Adán pidió disculpas por su cántico en rueda de prensa
Adán pidió disculpas por su cántico en rueda de prensa

Adán: “Nadie me podrá quitar decir que vestí la camiseta del Betis, que soy parte de su historia”

"Se va un bético más, porque ese sentimiento que me habéis enseñado quedará para siempre", dice el meta madrileño

Por  19:37 h.

El ya exportero y excapitán del Real Betis, Antonio Adán, ha querido despedirse del club y de los aficionados en una carta publicada en sus perfiles de las redes sociales, tras hacerse oficial este martes su traspaso al Atlético de Madrid. Adán ha agradecido a los que lo ficharon en enero del año 2014, a los compañeros, a los entrenadores a todos los trabajadores del club y, sobre todo, a la afición del Betis en las cuatro temporadas y media que ha defendido la camiseta del primer equipo verdiblanco.

La carta de despedida de Antonio Adán reza lo siguiente:

“Buenas a todos: Llegué en 2014 a este club sin apenas hacer ruido y he decidido poner punto y aparte a esta situación de la misma manera, por eso os escribo a todos los béticos estas líneas. Me voy con la sensación de los deberes hechos, se me fichó en 2014 en una de las peores temporadas de este club para ayudar a devolverlo al lugar del que nunca debió salir, y me voy con un equipo y una afición donde merece estar año tras año, en Europa.

Me voy orgulloso de lo conseguido, a nivel deportivo y personal en este club. Durante estos años he contribuido de forma activa a conseguir los objetivos de la entidad, jugando la mayor parte de los partidos hasta convertirme en el tercer portero con más encuentros en la historia de este gran club, todo un orgullo ser parte de la historia del Real Betis Balompié. Todo esto no hubiera sido posible sin la confianza de todos y cada uno de los entrenadores con los que he tenido el placer de trabajar, me siento tremendamente agradecido a cada uno de ellos. Tampoco hubiera sido posible sin los valores que siempre me han acompañado, como son el trabajo, el sacrificio y el compromiso por mejorar cada día para poder ser un poco mejor.

Quiero agradecer a las personas que me trajeron a este maravilloso club y me permitieron vestir la camiseta de las trece barras, y a todos los que confiaron en mí hasta ahora para que esta historia de amor incondicional durase todos estos años. También quiero agradecer a todas y cada una de las personas que han trabajado día a día conmigo dentro del club: fisioterapeutas, utilleros, doctores, recuperadores, personal de mantenimiento y limpieza… Gracias a todos, me habéis hecho y ayudado a sentir que esta era mi casa y Sevilla mi ciudad.

Por supuesto, agradecer a todos y cada uno de mis compañeros durante estos años, han sido muchos y de todos he tenido la suerte de aprender algo. Gracias por hacerse sentir muchos de vosotros que no sólo erais compañeros, sino amigos de los que quedarán para siempre. Ha sido un placer jugar a vuestro lado.

Y por último, VOSOTROS, lo más importante que tiene este club: la afición, la que sostiene el escudo. A pesar de no ser un bético de nacimiento me habéis enseñado un sentimiento, una pasión y unos valores que han estado presentes cada vez que me ponía vuestra camiseta y vuestro brazalete de capitán, que ya es el mío también. He intentado defender este escudo siempre con la mayor profesionalidad y respeto, a la altura de lo que vosotros merecéis. Agradecer el respeto con el que me habéis tratado durante estos años y también agradeceros cada uno de los aplausos y de los pitos que he recibido, porque me han servido para ser mejor futbolista y mejor persona.

Será un orgullo que nadie me podrá quitar decir que vestí la camiseta del Real Betis, que soy parte de su historia y que lo dejé donde siempre debe estar. Sin más, se va un bético más, porque ese sentimiento que me habéis enseñado quedará para siempre. Gracias por todo y a todos”.