Joaquín conduce el balón en el partido de la Liga Europa ante el Milan en Heliópolis (Foto: Raúl Doblado)
Joaquín conduce el balón en el partido de la Liga Europa ante el Milan en Heliópolis (Foto: Raúl Doblado)

Betis: Encuentra el camino del gol pero pierde claridad en defensa

El cuadro verdiblanco, que ha visto portería en los tres últimos partidos oficiales, también ha acumulado dudas a la hora de cerrar su área

Por  4:21 h.

El punto sumado por el Real Betis ante el Milan generó bastantes lecturas e interpretaciones. Pese a no conseguir el triunfo, el cuadro verdiblanco tiene la posibilidad de cerrar en tres semanas ante el Olympiacos su pase a la fase de dieciseisavos de final de la Liga Europa. Y si hay contratiempo, quedaría la bala de la última jornada en el campo del Dudelange. La igualada en la cita del jueves permite al Betis seguir en la primera posición del grupo, por delante de un Milan que no ha sido capaz de superar a los de Heliópolis en ninguno de los dos compromisos disputados. Ahora, sin apenas descanso, el equipo de Quique Setién tendrá que cerrar el ciclo de siete partidos en tres semanas visitando ni más ni menos que el Camp Nou, escenario en el que espera el líder de la clasificación.

Intensidad inicial
La puesta en escena del Betis ante el cuadro de Gatusso fue casi perfecta. Los verdiblancos llegaban un segundo antes que los rivales a cada disputa. El balón circulaba con cierta velocidad y se notaba que el peligro tardaría poco en generarse dentro del área de Reina. El gol de Lo Celso vino a premiar el buen arranque de partido bético. La intensidad se mantuvo a un nivel alto hasta que el reloj alcanzó la primera media hora. Entonces bajó un poco, pero tampoco sufrieron mucho los verdiblancos en el resto de primera parte. Pau López apenas tuvo trabajo en los 45 minutos iniciales.

Segunda parte
El partido empezó a girar tras el descanso. Descendió el ritmo del Betis y el Milan empezó a sentirse algo más cómodo. Llegó el tanto del empate. Quedaba media hora y los de Setién tuvieron alguna llegada clara, en especial la protagonizada por Tello y despejada por Reina. Pero no se movió el marcador. Anotar en los primeros 45 minutos se había convertido en una pesadilla para los verdiblancos en el inicio de la temporada. Ahora que se ha conseguido derribar dicha muralla, el conjunto de Setién no ha sido capaz de gestionar convenientemente la ventaja lograda en los dos últimos partidos caseros.

El factor defensivo
El Betis ha encadenado tres partidos consecutivos viendo portería (Racing, Celta y Milan). Sin embargo, el apartado ofensivo ha perdido efecto por culpa de los goles encajados. El crecimiento experimentado por el equipo verdiblanco en la segunda parte del campeonato liguero pasado se explicó, en buena parte, por la mejoría experimentada en defensa. A partir de enero, el Betis pasó a convertirse en un equipo más seguro ante las llegadas de los delanteros rivales. La modificación del sistema y la llegada de futbolistas como Bartra cambiaron el panorama. Dejar la portería a cero se convertía en el primer paso hacia el triunfo. Esta temporada, después de la noche para olvidar protagonizada ante el Levante en la jornada inaugural, el trabajo defensivo del Betis empezó las sensaciones del curso anterior. La buena carta de presentación de uno de los fichajes, Sidnei, añadía más motivos para ser optimistas con la nómina en la que ya se encontraban Mandi, Bartra y Feddal. Al Betis le costaba una barbaridad marcar, pero al menos tampoco Pau López o Joel Robles se veían obligados a recoger muchos balones de su portería. Fueron varios partidos (Alavés, Sevilla, Valencia, Gerona, Leganés, Olympiacos y Dudelange), en los que los verdiblancos dejaron su portería a cero.

Sin embargo, la visita al campo del Atlético de Madrid señaló al equipo. La falta de acierto y contundencia en las áreas condenó al cuadro de Setién. A partir de entonces, el operativo defensivo empezó a perder estabilidad y fuerza. A nivel colectivo y también individual. Goles encajados por anticipación de los rivales a los defensas béticos. O por llegadas de jugadores contrarios al área sin que los centrocampistas verdiblancos fueran capaces de frenarlos. Sin olvidar el asunto de las acciones de estrategia. La falta de contundencia en el gol de Suso es un ejemplo. Entre las tres competiciones, el Betis acumula 15 goles a favor y 14 en contra.

La figura de Setién
El tumulto provocado en la previa del partido ante el Milan por las declaraciones efectuadas sobre Bartra dejaron a Setién en una situación comprometida de cara a la grada. Hubo silbidos cuando se anunció su nombre en el marcador. El juego del equipo trasladó el foco al césped, sobre todo en los primeros 45 minutos. Ahora, antes de un nuevo descanso liguero, espera el Barcelona.

 

Juan Arbide

Juan Arbide

Redactor de Deportes en ABC de Sevilla
Juan Arbide

@JuanArbide

Redactor de deportes en ABC
El Leganés-#SevillaFC, el domingo 23 de diciembre https://t.co/bWM9UjN7Nj vía @Orgullo_Nervion - 59 mins ago