Junior celebra el gol logrado ante Las Palmas (Foto: EFE)
Junior celebra el gol logrado ante Las Palmas (Foto: EFE)

Betis-Las Palmas: Agonía para prolongar el estado de euforia

El gol de Junior en los últimos instantes le da al cuadro verdiblanco su sexto triunfo consecutivo

Por  10:51 h.

La candidatura se mantiene firme. El Real Betis dio anoche un paso más en su carrera por volver a Europa un lustro después. Tienen los verdiblancos agarrada la quinta plaza y no quieren desprenderse de ella ahora que la meta se adivina cercana. En la recta final de la Feria más feliz de los últimos tiempos, los futbolistas entrenados por Quique Setién le ofrecieron a sus aficionados otro motivo extra para mantener vivo el estado de optimismo.
Con sufrimiento, apurando casi hasta el último segundo, como ocurrió no hace mucho en Getafe. Paciencia era la palabra más repetida en la grada. La situación del equipo hace que la confianza entre los aficionados sea casi ilimitada. Y anoche, el bético encontró premio a la fe depositada en el terreno de juego. La pelota rondaba el área. Era el minuto 93. Campbell abrió para Barragán. Línea de fondo. No quedaban más balas. Buen centro. En el punto de penalti esperaban Sanabria, Tello, Amat, Mandi y Bartra. Pero el que se elevó más que todos fue Junior, uno de los futbolistas elegidos por Setién para darle un giro al equipo a mediados de la temporada. Saltó, marcó los tiempos, fijó la mirada donde quería poner la pelota y remató. Gol. Euforia. Sexta victoria consecutiva.

Tiene mérito lo que está haciendo el Betis en el final de curso. Muchísimo. Firmar un 18 de 18 no está al alcance de muchos. Pero el cuadro verdiblanco ha sido capaz de hacerlo. Y el estado de ánimo es tal que ahora mismo cuesta ver al equipo cediendo puntos. La victoria ante Las Palmas encierra un gran valor. Con sólo cinco partidos por delante, el Betis es el mejor situado para acabar en la quinta posición que ocupa actualmente. Todo ello con el colchón que supone contar con ocho puntos más que el octavo clasificado, el Gerona, al que también le gana en el balance particular.

El juego del Betis en la primera parte se desarrolló a base de impulsos. Hubo llegadas. Varios futbolistas se plantaron en el interior o en las inmediaciones del área de Las Palmas para intentarlo ante Lizoain. Fabián, Junior y Sergio León. El delantero tuvo la más clara tras recibir una magnífica asistencia de Bartra en la frontal, pero su remate cruzado lo despejó el portero rival cuando ya se cantaba gol. El central internacional se convirtió, una vez más, en uno de los referentes de su equipo. La movilidad de Calleri le generó algún dolor de cabeza, aunque gracias a su anticipación pudo hacerse con el balón y provocar dos tarjetas amarillas casi consecutivas por entradas de unos rivales que se vieron superados. Sin embargo, había cierta inquietud general. Dani Giménez no tenía que intervenir, pero Las Palmas tampoco sufrió en exceso en los minutos previos al descanso.

El paso por el vestuario le sentó bien al Betis. Se elevó un punto el nivel de intensidad. Además, Guardado entró mucho más en escena que a lo largo de la primera parte. Seguían llegando oportunidades por parte bética. Sergio León tuvo tres en una. El portero, Gálvez y otra vez Lizoain, evitaron el gol. Poco antes de que Las Palmas empezara a no querer saber nada de pisar terreno bético, Guardado ofreció un buen pase con el exterior a Sergio León que el delantero tampoco supo culminar. Quedaba media hora, pero por momentos parecía vivirse en el tiempo de prolongación. No se le podía negar las ganas a ninguno de los futbolistas béticos. Lo que faltaba era más claridad y acierto en el tramo final. Setién movió ficha. De primeras, Tello en lugar de Sergio León. Durante cinco minutos, el Betis vivió sin delantero centro justo el día en el que Loren se quedaba fuera de la lista por decisión técnica. El técnico tardó poco en dar entrada a Sanabria. También tuvo el paraguayo su oportunidad. Y Tello. Hasta Amat se animó a tirar una pared con Campbell que casi termina en gol. Se acercaba el final. Por entonces se quedó Las Palmas con uno menos al ver Macedo la segunda amarilla por una entrada sobre Guardado. Un empate que se interpretaba como un frenazo en el momento más inoportuno. Pero el actual Betis no quiere que nadie le quite su derecho a ser feliz. El asistente de moda en Heliópolis, Barragán, que segundos antes había sacado un centro potente al que no llegaron sus compañeros por poco, tiró de habilidad para poner un balón medido en el corazón del área. Por allí apareció Junior para mantener el sueño europeo más vivo que nunca.

Juan Arbide

Juan Arbide

Redactor de Deportes en ABC de Sevilla
Juan Arbide

@JuanArbide

Redactor de deportes en ABC
Berizzo recupera a Muniain pero no a Aduriz para visitar al #Betis https://t.co/t2kkEaEdj7 vía @AFDLP - 11 horas ago