayor igualdad. Se pretenden reducir las grandes velocidades constantes que alcanzan los pilotos que aspiran al triunfo. Los puntos de paso de control introducidos este año serán más difíciles de encontrar, pues coches, motos y camiones deberán acercarse a trescientos metros como máximo de los «waypoints», en vez de los ochocientos metros de margen que había antes. Y cuando lo hagan ahora, no tendrán indicación de la flecha del GPS para llegar hasta esos puntos y validar su paso.

Etapas temibles

Las novedades de los controles de paso más estrictos y de las bridas diferentes entre coches serán aspectos muy importantes en el triplete de los días 9, 10 y 11 de enero. El lunes 9 de enero, los pilotos recorrerán una maratón de 622 kilómetros (332 cronometrados) entre La Paz y Uyuni, con terrenos de arena muy traicioneros. La siguiente jornada, Uyuni-Salta, serán 892 kilómetros, 49 cronometrados, con dunas que pueden hundir al más osado. Y el miércoles 11 de enero deberán cubrir mil kilómetros, entre Salta y Chilecito, 406 de ellos especiales, en una etapa reina que dará la salida mezclada a coches, motos y camiones. Ese miércoles, la navegación y los puestos de control pueden ser clave.

Los favoritos

Los Peugeot de Stephane Peterhansel, Loeb, Despres y Carlos Sainz y los Toyota de Al Attiyah, De Villiers y Nani Roma son los grandes candidatos al título en coches. Todos poseen gran experiencia y compiten todos contra todos. Solo les sirve la victoria.

Joan Barreda (Honda), Paulo Gonçalves (Honda), Kevin Benavides (Honda), Matthias Walkner (KTM) y el vencedor de la pasada edición, Toby Pryce (KTM) son los aspirantes al triunfo en motos. Laia Sanz buscará otro salto adelante como mejor mujer de la historia del Dakar sobre dos ruedas.

De Rooy será el hombre a superar en camiones. Albert Llovera e Isidre Esteve serán el ejemplo de esa aventura que Lavigen y Coma persiguen.