Sergio García tiró de experiencia para vencer a los elementos en Royal Portrush
Sergio García tiró de experiencia para vencer a los elementos en Royal Portrush - REUTERS

Golf | Open BritánicoSergio García sale bien parado de la masacre de favoritos

El español (-3) dominó una mañana loca que acabó con la paciencia de McIlroy (+8), Mickelson (+5) y Molinari (+3)

Miguel Ángel Barbero
Enviado especial a Portrush (Iralnda del Norte)Actualizado:

Es algo más que un chascarrillo decir que en el Open Británico se viven las cuatro estaciones en un día. Tanto los jugadores como el público saben que tienen que llevar manga corta para disfrutar del mes de julio, a la vez que un paraguas para soportar los chubascos otoñales y un gorro de lana y unos guantes para protegerse de las galernas cuando rola el viento. Entre tanto cambio de indumentaria, quien mejor interpreta la velocidad de los greens y la dureza de las calles es el que se suele llevar el gato al agua.

Entre los jugadores que salieron en el turno matinal, hubo dos que se sintieron especialmente cómodos: el irlandés Shane Lowry (-4), primer líder provisional, a quien estas duras condiciones climáticas no le arredran en absoluto, y Sergio García (-3). El español, con gran experiencia en este tipo de campos links, desplegó todo su conocimiento y supo esperar el momento oportuno para atacar. Logró dos birdies consecutivos en los hoyos 7 y 8 y, pese a tropezar en el siguiente, rebajó de nuevo en el 11 y el 12. Desde ahí, afrontó con agujeros de vuelta con comodidad, incluso dejándose algunos putts sin embocar por el camino. «Me encantan estos campos y el ambiente que se respira -comentó al terminar-. Llevo jugándolos desde los 14 años, la gente es muy entendida y me quiere mucho», reconoció con agradecimiento ante la ovación que le dedicaron al terminar su vuelta. Aunque queda mucho torneo por delante, empezar con buen pie siempre es una ventaja.

Quienes tendrán que remar en las jornadas venideras serán otros favoritos que se vieron atrapados por los distintos peligros que se fueron encontrando en este remozado recorrido de Royal Portrush. El más castigado fue Rory McIlroy, que comenzó con un cuádruple bogey y concluyó con un triple para una inesperada cartulina de ocho sobre par. Un golpe muy duro para quien partía como número uno en las apuestas... Claro, que tampoco otros campeones previos como David Duval (-19), Phil Mickelson (+5), Padraig Harrington (+4) , Francesco Molinari o Zach Johnson (+3) salieron bien parados. En el Open, además de con los palos, también hay que saber jugar con el tiempo.