Rubi, junto a Joaquín y Haro, en la jornada de convivencia navideña del Betis (Foto: Raúl Doblado)
Rubi, junto a Joaquín y Haro, en la jornada de convivencia navideña del Betis (Foto: Raúl Doblado)

Betis: Rubi y el cuidado de los detalles en el confinamiento por el coronavirus

El técnico mantiene una comunicación activa con sus colaboradores y está muy encima del trabajo de los jugadores

Por  5:29 h.

Rubi no detiene su actividad con el confinamiento. El entrenador del Real Betis ya ha demostrado en innumerables ocasiones desde que aterrizó en Heliópolis que echarle horas al trabajo nunca iba a ser un problema. El primero en llegar a la ciudad deportiva y el último en marcharse. Una dedicación plena a cada aspecto que pueda incidir en el juego. Y ahora, con toda la plantilla en sus casas por obligación, el técnico está encima de todo preparando los caminos que deban tomar en el futuro que aún está por escribirse. Con un horizonte nada claro en tiempos ni en formas por la crisis actual, Rubi trabaja analizando partidos, jugadores, acciones y posibilidades mientras controla a distancia con sus colaboradores que todo vaya en orden para no perder comba si LaLiga vuelve a arrancar.

 

 
El entrenador bético pasó inquieto toda la semana en la que se anunció la suspensión de LaLiga. Veía a su equipo bien preparado para afrontar el derbi del domingo 15 de marzo en el Sánchez-Pizjuán. El triunfo ante el Real Madrid había llenado los depósitos de moral y no había lesionados en la plantilla más allá de la fase final de las recuperaciones de Juanmi y Lainez. Estuvo pendiente Rubi de las noticias que iban sucediéndose sobre el coronavirus aunque mantuvo la tensión competitiva hasta que el anuncio no fue oficial.
Desde entonces el club conoció la obligación de tener que anular los entrenamientos grupales y Rubi se reunió con sus colaboradores y con el servicio médico para diseñar los planes específicos de cada futbolista. El preparador catalán está muy encima de cada detalle. Es conocido por ser extremadamente meticuloso y su preocupación está centrada ahora en que sus futbolistas estén en el mejor momento físico posible para cuando regrese la competición.

 
«El cuerpo técnico nos insistía mucho en la última reunión que tuvimos en el estadio. ‘Señores, cuando volvamos tenemos que ser los que en mejor forma estemos’. Eso nos lo decía el entrenador por activa y por pasiva. Es lo que le transmitimos a los jugadores. Cuando volvamos vamos a depender el éxito de cómo vuelvan, que se mantengan, se cuiden, cómo hagan las recomendaciones que se les ha dado. De ahí vienen esos controles y agradecimiento porque nos consta por lo que ellos cuelgan y controles que están siguiendo a rajatabla todas las recomendaciones que se les ha dado», señalaba el doctor Rafael Muela, consejero del Betis y responsable del área médica de la entidad, en declaraciones a la radio oficial del club.

 

 
Cada mañana los jugadores y miembros del cuerpo técnico se toman la temperatura y deben enviarla a los responsables del área médica para llevar un control de la situación. Los planes de trabajo que han dado los preparadores físicos a cada jugador en función de su estado y circunstancia también los ha revisado Rubi, que al mismo tiempo ha observado la dieta que proporciona el nutricionista del club. Y hay deberes técnicos también listos para seguir mejorando cuestiones generales y personales con vídeos de ejemplos sobre acciones en el terreno de juego. Rubi no quiere dejar ningún cabo suelto y su comunicación es constante con el cuerpo técnico.
Safety car
Y es que Rubi ha tomado este parón obligado por el coronavirus como una especie de safety car que ha detenido el campeonato y pretende que el Betis tome velocidad cuando LaLiga vuelva a jugarse, si es que lo hace en los próximos meses. Maneja, al menos, los escenarios más optimistas que son los que vende Javier Tebas. En principio es con lo que se trabaja en el Betis pero teniendo en cuenta que es muy probable que todo sufra una prórroga.

 
El conjunto verdiblanco es el duodécimo clasificado. El triunfo ante el Real Madrid con el oportuno gol de Tello ha dado una enorme tranquilidad al día a día. La situación de Rubi hubiera sido mucho más compleja en caso de haber culminado con derrota el duelo ante el que hasta entonces era el líder. Se la jugaba el catalán frente al Madrid y en el derbi que finalmente se suspendió. El triunfo previo a este periodo sin fútbol otorga una calma que hubiera sido tormenta en caso de haberse despedido de la competición con derrota.

 
Así, Rubi pasó de ser el foco de atención en los días previos al Real Madrid a ver cómo pasaba casi desapercibido después y ahora la avalancha de informaciones sobre el coronavirus le ha dejado en un segundo plano al confirmar su continuidad, al menos, hasta el final de la temporada que está por ver si se juega. Tiene dos años más de contrato el catalán y está por ver si el club verdiblanco tomará o no una decisión. El panorama sigue abierto y con tanta incertidumbre como la que comporta una competición que no se sabe si concluirá o no.

Mateo González

Mateo González

Jefe de Sección de Deportes en ABC de Sevilla
Mateo González

@Matglez

Periodista / Journalist. Redactor Jefe de Deportes de @abcdesevilla, @AFDLP y @Orgullo_Nervion RT no significa estar de acuerdo
RT @Orgullo_Nervion: Ocampos, Mudo Vázquez, Banega y De Jong piden disculpas por la reunión en el confinamiento #SevillaFC https://t.co/qy4… - 4 horas ago