Vuelven Nacho y Beñat y Mel prueba el 4-1-4-1

Por  2:42 h.
El Betis se ejercitó ayer a puerta cerrada en el estadio Benito Villamarín y Pepe Mel hizo un boceto del once que pasa por su cabeza para el duelo ante el Celta. Las ausencias de Pabón y Molina, el primero con molestias y el segundo tratando de acortar plazos para que su tobillo le dé la conformidad para estar disponible, condicionan mucho la alineación pero el técnico madrileño probó con un nuevo cambio de sistema que conduce al 4-1-4-1 y con varias novedades reseñables.

La primera se produce en la defensa, en la que regresaría Nacho después de que se perdiera el duelo del Camp Nou por sanción, donde jugó Álex Martínez. No ocurriría lo mismo con Cañas, que ayer no se ejercitó por la lumbalgia, puesto que según lo ensayado Rubén Pérez permanecería como el único pivote con Nosa, que ayer se ejercitó sin problemas, y Beñat, que regresaría a la alineación tras el toque de atención de la semana pasada y dejaría fuera a Salva Sevilla, por delante. En las alas estuvieron ayer Vadillo y Juan Carlos y en la delantera, como único referente, Rubén Castro. Ganaron los titulares a los suplentes, no como la semana anterior. Ocurre que en función de cómo estén Pabón y Molina está por ver si Mel mantiene la idea del dibujo y los nombres. Presumiblemente, mañana tomará más cuerpo la idea. En la defensa, además, mantendría Mel a Amaya y Mario, así como a Chica. La recuperación de Paulao no atenta contra los centrales. Las únicas bajas seguras para el técnico madrileño son las de Perquis y Casto, ya que Vilarchao es uno más del grupo.