Betis-Celta (3-3): Regaló dos puntos el día en el que tocaba aburrir con la posesión

Los verdiblancos desaprovecharon un 2-0 y Canales tuvo que salir al rescate al final

Por  22:50 h.
Betis
3
Celta de Vigo
3
Pau López; Mandi, Bartra, Sidnei (Tello, m. 85); Francis (Joaquín, m. 79), William Carvalho, Guardado, Canales, Lo Celso, Junior; y Loren (Sanabria, m. 79)
Sergio; Hugo Mallo, Roncaglia, Cabral, Juncà, Beltrán, Okay, Brais Méndez (Araujo, m. 89), Emre Mor (Maxi Gómez, m. 60), Iago Aspas y Boufal (Hjulsager, m. 46)
1-0, m. 32: Loren. 2-0, m. 56: Junior. 2-1, m. 62: Maxi Gómez. 2-2, m. 69: Brais Méndez. 2-3, m. 83: Maxi Gómez. 3-3, m. 86: Canales
Estrada Fernádez (Comité Catalán). Amonestó a Juncà, Joaquín, Canales, Junior, Mandi, Okay

No levanta el vuelo. Ni siquiera cuando se pone ganando por 2-0. El Betis no termina de despegar, sigue sumido en una crisis de resultados que ya sí que empieza a preocupar. Sobre todo porque no vence ni cuando cambia bastante cosas. Aunque sólo fuera en la primera. Porque ahí los verdiblancos fueron superiores. Mucho. De hecho, mereció más premio que el 1-0 (gol de Loren) que se llevó al descanso. El paso por los vestuarios le sentó fatal, pero lo contrarrestó con un segundo tanto. Parecía que el 2-0 le iba a permitir al cuadro heliopolitano salir de la crisis, pero el Celta le dio la vuelta al marcador. Con dos tantos de Maxi Gómez y uno de Brais Méndez, los visitantes pusieron un 2-3 en el electrónico que, afortunadamente, pudo neutralizar Canales con un auténtico golazo de falta. Pero el resultado, ni mucho menos, se puede dar por bueno. El Betis no gana y, además, desperdicia ventajas como las de hoy. La imagen hoy, en la primera parte, fue distinta. Con más verticalidad y ocasiones reales, pero Setién no termina de dar con la tecla. Y a los verdiblancos se les está escapando su liga. Y eso que todos los de arriba están fallando semana tras semana.

El Betis comenzó bien. Con otro aire. Se le reclamaba más verticalidad que en partidos anteriores, y la tuvo. Especialmente, gracias a la figura de Sergio Canales. El cántabro está un punto por encima que el resto de sus compañeros. Le da ese plus que necesita el equipo para mover la pelota con velocidad en ataque. Y si a eso le suma, como esta noche, disparos peligrosos a puerta, el cuadro bético es bastante mejor. Ya sólo le falta afinar la puntería, porque el centrocampista tuvo hasta cuatro ocasiones para haber podido batir al meta rival. Pero, afortunadamente, Loren sí acertó. Después de un par de sustos del Celta (con gol bien anulado incluido), el delantero terminó con mucha clase una jugada que comenzó Pau López con un saque en largo hacia Francis, quien sirvió bien hacia un Lo Celso que volvió a dejar otra muestra de su enorme calidad con una asistencia de calidad.

Justo después de eso, que fue pasada la media hora, Canales pudo hacer el 2-0 si el balón no se hubiera estrellado en el palo, pero es que antes del tanto del canterano lo había intentado de chilena, desde fuera y errando bajo palos tras un rechazo visitante. Tanto aparte, el Betis no perdió su idea de juego, pero es verdad que pareció querer llevarla a cabo unos metros por delante. Se notó la vuelta de Guardado y, aunque hubo algún desajuste atrás, lo cierto es que el resultado al descanso hizo más que justicia, ya que los de Quique Setién siempre demostraron querer ir más que el Celta a por los tres puntos.

El Celta buscó la reacción tras el paso por los vestuarios. Adelantó la presión y le creó problemas a los locales. De hecho, nada más comenzar la segunda parte, Pau López se tuvo que emplear a fondo ante un disparo de Emre Mor. Le costó encontrarse cómodo al Betis, pero lo bueno fue que el 2-0 no tardó en llegar. Por insistencia de Andrés Guardado, Junior se plantó delante de Sergio y definió muy bien para aumentar la ventaja en el marcador. Volvía a hacerse justicia por lo visto en el global del encuentro, pero la alegría total no duró mucho. Porque Mohamed comenzó a mover el banquillo y le dio resultado. Tanto que, en el primer balón que tocó, Maxi Gómez marcó el 2-1 en el minuto 62. Entró el partido en una fase de parón. Por las constantes faltas y por un rifirrafe entre los preparados físicos de los dos equipos. Y, justo después de eso, llegó el 2-2 de Brais Mendéz. El Celta acababa con la ventaja verdiblanca y dejaba el encuentro abierto para los últimos 20 minutos.

Y el Betis no terminó de despertar. Siguió incómodo, con el Celta creando más problemas y sin apenas tener el control de la pelota. Eso le obligó a Quique Setién a mover el banquillo a diez minutos de final. Dio entrada a la vez a Sanabria y Joaquín por Loren y Francis, pero lo que pasó es que el Celta le dio la vuelta al marcador con el tercer tanto, otra vez obra de Maxi Gómez. El jarro de agua fría fue tremendo, pero ahí sí tiró de orgullo el Betis. Y de calidad. Porque Canales marcó un auténtico golazo de falta a cuatro minutos de final. Todo hacía indicar que el marcador no se iba a mover más por falta de tiempo, pero estuvo a punto. Porque en la acción siguiente Iago Aspas estrelló el balón en el larguero en otra falta. Se quedó en eso. Y acabó el partido. El Betis desperdició una ventaja de dos goles y acumula cuatro jornadas sin ganar, lo que le deja en tierra de nadie, a cuatro puntos tanto del descenso como de su objetivo, la zona europea.

Ramón Román

Ramón Román

Redactor Jefe de Deportes de ABC de Sevilla
Ramón Román

@RamonRomanR

Redactor Jefe de Deportes de ABC de Sevilla (https://t.co/8Bf016uxHw y https://t.co/WIQmXsNlog).
¿Cuántos vais a ver el debate? - 18 mins ago