Sergio Canales y Joel Robles, durante un entrenamiento (foto: Raúl Doblado)
Sergio Canales y Joel Robles, durante un entrenamiento (foto: Raúl Doblado)

Joel Robles, habituado a la competencia

En el Betis rivalizará con Pau López; sus años en la Premier le han enseñado a esperar su momento

Por  15:31 h.

Decía Joel Robles el pasado viernes durante la rueda de prensa de su presentación como nuevo jugador del Real Betis que “el fútbol son circunstancias, entrenadores, decisiones… Estoy orgulloso de mis decisiones. He pasado cinco años muy buenos en el Everton, aunque haya tenido momentos complicados. Ahora doy este paso de llegar a un gran club”. Curtido durante su paso por la Premier, el nuevo cancerbero verdiblanco aterriza en Heliópolis con la vitola de teórico suplente ya que a priori parece que Pau López parte con ventaja por la reciente trayectoria de ambos futbolistas en sus respectivos equipos de origen, Everton y Espanyol. Pero si algo caracteriza a Joel Robles es su capacidad de lucha y adaptación a circunstancias poco favorables. Su experiencia en diferentes equipos a sus 28 años (Rayo Vallecano, Atlético de Madrid, Wigan y el mencionado Everton) así lo demuestra. Ya vivió momentos difíciles en el conjunto de Liverpool cuando, por ejemplo, llegó al banquillo el holandés Ronald Koeman en la campaña 2016-17 y le dio directamente prioridad a su compatriota Stekelenburg. “No me dijo nada. Simplemente me indicó que Stekelenburg era el número 1 y yo el 2. Me enfadé con él en ese momento pero respeté la situación y trabajé duro para hacerle cambiar de opinión”, explicó el hoy portero bético cuando a mitad de temporada se hizo con el puesto de titular. “En ese momento pensé en dejar el club pero después de cuatro temporadas en el Everton, entrando y saliendo del equipo, quería luchar por ser el portero titular”, dijo. Joel respondió dejando su puerta a cero en 9 de los siguientes 15 partidos en los que fue titular.

De su salida del Atlético de Madrid también aprendió mucho, como él mismo ha señalado alguna vez, “me fui a buscarme la vida”. Lo que resulta poco conocido es que pese a tener otras ofertas, Joel arriesgó por jugar en la Premier y aceptó estar 15 días a prueba en el que sería su nuevo equipo, el Wigan. Allí también tuvo que ser paciente para hacerse con un hueco y lo aprovechó puesto que fue el cancerbero titular en la FA Cup, competición que en su primer año en Inglaterra (2013) acabaría ganando en Wembley por 1-0 ante un Manchester City donde jugaba alguien que hoy es compañero en Heliópolis, Javi García. La historia de Joel en el Betis está aún por escribir. Hoy en Montecastillo empieza el primer capítulo.

Redacción

Redacción