Fabian Ruiz posa para ABC de Sevilla (Juan José Úbeda)
Fabian Ruiz posa para ABC de Sevilla (Juan José Úbeda)

El Betis mantiene posibles beneficios futuros por Fabián

El Nápoles trató que los verdiblancos renunciaran al 4,5 por ciento por el mecanismo de solidaridad

Por  4:30 h.

El traspaso de Fabián al Nápoles a través del abono de la cláusula de rescisión del canterano no sólo dejará 28,5 millones en las arcas heliopolitanas con las que tratar de reconfigurar al equipo, sino que hay cantidades de futuro que pueden seguir beneficiando al Betis si hay más movimientos con el centrocampista, de 22 años. Y es que desde Heliópolis se estará muy pendiente de si el Nápoles resulta un trampolín para la carrera de Fabián dada la progresión del futbolista y la valoración que se tiene de él en un mercado que cada vez mueve cifras mayores. Es el mecanismo de solidaridad por el futbolista, un porcentaje que protege a los clubes que trabajan en la formación del jugador. El Nápoles trató de negociar con el Betis un traspaso por una cantidad superior a los 30 millones y en pago a plazos en el que debía renunciar a esas cantidades en el futuro.

De esta forma, los 28,5 millones de euros que debe recibir el Betis: 27 al contado por el abono de la cláusula, dado que tres millones eran para el jugador y sus agentes y 1,5 que ha de reclamar el club para el club debido al cálculo por los derechos de formación, pueden verse incrementados por el 4,5 por ciento de cualquier futuro traspaso que tenga como protagonista a Fabián siempre y cuando cambie de país. Es decir, si el Nápoles en este caso vende a Fabián a otro club de la Serie A el Betis no recibiría nada y si lo hace a un equipo de cualquier liga diferente, incluso la española, en Heliópolis se verían compensados con mayores ingresos por el jugador. Es para cualquier operación que requiera el TMF.

Esto se debe a que Fabián ingresó en la cantera del Betis desde los nueve años. El mecanismo de solidaridad protege a los clubes que han trabajado en la formación de los futbolistas en edades tempranas, desde los doce a los 23 años. Fabián ha completado casi todo este camino en el Betis, puesto que se ha marchado con 22 años cumplidos en abril. Sólo restaría un 0,5 por ciento de estas cantidades de futuros traspasos, que en este caso quedarían para el Nápoles, ya que el máximo es del cinco por ciento.

El Nápoles ha demostrado en las últimas temporadas ser un club vendedor, ya que muchas de sus estrellas han ido saliendo a otros clubes por cantidades muy importantes. La negativa del Betis a renunciar a esta cantidad permite no sólo el ingreso directo y al contado de 27 millones, la opción de reclamar 1,5 por la formación del jugador y mantener ese 4,5 por ciento para todo lo que reste de carrera del futbolista.