Lance del Andorra-Betis de baloncesto (Foto: EFE)
Lance del Andorra-Betis de baloncesto (Foto: EFE)

El Betis Energía Plus bate su plusmarca histórica de derrotas consecutivas

Los verdiblancos son el colista en solitario de la Liga Endesa de baloncesto

Por  13:10 h.

El Betis Energía Plus, único equipo de la Liga ACB que no conoce la victoria en el presente campeonato, cosechó ayer en Andorra (96-68) su octava derrota consecutiva, lo que establece un récord negativo en la historia del club desde su ascenso a la máxima categoría en 1989. El club sevillano había perdido en otras tres ocasiones a lo largo de los tres últimos decenios siete encuentros consecutivos, pero siempre, hasta ahora, había logrado quebrar la mala racha al octavo partido. En las siete primeras jornadas de la campaña 1989-1990, la de su debut en la ACB, el entonces Caja San Fernando cayó consecutivamente frente a Mayoral Maristas, Puleva Granada, Huesca Magia, Gran Canaria, TDK Manresa, Tenerife y Pamesa Valencia antes de romper la serie frente al Caixa Orense, al que ganó 77-65 en Sevilla.

Quince años más tarde, en la campaña 2003-04, el plantel dirigido por Gustavo Aranzana cayó entre las jornadas 21 y 27 ante Etosa Alicante, Real Madrid, Forum Valladolid, DKV Joventut, Casademont Girona, Pamesa Valencia y Tau Baskonia, antes de volver a la senda del triunfo contra el Caprabo Lleida (93-81). El pasado curso, con el croata Zan Tabak en el banquillo, el ya denominado Betis Energía Plus perdió siete veces seguidas contra Morabanc Andorra, ICL Manresa, Iberostar Tenerife, Tecnyconta Zaragoza, Movistar Estudiantes, UCAM Murcia y Herbalife Gran Canaria; y al octavo encuentro ganó en Fuenlabrada (67-72).

Desde el inicio del campeonato, antes de caer ayer en Andorra, los béticos habían encadenado derrotas ante Valencia (80-90), GBC San Sebastián (94-60), Bilbao Basket (86-94), Unicaja (99-71), Montakit Fuenlabrada (70-73), Joventut (81-76) y Movistar Estudiantes (81-90).

El Betis Energía Plus, que en el próximo sábado recibirá al líder, el Real Madrid, terminó la octava jornada como colista en solitario de la Liga Endesa después de que el San Pablo Burgos lograse el sábado el primer triunfo de su historia en la máxima categoría del baloncesto nacional