Canales celebra el gol que le marcó al Olympiacos (Foto: AFP)
Canales celebra el gol que le marcó al Olympiacos (Foto: AFP)

Betis: Ganar para crecer, creer para seguir (1-0)

El Betis supera al Olympiacos y garantiza su pase a los dieciseisavos, como primero si vence en Luxemburgo; Canales anotó antes del descanso

Por  10:19 h.

El Real Betis ya está en dieciseisavos de final de la Liga Europa. Objetivo en el bolsillo. El primero. Luego vendrán más. Le ha sobrado una jornada. Y será ante el rival más fácil. Lo normal es que gane en Luxemburgo al Dudelange, que cuenta con cero puntos. Y selle el primer puesto del grupo. Por delante de Milan y Olympiacos. Recuerden, el Betis estaba en el bombo 3. Italianos y griegos eran los favoritos pero el que ya lo tiene en la mano es el Betis. No lo hizo a través de un partido bonito pero sí efectivo. Esto se trataba de ganar, ¿no? Llegó muchísimo a la portería de José Sá y superó a un Olympiacos que también respondió con algún susto para Joel Robles. Decidió Canales con un latigazo antes del descanso en una noche en la que también sobresalieron Lo Celso y Sidnei. El Betis es el mejor de este grupo y así lo refleja su clasificación. Cumple la primera meta del curso, la que abre la puerta a muchas más. Y afianza una base que debe servirle para crecer en LaLiga, donde aún tiene asignaturas pendientes. Ganó para crecer porque creyó para seguir.

Porque ganar es lo que importaba. Lo hizo a través de un camino diferente. El Betis quiso ser más directo. Dos delanteros en el campo. Lo Celso generando por detrás. Canales llegando. Y las alas más verticales con Tello y Junior. Un equipo muy reconocible. Con rotaciones puntuales. Consciente de la importancia de la fecha. No tendrá Setién en su vitrina este partido pero sí lo que resulta del mismo. Una fase de grupos modélica, donde ha vencido a todos sus rivales. Y el pasaporte hacia una ilusión.

Transportar esta efectividad a LaLiga es lo que le falta. Pero ahí el contexto es diferente. Puede cambiarlo todo el domingo ante la Real pero antes tenía que superar a un Olympiacos que le cerró los espacios en el arranque, esperando en campo propio. No estaba cómodo el Betis, que encontraba en Junior un estilete poco fino dentro de su posesión (75-25 a los 20 minutos). Los griegos caían poco en el señuelo, se arropaban más de la cuenta. La mejor ocasión nació del balón parado, cuando Cisse agarró a Mandi dentro del área para impedir su remate. Penalti. Sergio León tomó la responsabilidad. Su cara anticipaba lo que iba a suceder. Demasiada tensión acumulada. No lanzó mal pero Sá acertó la zona y estiró la mano. En el rechace, León entorpeció la llegada de Bartra y Sá actuó de nuevo. A partir de ahí el atacante se ofuscó. No es la primera vez que le sucede. El peso del error puede con él.

El Olympiacos se crece entre las dudas béticas y empezó a combinar. La grada trataba de elevar el ánimo de Sergio León. Lo Celso iba ya a lo suyo, en un recital de prodigios técnicos. Bouchalakis da un susto tremendo llegando de cabeza desde atrás. El rival está vivo. El campo se hace más largo y las transiciones son más pesadas. Murmullos y algún pito de impacientes en la grada. Los béticos corren más de la cuenta. Se eleva la exigencia física. En esta fase de desorden es cuando llega el 1-0. Con una buena acción de Lo Celso, que rompe líneas y busca a Sanabria en la frontal. El paraguayo la acomoda para Canales, quien recibe el regalo para decidir el partido con un latigazo. La paciencia dio sus resultados. Pero el Betis iba a conceder más sustos. Fortounis respondió con un cabezazo que superó a Joel Robles pero no al siempre atento Mandi, que salvó el 1-1 en la línea. El descanso iba a cambiar el escenario.

Lo Celso se agiganta tras esa fase y le acompaña Canales, al que se echó en falta en los compases iniciales. Se agrupa mejor el Betis y sabe correr ahora con inteligencia. La lectura es buena. El rival sí tiene que salir y el señuelo de tocar atrás funciona. William y los centrales también crecen. Sanabria merece hacer el segundo tras una buena asistencia de Tello para su carrera, que finaliza con un zapatazo que Sá desvía al larguero. Setién cambia el sistema y pone a Inui en lugar de Sergio León. El Betis amplía la estabilización y aparece más en el área rival. El segundo se acerca pero no llegará, la mayoría de las veces por mala selección de tiro. Tello se planta ante Sá tras un robo alto pero no logra disparar. Sanabria no se atreve tras una asistencia dulce de Lo Celso y poco después el paraguayo se encuentra con el meta y el rechace tampoco lo transforma Inui. No hay triunfo sin susto final y lo dio Cisse con un cabezazo en el descuento. No entró, como tantas ocasiones béticas. El triunfo en el bolsillo y el pase garantizado. Ganar es lo que buscaba y lo que consiguió porque cree en lo que hace y así crece. El domingo ha de continuar su labor.

Mateo González

Mateo González

Jefe de Sección de Deportes en ABC de Sevilla
Mateo González

@Matglez

Periodista / Journalist. Jefe de Deportes de @abcdesevilla, @AFDLP y @Orgullo_Nervion RT no significa estar de acuerdo
RT @AFDLP: Setién y el Rennes: “Era de los asequibles, aunque ellos también pensarán lo mismo de nosotros” https://t.co/HD2U4bDEgc vía @AFD - 6 horas ago