Iglesias Villanueva muestra una amarilla durante el Betis-Levante (Foto: Raúl Doblado).
Iglesias Villanueva muestra una amarilla durante el Betis-Levante (Foto: Raúl Doblado).

Betis: el incremento en las tarjetas amarillas, una señal

Pierde el primer puesto en el Juego Limpio al ver nueve amonestaciones en cuatro jornadas; en las siete anteriores le fueron mostradas sólo doce

Por  4:11 h.

El Betis ha perdido en esta jornada el liderato en la clasificación del Juego Limpio que elabora la Real Federación Española de Fútbol. Lo había mantenido desde las primeras jornadas. En la séptima, por ejemplo, contaba con doce puntos (doce amarillas) y comandaba en solitario esta tabla. Sin embargo, los de Quique Setién han visto nueve amonestaciones, más la roja al preparador físico Marcos Álvarez, en los últimos cuatro encuentros, con lo que han sido superados por el Real Madrid. La acumulación de amonestaciones en estos partidos más recientes con respecto a los anteriores es interpretada como una señal del descontento del grupo con la situación que viven en este momento. Por ejemplo, ante el Celta tres de las cuatro amarillas fueron, según el acta de Estrada Fernández, por «mostrar disconformidad con palabras y gestos a una de mis decisiones».

 

Las actuaciones arbitrales también están afectando al grupo, ya que la de Estrada fue muy discutida, pero otras acciones fueron por faltas necesarias en avances de los rivales ya que el Betis ha perdido, por fases, en algunos encuentros el control que sí ejercía en las jornadas iniciales del campeonato.

 

Un ejemplo de esto es Canales, uno de los jugadores más en forma del equipo, pero que ha sido amonestado seis veces en este curso. Cuatro en LaLiga y dos en la Liga Europa, por lo que está apercibido de suspensión en ambas competiciones. El cántabro no había sido amonestado en tantas ocasiones a estas alturas en ninguna otra campaña de su carrera.

 

A estos encuentros ligueros en esta fase se les unen el partido en la Liga Europa, ante el Milan, y el de la Copa del Rey, frente al Racing de Santander, que a pesar de concluir ambos con victorias béticas fuera de casa dejaron a tres jugadores béticos amonestados en cada uno de ellos, también por encima de la media de la temporada.