Mercedes Alaya entra en los juzgados
Mercedes Alaya entra en los juzgados

Alaya y el caso Betis: “Se han desaprovechado años de instrucción”

"Se han utilizado a la Justicia y a los inspectores de Hacienda, que realizaron un trabajo impresionante en la causa", ha dicho la magistrada.

Por  17:26 h.

La jueza Mercedes Alaya, que instruyó la investigación contra el expresidente del Betis Manuel Ruiz de Lopera por apropiación indebida, ha vinculado su absolución final al pacto extrajudicial alcanzado con el club y dos de las tres asociaciones que acusaban, a las que ha culpado de “utilizar la Justicia”. Alaya ha dejado claro, en declaraciones a los periodistas, que la sentencia dictada por la Sección Tercera de la Audiencia de Sevilla, que absolvió a Lopera y a todos los acusados, aún no es firme, ya que fue recurrida por Béticos por el Villamarín (BxV).

BxV fue la única asociación que mantuvo la acusación particular al desvincularse del acuerdo alcanzado el pasado julio (ya con el juicio iniciado) entre Lopera, el Betis, Liga de Juristas Béticos y Por Nuestro Betis, por el que el expresidente y Luis Oliver cedían sus acciones a cambio de 15 millones de euros. Con ese acuerdo, el club y las dos asociaciones se dieron por resarcidos y renunciaron a continuar con las acciones judiciales y la Fiscalía rebajó su petición de pena de 3 años de cárcel a 6 meses sustituibles por una multa de 3.600 euros.

El juicio siguió celebrándose, ya que Béticos por el Villamarín se mantuvo como acusación, si bien la sentencia fue absolutoria, lo que a juicio de Alaya supuso “desaprovechar años de instrucción y utilizar a la Justicia y a los inspectores de Hacienda” que hicieron un “impresionante trabajo”. Alaya ha defendido que durante la instrucción “llegamos a demostrar que con la contabilidad oficial había 25 millones que habían defraudado” y “nadie descarta que pudieran llevar una contabilidad paralela”. Pese a que la sentencia señala que los informes periciales de Hacienda se basan en conjeturas y futuribles, la magistrada ha asegurado que recogen “hechos consumados”.

Aunque ha admitido no haber leído la sentencia, ha considerado demostrado que el concurso de acreedores era “culpable”, que el expresidente bético “no había comprado todas las acciones que decía” y que “había unidad de caja” con sus diferentes empresas. Pero ha subrayado que es un caso “muy particular” porque las partes “llegaron a un acuerdo económico donde dieron a Lopera un montón de millones”, y ha dicho que le han “contado” que el club preveía que las acciones subieran de precio con un proyecto de recalificación de locales en la zona del estadio y ante ese temor prefirió el acuerdo para pagar 15 millones a Lopera y Oliver a mantener el proceso y correr riesgos.

Redacción

Redacción