Joaquín celebra su gol en el derbi

Betis-Sevilla (1-0): la dinámica torna a verdiblanco

El Betis, más allá de la polémica por la expulsión de Roque Mesa, ha variado la tendencia de la última década; Joaquín rompió doce años de sequía

Por  9:15 h.

Hay que hablar del momento, por supuesto. Pero también hay que profundizar. Mirando hacia atrás y sin elevar nada a definitivo, pero en el fútbol no vale de nada quedarse en el resultado. Eso es simple, aunque realmente es lo que marca la situación de los clubes. Pero hay que ir más allá. Analizar el porqué de las cosas. Y compararlo con lo que ha venido pasando hasta la fecha. Hablar del futuro ya es para los que quieren ir de adivinos, que también los hay. Y atendiendo a todo esto, es una evidencia que las tornas han cambiado en cuanto a los derbis se refiere. Hasta la temporada pasada, y por espacio de más de una década, el Sevilla estaba a años luz del Betis. Con merecimiento. Creció y creció hasta llegar a vivir estos enfrentamientos de forma descafeinada porque los ganaba casi siempre y sus miras estaban puestas en hacer cosas grandes en Europa. Lógica, por tanto, su actitud. Pero algo ha cambiado. Ahí están los últimos resultados. La entidad verdiblanca, desde la llegada de Lorenzo Serra Ferrer, viene actuando de otro modo. Es más ambiciosa. Mucho más. Ficha mejor y tiene otros objetivos. El primordial es devolver al equipo al lugar que merece.

 

Es decir, estar en Europa. Ya es una realidad. Pero, lógicamente, también es muy importante el duelo ante el eterno rival. Y después de años y años de sufrimiento, el bético sonríe. Disfruta. Lo hizo el pasado 6 de enero, con la goleada (3-5) en el Ramón Sánchez-Pizjuán. Luego, a pesar de no ganar, lo hizo también con el 2-2 de la penúltima jornada de LaLiga pasada, ya que valía para asegurarse el puesto europeo y quedar por delante del Sevilla. Y lo volvió a hacer anoche, tras romper doce años de sequía en el Benito Villamarín. Joaquín, el estandarte de este club, fue el autor del único tanto de un partido que quedó marcado con la expulsión de Roque Mesa. Hasta entonces había habido de todo. Dominio inicial de los béticos, reacción sevillista, más peligro visitante, paso adelante de los locales tras jugar en superioridad y el gol del capitán que acababa con un maleficio que se había alargado demasiado en el tiempo.

 

Centrándonos meramente en el partido, casi que podemos saltarnos 65 minutos. Buena puesta en escena del Betis durante los primeros quince minutos, reacción sevillista para hacerse con el control del centro del campo y pocas ocasiones reales. Igualdad al descanso con sensación de algo más de peligro para los de Nervión. Y con esa dinámica comenzó la segunda mitad, pero todo varió en el minuto 65. Fue entonces cuando llegó la acción polémica de la noche. Gil Manzano expulsó por doble amarilla a Roque Mesa y, desde ahí, el Betis se lanzó a por la victoria. El canario, pasado de vueltas durante todo el encuentro, apuntaba a irse antes de tiempo a los vestuarios. Y así fue. Pau López atajó un balón, buscó el choque con el centrocampista y éste no lo evitó. El colegiado consideró que era obstrucción y lo mandó a la ducha. Decisión que podría haberse solucionado con una advertencia, aunque también es cierto que Roque Mesa -y Pablo Machín por no cambiarlo- ya había hecho méritos para ser expulsado.

 

Todo esto no quiso desaprovecharlo el Betis, que entonces sí se lanzó a por los tres puntos. Recuperó el control y empezó a merodear un área rival que apenas había pisado en la segunda mitad. Y entonces apareció Joaquín. El capitán, que saltó desde el banquillo, se estrenaba en esta Liga. Y lo hizo de la mejor forma posible, dándole la victoria a los suyos con un cabezazo impecable que ponía fin a doce años de sequía. El portuense no desaprovechó el magnífico pase de Mandi desde la derecha y el Villamarín estalló de alegría.
De ahí al final, apenas hubo fútbol. Parones, pérdidas de tiempo y la lesión de Mercado provocaron que casi no hubiera opciones para mover el marcador, por lo que el 1-0 campeó en el electrónico del Benito Villamarín una vez que Gil Manzano decretó la finalización del derbi. La acción de Roque Mesa centrará los debates en las próximas horas, aunque realmente habría que analizar por qué el Betis ha acabado con la superioridad del Sevilla.

Ramón Román

Ramón Román

Redactor Jefe de Deportes de ABC de Sevilla
Ramón Román

@RamonRomanR

Redactor Jefe de Deportes de ABC de Sevilla (https://t.co/8Bf016uxHw y https://t.co/WIQmXsNlog).
Malísima suerte la de un futbolistas que, en los ratos que ha podido estar, me ha transmitido muy buenas sensacione… https://t.co/ENUI2lHr5k - 20 horas ago