Los jugadores del Betis celebran el gol de Sanabria ante el Dudelange (Foto: J. M. Serrano)
Los jugadores del Betis celebran el gol de Sanabria ante el Dudelange (Foto: J. M. Serrano)

Betis-Dudelange (3-0): golpetazo de calidad para golear en la Europa League

Los de Setién no se encontraron cómodos pero fuero a más en la segunda parte con los goles de Sanabria, Lo Celso y Tello

Por  20:55 h.
Betis
3
F91 Dudelange
0
Joel Robles; Bartra, Javi García, Sidnei; Barragán, Guardado (Lo Celso, m. 60), William Carvalho, Inui (Joaquín, m. 71), Tello; Sanabria y Sergio León (Kaptoum, m. 81).
Frising; Jordanov, Schnell, Prempeh, El Hriti; Couturier, Kruska, Mélisse (Stumpf, m. 66); Stolz (Kenia, m. 76), Turpel y Sinani (Okar, m. 81).
1-0, m. 55: Sanabria. 2-0, m. 80: Lo Celso. 3-0, m. 88: Tello.
Andrew Dallas (Escocia). Amonestó a a Sanabria, Kruska, El Hriti
Benito Villamarín. 40.133 espectadores.

Cumplió. Con menos contundencia de lo que se preveía, pero el Betis consiguió la victoria ante un Dudelange que se presentó en el Benito Villamarín siendo un equipo bastante incómodo a pesar de su falta de calidad. Y por ello a los verdiblancos les costó hacer su juego. De hecho, casi que no lo hicieron durante todo el encuentro. Pero al final se impuso la lógica y la diferencia de nivel en la segunda parte, cuando aparecieron Sanabria, Lo Celso y Tello para hacer los tres tantos del duelo. El primero, con suspense. El segundo, con un gesto de crack del argentino. El tercero, tras jugada de Joaquín. Los aficionados esperaban una goleada para coger moral y esta terminó llegando. No fue lo vistosa que se esperaba, pero el Betis ya va marcando su territorio en la Europa League.

Incómodo. Espeso. Así estuvo el Betis durante toda la primera mitad. Quique Setién volvió a rotar, introdujo seis cambios en la alineación con respecto al once que saltó ante el Leganés, pero ese no fue el problema. La realidad es que todo el mundo se esperaba un paseo de los verdiblancos. Y nada más lejos de la realidad. Los de Heliópolis no salieron conectados al cien por cien, y se llevaron un susto. Porque lo primero que pasó en el partido fue que el Dudelange combinó a la perfección para salir desde su campo con el balón y plantarse al borde del área bética. Ahí tuvo que hacer acto de presencia Joel Robles para desviar a córner un disparo con mucha intención de Jordanov. El Villamarín se llevó un susto y el equipo reaccionó. Ya sí se hizo con el balón, con la posesión, pero no con las ocasiones. Tampoco con su juego característico. No hubo tanto toque, ni tanta movilidad. La sensación de peligro no aparecía, por más que el Betis no paró de intentarlo, sobre todo por la banda derecha. Pero ni Barragán consiguió centrar con peligro ni Sanabria y Sergio León aparecieron para ponerse de gol.

Así, lo más normal es que ocurriera lo que terminó pasando, que no se moviera el marcador. Porque el Dudelange ya sólo fue capaz de inquietar a los verdiblancos en una ocasión más, mientras que los de Setién sólo tuvieron alguna opción de marcar a través de Guardado. Primero, con un disparo muy mordido desde el borde del area que se fue pegado al palo. Y luego, con una falta en la que el mexicano no supo engañar al portero, quien esperó inmóvil en su paso para despejar el esférico. Tampoco pasó mucho más, así que Setién ordenó que el banquillo.

Pero no hubo cambios en el descanso, aunque sí varió totalmente la dinámica del partido tras el paso por los vestuarios. Tanto que, en apenas diez minutos, pudo moverse el marcador en varias ocasiones. Primero, a favor del Betis, con un pase de Sanabria desde la izquierda que Sergio León remató muy mal dentro del área. Luego tuvo que aparecer Joel Robles en plan salvador con una mano que, a buen seguro, aparecerá en los resúmenes de las mejores paradas. No fue algo casual, porque el guardameta tuvo que intervenir de nuevo en el minuto 53 tras no cerrar bien Javi García ni Sidnei. Pero la reacción bética no tardó en llegar. Y, esta vez, con final feliz. Porque en el minuto 55 llegó, por fin, el 1-0. El autor del tanto bético fue Sanabria, quien remató a portería tras recoger un rechazo de un cabezazo de Sidnei que fue repelido por un defensa visitante.

Tras el tanto, la intensidad volvió a descender. El Betis ya tenía a su favor tanto el dominio como el marcador, pero el Dudelange no bajó los brazos. Los de Luxemburgo mostraron cierta capacidad para la combinación, por lo que ni mucho menos había que descartar que fueran capaces de empatar. Y por ello Setién intentó cambiar la dinámica moviendo el banquillo. Dio entrada tanto a Lo Celso como, minutos después, a Joaquín. El mensaje estaba claro: tener el balón en zonas más ofensivas. Y, aunque en principio no funcionó demasiado, sí lo hizo, y con creces, al final. Porque el centrocampista argentino sería el autor del segundo tanto al marcar un auténtico golazo. El control quedará para el recuerdo. Tras ello, continuaron los cambios. Y también las ocasiones. Porque Sanabria tuvo el 3-0 en el minuto 83, pero falló en la definición tras una buena jugada personal. Quien no erraría sería Tello en el tramo final, cuando, a pase de Joaquín, hizo el definitivo 3-0 que permiten a los de Heliópolis quedarse en la segunda posición del grupo al sumar cuatro puntos por los seis que tiene el Milan.

Ramón Román

Ramón Román

Redactor Jefe de Deportes de ABC de Sevilla
Ramón Román

@RamonRomanR

Redactor Jefe de Deportes de ABC de Sevilla (https://t.co/8Bf016uxHw y https://t.co/WIQmXsNlog).
RT @aybarrapacheco: Encuesta GAD3 para ABC: La mayoría insta al PP y a Cs a formar Gobierno: el 2-D se votó cambio en Andalucía. https://t.… - 9 mins ago