Presentación de Álex Moreno como jugador del Betis (Foto: JUAN FLORES)
Presentación de Álex Moreno como jugador del Betis (Foto: JUAN FLORES)

Álex Moreno: “Desde pequeño siempre me llamó la atención el Betis”

"Creo que es la cosa que en 26 años tenía más ganas de que pasara", señala el lateral sobre su fichaje

Por  21:57 h.

Álex Moreno, lateral zurdo del Real Betis, concedía una entrevista al programa “Todo al verde” de Betis TV en la que explicaba cómo fue su llegada a Heliópolis tras la dura negociación con el Rayo Vallecano. “Ya partimos de la base de que había interés el año pasado. Querían seguirme más de cerca, que jugara en Primera todo el año. Se pusieron en contacto conmigo y mi agente y fueron a ficharme porque veían que tenía cualidades para estar aquí”, afirmaba.

 

El catalán señalaba que durante la pasada campaña “estaba centrado allí en jugarlo todo y cuando salió la oportunidad no lo dudé. Se ha tardado bastante en hacer el fichaje. Creo que es la cosa que en 26 años tenía más ganas de que pasara. Cuando sucedió fue una ilusión enorme. Con ganas de debutar, saltar al campo y ahora tengo la oportunidad de ser titular y ojalá siga así”.

 

Álex Moreno señalaba que “quería que fuera este año sí o sí. Luchamos para mantenernos pero el descenso del Rayo te abre las puertas de venir aquí. Las ganas eran enormes. Por muchos equipos que te llamaran tenía en mi mente venir y pese a todo lo que ha podido salir las ganas se demostraban tanto en poder venir aquí y mi ilusión ha hecho que yo pudiera estar aquí”.

 

“Es verdad que desde pequeño el Betis siempre me llamó la atención. A pesar de todos los años que han pasado siempre gusta verlo por la tele por cómo juega, anima la afición, aprieta. Si ya se te pone la piel de gallina, imagínate jugando aquí. Es bonito de verlo pero lo especial es jugar aquí”, afirmaba Álex Moreno.

 

Y por ello explicaba las lágrimas de su presentación. “Era mucho sufrimiento por estos tres meses, por lo que he pasado, y la familia y mi agente. Estás deseando ir a un club que apuesta por ti y cuando tu deseo es vestir la camiseta vienen muchos recuerdos y cuando se cumple pues se te viene todo abajo. Es difícil de explicar. Había momentos que a veces decías que sí, dormías la siesta y te decía el agente que no, luego que sí. Había momentos de mucha tensión y contradicciones. Lo que ha ido saliendo en prensa que estaba cerca, luego que estaba lejos y eso me afectaba en mi estancia en el Rayo. No estaba bien mentalmente, no estaba cómodo con la situación y tenía muchas ganas de poder estar aquí”.