Atlético-Betis: le sigue faltando ese plus para estar ahí arriba

El Betis no logra adelantarse en una buena primera mitad y ve cómo la presión del Atlético le desbarata gracias al tanto de Correa

Por  8:20 h.

Entrevista de trabajo. El Betis llega con una carpeta gruesa con sus mejores tareas. Doce puntos y un fútbol más que interesante. El Atlético le evalúa para saber si entra en el selecto club de la zona alta. Quizás sea el examinador más exigente, el que no se despista por la forma y sí exige un fondo concreto. Permite al candidato hablar en la primera fase. Ahí demuestra sus cualidades pero no remata la faena. En el turno de respuesta, el Atlético le deja claro al aspirante cómo se hacen las cosas en este rodeo. Qué hay que completar para vivir en las alturas, donde el vértigo sólo marea al resto y las ocasiones hay que aprovecharlas. Correa desnuda la bisoñez de Junior y marca un camino que está reservado. En su turno de réplica final, el Betis ya está tocado y sus argumentos chocan con la solidez del experto. Ha estado cerca, se ha quedado a las puertas. Guardaremos su currículum. Le tendremos en cuenta. No son palabras vacías. Verdaderamente ha dejado huella. Pero tampoco era el día. El Betis ha crecido para optar a estas realidades pero aún le falta ese toque, ese plus, para ser uno más. Cayó por detalles que parecen pequeños pero que no son fáciles de edificar. En ello están desde Heliópolis y el tiempo tendrá la siguiente palabra. Fútbol tiene; presupuesto, está en ello. Que nadie olvide las cifras: el Atlético prevé ingresar 400 millones, los verdiblancos manejan alrededor de 130 en el ejercicio en el que nos encontramos.
Jerarquía. Eso quiso poner en práctica el grupo de Setién en un escenario tan privilegiado. Y lo logró en un arranque de verdad, donde fue a por el partido y comprometió a su potente rival en su casa. Ha crecido el Betis rápido en este tiempo para tener algo que decir en estos partidos. Lejos están aquellas jornadas en las que desaparecía de los terrenos de juego por la lógica aplastante de la superioridad rival. El árbitro siempre tiene algo que decir en estas citas y se veía que Undiano no caía bien en las filas béticas. Y ahí no hubo error. Joaquín, un clásico de bromas con los árbitros, esperaba a Juanfran para el sorteo de campos y ni siquiera se dirigió al navarro, quizás con el que más veces ha coincidido sobre un terreno de juego. La realidad del partido evidenció que es un colegiado casero, sobre todo en la permisividad del juego duro local.
El Betis encuentra petróleo en los huecos del Atlético. Un mirlo blanco. Hay espacios en un sistema tan perfeccionado. Una autopista, de hecho. Saca el balón la zaga en dos toques ante la presión rival y Guardado filtra para la carrera de Loren. El error en la fuerza del control le hace perder al marbellí la ventaja para verse encimado y tener que deshacerse del balón cruzándolo mal ante Oblak. Lamento porque esa jugada, en el minuto cuatro, pudo haber cambiado todo el escenario. Un acierto así casi le hubiera garantizado un puesto en la empresa en la que quería entrar. Pero el fallo indica parte de lo que le falta a este Betis para ganarse ese paso.
El Atlético acepta la invitación bética y sale a presionar. Sigue sin hacerlo del todo bien. Guardado se lesiona en los isquiotibiales y sale William Carvalho en su lugar. No nota que entra en frío y aprovecha que nadie le encima para disfrutar de sus mejores minutos. Joaquín está desconocido puesto que no enlaza lo habitual. Lo Celso sí busca en los medios lo que la banda le ciega. Undiano perdona amarillas a Juanfran, Saúl y Filipe Luis. El Betis tiene la pelota. Sidnei la recupera siempre bien ante Griezmann y Bartra o Mandi, con Kalinic. La pelota es verdiblanca pero no hay tiros a puerta. No los habrá. La primera amarilla es para una carga de Junior que puede ser hasta legal. El juego duro local sale indemne.
Tras el descanso, Lo Celso se encuentra con Rodrigo en un disparo desde la frontal. Joaquín ya interviene más. El Betis aparece más cómodo pero dura poco tiempo así. Griezmann prueba a Pau y Kalinic se encuentra con el poste tras un buen reverso en la frontal. El susto encoge al Betis, al que le dura cada vez menos el balón. Problemas en la salida. Simeone le dijo a sus hombres en la caseta que intensificaran su presencia en el campo bético. Como el Athletic en aquella primera parte para olvidar de los de Setién en el Villamarín. Rodri se encuentra otra vez con Pau. La grada se viene arriba. Simeone es el director de orquesta. Otra vez el portero bético, ahora ante Kalinic. El gol va a llegar. El Atlético alimenta su fe con robos altos y en uno de ellos Correa le birla la pelota a Junior e inicia una jugada que concluye con tiro cruzado hacia el gol. La misión se pone más difícil. El puesto, por ahora, no será suyo. Setién mueve la pizarra y Mandi casi empata tras centro cerrado de Canales. El Atlético se encierra. Tiene su botín. Pau vuelve a intervenir con una mano ante Godín. Sanabria lanza fuera una falta y Undiano remata su faena dando sólo dos minutos de alargue que, en manos de un Atlético con ventaja, duran un suspiro.

Mateo González

Mateo González

Jefe de Sección de Deportes en ABC de Sevilla
Mateo González

@Matglez

Periodista / Journalist. Jefe de Deportes de @abcdesevilla, @AFDLP y @Orgullo_Nervion RT no significa estar de acuerdo
RT @AFDLP: Javi García sufre una rotura muscular en el muslo izquierdo https://t.co/GhCAXC12iu vía @RealBetis @AFDLP #Betis - 6 horas ago