Betis-Milan (1-1): Un emparedado de superioridad

El Betis sobrepasó al Milan en el arranque, con gol de Lo Celso, y en el tramo final; empató Suso y los de Setién siguen líderes de su grupo

Por  9:06 h.

Las palabras se las lleva el viento. O el fútbol. Parole, parole… «Vuelven las noches grandes del balompié», rezaba la pancarta del Gol Sur. Cierto. El Milan, siete Copas de Europa. Ahí es nada. Un muy buen equipo que fue borrado del mapa en el arranque. No se diluyó solo. Lo hizo el Betis. El equipo de Quique Setién. Le arrebató la pelota como tan bien sabe. Le dominó en todo el ancho del campo. Buscó la verticalidad y profundidad que tanto se demandaba. Generó ocasiones, se puso por delante, apenas sufrió atrás. Una superioridad evidente que tuvo un paréntesis para el protagonismo de Suso y el empate que fue emparedado por la fase final en la que volvió a merecer el Betis otro tanto, con una oportunidad clara de Tello. A Setién se le ponía en la diana por sus resbalones dialécticos cuando lo que le debe juzgar es su fútbol. Propone la mejor manera posible de ganar para este equipo. En lo que creen sus jugadores. Lo que funciona. El Betis mereció irse con tres puntos y la clasificación amarrada pero sumó un empate importantísimo mirado con perspectiva: cuatro puntos en los dos partidos con el Milan, liderato y dos choques para sentenciar el pase.

Resulta que en las previas se le hurtó al partido el protagonismo que tenía una fiesta así. Un desproporcionado de ajuste de cuentas con quien tanto bien ha hecho florecer en Heliópolis en pocos meses. Pidió perdón sincero y sin regates. Y su equipo habló en el campo. La primera parte puede ser de las mejores de la temporada. La presión altísima funcionó. El Milan estaba agobiado. A Lo Celso, omnipresente, le sobraba fuelle para tapar a Bakayoko y para marcar tras una excelente combinación larga que va del centro a la banda derecha y acaba en la contraria tras una sucesión de pases acertados, con asistencia final de Junior. Mantiene el Betis la intensidad, recupera rápido y mueve la pelota como quiere. Sedude a su presa, baila como un boxeador ágil amenazando permanentemente a su oponente para golpear cuando menos se lo espere. Sanabria se lanza dos veces a por el balón en boca de gol para que el Villamarín deje atrás sus asientos y suspire por el 2-0 que no llega. Lo merece el Betis, donde Canales tapa bien la banda derecha, Junior es un puñal, Carvalho es un metrónomo y Bartra lo barre todo. La orquesta se mueve con criterio, tapando huecos a un Milan desconcertado y generando en ataque con pisadas frecuentes en el área de Reina.

Como hizo el Celta hace unos días en el mismo escenario, el Milan cambia su dibujo por la banda y el Betis se debilita. Suso sale de la zona donde estaba asfixiado por Feddal y encuentra espacios para hacer daño. Dispara ajustado arriba y Pau López hace la parada de la noche a mano cambiada. El susto se instala en los cuerpos béticos observando una historia que se repetía. Mereció más y no sentenció antes de que el oponente despierte. Una falta de Lo Celso en la esquina del área la lanza Suso, acaparador de todo el peligro, y entran al remate tres jugadores del Milan que tapan a Pau López y la pelota sigue su camino hacia el 1-1.

Injusto en el balance global pero esperado por la deriva de los acontecimientos. Borini aprovecha el desconcierto bético para probar de nuevo a un Pau con reflejos. Sale Guardado en lugar de Joaquín, desinflado ya físicamente. Tardó Setién en hacer este cambio, porque el mexicano fue quien secó la alimentación de Suso. Quien inquieta ahora a la grada ya no es el zurdo del Milan, sino Graig Pawson. El árbitro. Sus decisiones enfadan al personal con razón. Un goteo, como el de Estrada Fernández el domingo.

Gatusso va reforzando su retaguardia en cada cambio dando por bueno el empate a estas alturas. Guardado roba un balón alto y dispara la confianza del Betis para dar un apretón final. Musacchio sale en camilla tras un terrorífico golpe con su compañero Kessie. Aplauso de ánimo del Villamarín. Loren hace una pared perfecta con Junior y éste se encuentra en su remate con el hombro de Reina. El balón sale a córner pero el árbitro pita saque de puerta. Enojo general. Lo Celso deja a Tello solo en su fenomenal carrera y su disparo lo repele Reina. Loren esperaba el pase. El marbellí, Guardado y Canales se encuentran con defensas del Milan en otra ocasión con múltiples rechaces. El Betis quiere y el Milan mira el cronómetro. Tanto que apenas se juega en el alargue. Se va el tiempo y el Betis suma un punto que le mantiene líder y con ventaja para pasar de fase.

Mateo González

Mateo González

Jefe de Sección de Deportes en ABC de Sevilla
Mateo González

@Matglez

Periodista / Journalist. Jefe de Deportes de @abcdesevilla, @AFDLP y @Orgullo_Nervion RT no significa estar de acuerdo
RT @AFDLP: Dani, sobre Joaquín: “Un futbolista con 37 años, al nivel que está, pocas veces se va a repetir” https://t.co/Iq9ziPxm6u #Betis - 2 horas ago