Los jugadores del Barcelona celebran el tanto de Jordi Alba (foto: AFP)

Barcelona – Real Betis (5-2): Superado de cabo a rabo

El gol inicial de Fekir, un espejismo; los de Rubi, sin argumentos para evitar la goleada

Por  23:09 h.
Barcelona
5
Betis
2
FC Barcelona: Ter Stegen; Semedo, Piqué, Lenglet, Jordi Alba; Busquets (Vidal, m. 72), Sergi Roberto, De Jong; Rafinha (junior, m. 80), Carles Pérez (Ansu Fati, m. 77) y Griezmann.
Real Betis: Dani Martín; Emerson, Bartra, Sidnei, Pedraza; Guardado (Kaptoum, m. 60), William Carvalho; Canales (Lainez, m. 74), Fekir, Tello (Joaquín, m. 60); y Loren Morón.
Goles: 0-1 (m. 15): Fekir. 1-1 (m. 41): Griezmann. 2-1 (m. 49): Griezmann. 3-1 (m. 51): Carles Pérez. 4-1 (m. 60): Jordi Alba. 5-1 (m. 77): Arturo Vidal. 5-2 (m. 79): Loren Morón.
Árbitro: González González (C. Castellano-Leonés). Amonestó a Piqué (m. 31) y William Carvalho (m. 89).
Estadio: Nou Camp.

Dolorosa derrota del Betis de Rubi en el Camp Nou. El Barcelona ha superado en todo momento al conjunto verdiblanco a pesar de que los verdiblancos se adelantaron en el luminoso merced a un buen gol de Fekir. Fue un espejismo. La presión asfixiante del equipo de Ernesto Valverde en cuanto perdía el esférico hizo que el Betis viviera arrinconado en su área hasta el minuto 60,  cuando Jordi Alba puso el momentáneo 4-1 en el marcador. En el periodo entre el minuto 41 cuando Griezmann empató y el mencionado 60 (19 minutos), Dani Martín recogió cuatro veces el esférico de su portería. Después, la abrumadora superioridad dio paso a media hora en la que al menos Loren Morón firmó un golazo para maquillar la sonrojante goleada que había ampliado Arturo Vidal.

El partido arrancó con el Barcelona controlando la posesión, con un Betis agazapado a la espera de una contra. A los siete minutos, la creatividad del equipo de Valverde en la banda de Emerson estuvo a punto de concretarse en una jugada de fantasía al primer toque entre Jordi Alba, Rafinha y Griezmann que afortunadamente murió en las cercanías de Dani Martín. Hasta el minuto 10, no se produjo el primer acercamiento con intención de los hombres de Rubi, pero los minutos pasaban sin que la tónica del encuentro se modificara: intenso dominio azulgrana con una circulación rápida del balón y un Betis que, pese a la sensación de agobio, sobrevivía de momento alrededor de su portería.

Y llegó el minuto 15. Canales robaba un balón en la medular, lograba conectar con Loren Morón y en un abrir y cerrar de ojos, Fekir recibía un pase en profundidad que el campeón del mundo cruzaba con la zurda a Ter Stegen ante la mirada de Jordi Alba. 0-1 y a mantener el mismo guión.

Fekir, celebrando su gol en el Nou Camp (foto: EFE)

Así, la posesión seguía siendo del equipo local pero, en el fondo, Dani Martín no pasaba demasiados apuros. El fantasma de las ausencias de hombres como Dembélé, Luis Suárez y, sobre todo, Leo Messi empezaba a planear en el Camp Nou ya que, pese a la sensación de dominio, faltaba acierto en el último pase. El Betis, muy ordenado, cerraba todos los caminos al gol pero con la rémora enorme de la casi total orfandad en cuanto a la posesión. A los 34 minutos, una nueva contra visitante acabó con un venenoso centro de Emerson al que Loren no llegó por poco. En esos minutos, Fekir demostraba con controles inverosímiles y forzando faltas que se gustaba en el escenario. Era la única noticia positiva hasta el momento.

Griezmann lo cambia todo

El empate casi llegó en un balón de Jordi Alba a Rafinha que milagrosamente desvió Sidnei a córner, con Dani Martín batido. Sin embargo, fue la antesala del tanto de Griezmann. Corría el minuto 41 y el delantero francés aprovechó un pase largo en profundidad al corazón del área para superar a Bartra y en un escorzo batir por bajo a Dani Martín en su salida. Con la igualdad en el marcador se llegó al descanso.

Jordi Alba felicita a Griezmann tras uno de sus goles en el Barcelona-Betis (foto: EFE/Alejandro García)

En la segunda mitad, los protagonistas seguían ciñéndose a la hoja de ruta marcada desde los banquillos. Presión asfixiante del Barcelona en cuanto perdía el esférico para recuperar la posesión, rápida circulación y paciencia en el lado heliopolitano aguantando las embestidas a la espera de trenzar un ataque tras robo de balón. El plan bético, sin embargo, iba a saltar por los aires muy rápido. La calidad de Griezmann puso por delante al Barcelona en el minuto 49. En una jugada en el costado derecho del ataque local, el galo se inventó un lanzamiento con su pierna izquierda al ángulo que Dani Martín no supo detener. Le tocaba al Betis inventar algo si pretendía puntuar.

Pero la dinámica del choque, a pesar de que el Barcelona retrasó algo sus líneas, parecía más encaminada a un tercer gol azulgrana que al empate visitante. Y llegó. Carles Pérez demostró su calidad en la corona del área, esquivó a Guardado y con un disparo raso alojaba el esférico en la red. Eran minutos muy oscuros. El Betis era incapaz de engarzar una jugada, perdiendo con inusitada rapidez la pelota en las cercanías del área. En una de estas situaciones, Jordi Alba remató en semifallo para hacer el cuarto ante un Dani Martín que veía cómo casi cada remate entre palos acababa en el fondo de la red, totalmente superado. Y sin Messi, Luis Suárez y Dembélé…

Pedraza pugna con Carles Pérez (Reuters)

Pedraza pugna con Carles Pérez (Reuters)

Con tanta ventaja, los de Valverde rebajaron ahora sí la presión, lo que pemitió a los verdiblancos respirar mínimamente aunque sin ideas para hacer daño al rival. Rubi introdujo a Joaquín y Kaptoum por unos desaparecidos Tello y Guardado, pero sin efecto. Lainez relevó a Canales para ver el quinto tanto local firmado por Vidal en una contra fulminante conducida por Carles Pérez y Griezmann. Loren, el único que junto a Fekir se salvó del suspenso, se inventó un lanzamiento a la escuadra desde fuera del área para maquillar el marcador. Y ahí terminó todo. Ahora, el Leganés el próximo sábado, los dos únicos equipos que al final de la segunda jornada marchan con cero puntos en la tabla.