Rubén Castro, Molina, Xavi Torres y Matilla celebran el segundo gol bético en Sabadell. Foto: Ines Baucells (ABC)
Rubén Castro, Molina, Xavi Torres y Matilla celebran el segundo gol bético en Sabadell. Foto: Ines Baucells (ABC)

Demasiado sufrimiento final de un Betis muy superior en Sabadell (2-3)

Los errores en los últimos minutos estuvieron a punto de dejar al Betis sin la primera victoria

Por  20:54 h.
Sabadell
2
Betis
3
CE. Sabadell: De Navas; Agus (Gato, m. 64), Kiko Olivas, Crespí, Víctor (Riau, m. 76); Eguaras, Sotan, Javi Hervás; Collantes, Aridai (Edgar Hernández, m. 72) y Tamudo.
Real Betis: Adán; Molinero, Perquis, Jordi Figueras, Álex Martínez; Xavi Torres, Lolo Reyes; Cejudo (Ndiaye, m. 66), Matilla (Dani Pacheco, m. 81), Rubén Castro; y Jorge Molina (Rennella, m. 68).
Goles: 0-1, m. 21: Cejudo. 0-2, m. 33: Matilla. 0-3, m. 78: Rubén Castro. 1-3, m. 88: Edgar Hernández. 2-3, m. 89: Tamudo.
Árbitro: Trujillo Suárez (Comité Tinerfeño). Amonestó por el Sabadell a Sotan y Eguaras, y por el Betis a Xavi Torres y Perquis.
Incidencias: 8.074 espectadores en la Nova Creu Alta. Más de 3.000 aficionados del Betis, en el primer gran desplazamiento de la afición verdiblanca a tierras catalanas. En los prolegómenos del encuentro se homenajeó a García Soriano, exjuador del Sabadell y del Betis -fue campeón de la Copa del Rey de 1977-, ahora empleado del club verdiblanco.

Primeros tres puntos del Betis en el largo caminar que le espera en Segunda división, pero al final fue más sufrido de lo esperado. Con la tranquilidad por la que marchaba el partido con el 0-3, con goles de Cejudo, Matilla y Rubén Castro, los minutos finales fueron de auténtico infarto. El Sabadell, con dos goles en los últimos minutos de Edgar Hernández y Tamudo, acortó distancias y llevó nervios al equipo de Julio Velázquez. Está claro que esos errores defensivos no se pueden cometer, pero el Betis demostró superioridad durante todo el partido.

El triunfo del Betis en Sabadell se basó en una primera parte seria y efectiva. La creación de juego por el centro le siguió costando al equipo de Velázquez, pero por las bandas llegó con bastante claridad a la portería defendida por De Navas. El Betis estuvo serio atrás y aguantó bien el empuje con el que salió el equipo local. En los primeros veinte minutos el Sabadell dominó y tuvo más el balón que el Betis, que esperó su oportunidad y, empezando a presionar bien por momentos en línea de tres cuartos, ahí apareció el Betis efectivo. Pudo llegar pronto, en el minuto seis del encuentro, pero Molina, que recibió solo dentro del área, tuvo una elección desacertada y, con el balón en los pies, prefirió dejar para Rubén Castro en vez de rematar a portería. Tres minutos después la tuvo Crespí a la salida de un córner, pero su cabezazo se marchó por encima de la meta defendida por Antonio Adán.

Pero el paso de los minutos, los pocos apuros pasados en defensa y el incansable apoyo de la fiel infantería bética hicieron al Betis entrar en un estado de tranquilidad sobre el césped, que le hizo ir ganando metros hacia la meta contraria y posesión de balón, y así llegó el primer gol del Betis en la temporada 2014-15. Corría el minuto 21 de juego cuando Álex Martínez lanzó una falta muy peligrosa contra la meta defendida por De Navas. El portero local no supo atajar bien y dejó el balón muerto dentro del área, lo recogió Rubén Castro pero tampoco acertó con la portería y el rechace le llegó a Cejudo que debutó en partido oficial con el primer equipo verdiblanco anotando de disparo fuerte y raso. El gol terminó de asentar al Betis que empezó a dominar con más claridad.

El segundo tanto no tardó mucho en llegar. En el minuto 33, Matilla inició un ataque del Betis en línea de tres cuartos y avanzó metros, mientras Rubén Castro entraba por el flanco izquierdo y se desmarcaba, recibiendo el balón. Delante de un defensor, el canario quebró y vio como Matilla entraba solo en segunda línea; le dejó el balón y el centrocampista, con un perfecto derechazo, perforó de nuevo la portería defendida por De Navas. Con la superioridad y la tranquilidad que daban al Betis los dos goles se llegó al descanso.

En la reanudación, el público local y los jugadores arlequinados protestaron mucho un gol anulado a Tamudo, tras disparo al palo de Javi Hervás al que Adán no llegó. Pero ahí se acabó el Sabadell. El Betis siguió controlando la situación y salvo esa acción no vio peligrar su distancia en el marcador. Los más de tres mil aficionados béticos en las gradas de la Nova Creu Alta empezaban a celebrar y disfrutar el primer triunfo de su equipo en el largo caminar que será esta Segunda división. Velázquez empezó a mover el banquillo y ‘redebutó’ Alfred Ndiaye. El senegalés sustituyó a uno de los destacados y autor del primer gol, Cejudo, y se llevó una tremenda ovación por parte de los seguidores verdiblancos. Molina, al que le faltó el gol pero que dejó detalles tremendos en la punta del ataque dándose la vuelta y combinando con sus compañeros, también fue sustituido por Enzo Rennella, protagonista del tercer gol bético. Rubén, con unas ganas tremendas de marcar, disparó desde fuera del área y el balón rechazó en el franco-italiano, que despistó a De Navas y el balón terminó entrando en la portería local. El colegiado, protestado por un gol anulado al Sabadell al inicio de la segunda mitad, le dio el tanto al delantero canario, como reflejó en el acta del encuentro.

Pero cuando el partido estaba más tranquilo, en el tramo final apareció el Betis desajustado en defensa y encajó dos goles en un minuto. Primero fue Edgar Hernández y luego Tamudo, para poner los nervios en la defensa del conjunto verdiblanco y los ánimos en la afición local. Al final no ocurrió una desgracia y con más apuros de los previstos, por lo visto el partido, el Betis suma los primeros tres puntos de la temporada.