Borja Iglesias celebra uno de sus goles con el Espanyol (Foto: EFE).
Borja Iglesias celebra uno de sus goles con el Espanyol (Foto: EFE).

El Betis cierra a Borja Iglesias y el delantero llegará a Sevilla en las próximas horas

La entidad heliopolitana logra así el ariete que ha demandado el técnico bético Rubi desde su llegada

Por  0:40 h.

Se acabó el culebrón Borja Iglesias. El Real Betis y el RCD Espanyol han acordado el traspaso del delantero centro al conjunto verdiblanco por 28 millones de euros, en la fórmula de 18+5+5 millones, y el goleador gallego viajará en las próximas horas a Sevilla para formalizar su incorporación, tal y como ha hecho público Canal Sur Radio esta misma noche. Borja Iglesias es una petición expresa del nuevo técnico verdiblanco Rubi, que conoce perfectamente al ariete porque ambos coincidieron en la entidad blanquiazul en la temporada 2018-2019.

La llegada de Borja Iglesias se ha fraguado a fuego muy lento, puesto que el interés del club bético por agenciarse los servicios del atacante nacido en Santiago de Compostela era conocido prácticamente desde finales de la temporada pasada. Sin embargo, la insistencia del Espanyol de no moverse ni un ápice del montante de su cláusula, 28 millones de euros, y las dificultades en encontrar una forma de pago del agrado de las partes han complicado sobremanera que la operación llegase a buen puerto. Al final se abona en tres plazos. El primero, de 18 millones; los dos restantes de cinco. Todos en esta temporada.

Con este fichaje, la dirección deportiva del Betis incorpora a su quinto fichaje de este verano tras las llegadas del portero Dani Martín (Sporting de Gijón), el delantero Juanmi (Real Sociedad), el lateral Alfonso Pedraza (Villarreal) y el centrocampista francés Fekir (Olympique de Lyon).

Borja Iglesias celebra con Pedrosa el gol que le marcó al Stjarnan (Foto: RCDE)

Borja Iglesias celebra con Pedrosa el gol que le marcó al Stjarnan (Foto: RCDE)

El futbolista, que ha mantenido una actitud profesional ejemplar con el Espanyol durante todo el verano pese al firme interés del Betis por su fichaje, se había ido despidiendo en los últimos días de compañeros y empleados del club blanquiazul, y ya este miércoles debe viajar hasta Sevilla para pasar el reconocimiento médico y firmar los documentos previos que lo unirán al club heliopolitano como mínimo por las próximas cinco temporadas.