porteros-betis

El relevo total en la portería del Betis cinco años después

En el verano de 2013, con el equipo también en Europa, salieron Adrián, Casto y Fabricio; llegaron Sara, Andersen y, en enero de 2014, Adán.

Por  4:08 h.

A finales de marzo, el vicepresidente deportivo del Real Betis, Lorenzo Serra Ferrer, fue rotundo cuando repasaba la actualidad de la entidad en ABC de Sevilla. «No tener que hacer una revolución otra vez da una cierta tranquilidad». Se le preguntó entonces si en el verano de 2018 habría que llevar a cabo un elevado número de cambios en la plantilla. El notable resultado ofrecido por el equipo, sexto en la tabla y clasificado para la Liga Europa, se convirtió en un argumento sólido para dar continuidad a buena parte de los componentes del primer proyecto de Quique Setién en Heliópolis. Sin olvidar, eso sí, la necesidad de reforzar determinadas parcelas en las que se detectan carencias y, también, por aquello de tener que afrontar tres competiciones en lugar de dos. La situación, por tanto, presenta diferencias con la de hace un año, cuando el discreto nivel exhibido por determinados futbolistas obligó a Serra y compañía a darle un giro importante al equipo. En el presente también se registran novedades. La línea con más movimiento hasta ahora en el mercado verdiblanco ha sido la portería. El relevo está encima de la mesa. Los datos son claros. Ninguno de los tres porteros que defendieron la meta verdiblanca a lo largo de la temporada 17-18 seguirá en Heliópolis. El cambio de imagen es radical. Para encontrar un precedente hay que remontarse cinco años atrás.

Entonces, el Betis también había terminado el campeonato liguero logrando el billete para disputar competición continental. En la temporada 12-13, tres porteros se repartieron los minutos de juego a las órdenes del entonces entrenador, Pepe Mel. Hubo bastantes cambios en las primeras jornadas. Fabricio fue el elegido para los dos primeros partidos. Sin embargo, Casto entró en escena a continuación. Y una lesión del extremeño en el transcurso del encuentro de la sexta jornada disputado en Málaga provocó el debut con el primer equipo bético de Adrián. El canterano se hizo fuerte en la portería hasta participar en 31 partidos ligueros más de aquella campaña. El Betis se había clasificado para Europa y Mel seguía al frente del equipo en la 13-14. Pero la revolución en la portería fue total. Adrián se marchó al fútbol inglés tras llegar a un acuerdo con el West Ham. Casto se fue al Murcia y Fabricio peleó por un hueco en las filas del Deportivo de La Coruña.

Cerrado el apartado de salidas, el Betis buscó en el mercado y se decidió por un portero argentino, Sara, y un danés, Andersen. El rendimiento de ambos fue tan discreto que, con motivo de la apertura del mercado invernal, la entidad verdiblanca tuvo que corregir lo hecho en verano firmando a Antonio Adán. En la primera vuelta del campeonato, Andersen y Sara se repartieron los minutos de juego. Ninguno de los dos acumuló méritos para agarrar de verdad la camiseta de titular. El inicio de la segunda vuelta terminó de aclarar las cosas. Andersen encajó cinco goles en el Benito Villamarín en la derrota ante el Real Madrid (0-5) que provocó la destitución de Juan Carlos Garrido, el segundo entrenador que pasaba por el banquillo verdiblanco en aquella temporada. El danés no volvió a jugar con la camiseta bética y se marchó con un balance total de 15 encuentros oficiales con el cuadro verdiblanco. Una semana más tarde, en el estreno de Gabriel Humberto Calderón como técnico bético, Sara fue el titular. Derrota en el campo del Celta (4-2) en el que sería último partido de Sara en la meta verdiblanca. En la siguiente jornada (2 /2/2014), Adán disputaba sus primeros minutos como jugador del Betis. El madrileño sólo fue sustituido en la penúltima jornada, con el equipo ya descendido a Segunda, cuando en el transcurso de la visita del Valladolid a Heliópolis entró el canterano Pedro, que debutaba en la máxima categoría. A partir de entonces, salvo contadas excepciones, la portería del Betis fue cosa de Adán hasta el cierre de la campaña 17-18.

En Segunda, la entidad verdiblanca decidió firmar a Dani Giménez como acompañante de Adán. El meta gallego se tuvo que conformar con participar en las tres rondas de la Copa del Rey y en los partidos de las dos últimas jornadas ligueras (Tenerife y Sporting), cuando el equipo ya había ascendido a Primera. En la máxima categoría no cambiaron los planes. Adán jugó de titular 36 de los 38 encuentros ligueros en la 15-16. Sólo la lesión sufrida en noviembre ante el Atlético ofreció una opción a Dani Giménez de jugar contra el Celta en LaLiga. La ronda copera contra el Sporting, la ida del cruce contra el Sevilla y la despedida liguera ante el Getafe, fueron el resto de sus participaciones. En la 16-17, con Gustavo Poyet al frente, el Betis firmó a Manu Herrera, que ni siquiera llegó a debutar. Adán jugó 37 partidos ligueros y Dani Giménez se tuvo que conformar con la eliminatoria ante el Deportivo y el cierre liguero contra el Sporting. Esta pasada temporada, Adán estuvo en 30 de las 38 jornadas ligueras. Su intervención quirúrgica dio paso a Dani Giménez, cuya lesión en el Metropolitano fue suplida por Pedro. Ahora, con Pau López ya en Sevilla y Joel Robles muy cerca, la portería bética se preparara para vivir nuevos tiempos.

Juan Arbide

Juan Arbide

Redactor de Deportes en ABC de Sevilla
Juan Arbide

@JuanArbide

Redactor de deportes en ABC
RT @AFDLP: Este es, por el momento, el aspecto que luce la grada baja del Gol Sur del Villamarín. Vía @JSevillano83 @AFDLP https://t.co/og0… - 12 horas ago