La imagen del marcador del Villamarín con el 12- ante Malta; a la derecha, Gordillo supera a un defensor maltés
La imagen del marcador del Villamarín con el 12- ante Malta; a la derecha, Gordillo supera a un defensor maltés

El idilio de la selección con el Benito Villamarín

La selección nacional disputará el lunes su decimoquinto encuentro en el estadio bético; desde 1929 acumula trece victorias y únicamente una derrota

Por  4:57 h.

España vuelve a Heliópolis. Un recinto con el que ha mantenido un idilio durante muchos años. Como parte de la Sevilla futbolística, con el Ramón Sánchez-Pizjuán, cuando disfrutó durante doce años de ser sede fija del combinado nacional para los partidos oficiales. El estreno heliopolitano con España se produjo en 1929 pero el mayor hito lo vivió con el 12-1 a Malta que selló la historia de amor entre Sevilla y la selección. A aquel encuentro de leyenda le prosiguieron doce más en los que sólo se registró una derrota nacional, la sufrida ante Francia en 1991 que privó a los dirigidos entonces por Vicente Miera de estar en la Eurocopa de 1992, el único torneo importante que se ha perdido España en décadas. Trece partidos oficiales y sólo un amistoso. Malta, Islandia y Albania son los únicos que repitieron. Ahora se estrena Inglaterra. Vuelve el equipo de todos a un Villamarín que recibirá a los de Luis Enrique como en esas grandes noches por las que Sevilla fue considerada la casa indiscutible de la selección.

 

Página gráfica de ABC sobre el España-Portugal de 1929 en Heliópolis

Página gráfica de ABC sobre el España-Portugal de 1929 en Heliópolis

El estreno del Stadium de la Exposición: España, 5-Portugal, 0 

Se trataba de un amistoso con el que el equipo nacional, entrenado por José María Mateos, honraba a la Exposición Iberoamericana de Sevilla. Se celebró el 17 de marzo de 1929 y el protagonismo goleador se lo llevaron Gaspar Rubio (tres tantos) y Padrón (dos). En la crónica de ABC, firmada por Juan Deportista, se recogían ricos pasajes del encuentro. En primer lugar, se refería al escenario del encuentro como “el templo” y lo justificaba así: “En el recinto de ese parque de maravillas que es ya la Exposición Iberoamericana de Sevilla no podía faltar el templo, donde se rindiera el culto que por todo el mundo se concede hoy al deporte. Y para solemnizar la inauguración no podía buscarse otro acontecimiento más justo que este del partido entre portugueses y españoles, los pueblos generadores de esa raza que puebla el continente filial. El Estadio de Sevilla es un airón luminoso en los jardines engalanados de la Exposición. De proporciones amplias, de construcción sobria, de líneas sencillas, de conjunto armónico, de instalaciones más que cómodas, suntuosas, de pista admirablemente preparada. El nuevo terreno deportivo, capaz para 18.000 espectadores, es, desde ahora, uno de los más bellos templos que surgen en nuestra Península, en el que los deportistas y los aficionados pueden gozar de los espectáculos de estas modernas lides pacíficas del músculo”.

En referencia al partido, el cronista de ABC destacaba el abrazo entre los capitanes de ambos equipos y la facilidad con la que Gaspar Rubio anotó el goal tras fallo de la defensa lusa. Aclara que España viste de blanco “para dejar a los rivales su rojo habitual” y destaca la movilidad de los delanteros y la conexión con los centrocampistas en lo que definía como una “exhibición de superioridad” que se plasma con los cinco goles anotados en la primera parte. De los portugueses, a los que elogia, recuerda que Soares mandó a las nubes un penalti con Zamora bajo los palos, ante el cual los rivales “dan la impresión de quedarse repentinamente cojos”. Es el mítico portero quien recoge la copa que acredita al vencedor del duelo y canta “hurras por España, Portugal y por el éxito del certamen. Y las voces estentóreas de sus compañeros se apagan en el estrépito de los aplausos ensordecedores”. Como curiosidad se recoge una entrevista con el árbitro belga Langenus, que ofició de juez del encuentro.

 

La portada de ABC de Sevilla con el España, 12-Malta, 1 en diciembre de 1983 jugado en el Benito Villamarín

La portada de ABC de Sevilla con el España, 12-Malta, 1 en diciembre de 1983 jugado en el Benito Villamarín

Nace un mito: España, 12-Malta, 1

Llovió en Sevilla el 21 de diciembre de 1983. España necesitaba once goles ante Malta para sellar su pase a la Eurocopa de 1984. Holanda se frotaba las manos. Pero sucedió el milagro. “Sí, sí, sí, España va a París”, titulaba ABC de Sevilla. No marcó once, sino doce el combinado dirigido por Miguel Muñoz. Cuatro de Santillana, otros tantos de Rincón, dos de Maceda, uno de Sarabia y el “goooool de Señor” que inmortalizó José Ángel de la Casa en su histórica narración en Televisión Española. “Uno, dos, tres, hasta… ¡¡doce!!”, titulaba la crónica el recordado M. Fernández de Córdoba. “En Villamarín, grada y jugadores vibraron como jamás”, “En Heliópolis tuvo que ser”… Así coronaba un texto que empezaba con mucha emoción: “Tendrán que creérselo. Quien no lo viera quizás dude pero. Quien lo viera, no lo olvidará en mucho tiempo. Íbamos casi a ver una pantomima, y hasta -capítulo para los malpensados y sálvese quien quiera o pueda- un tongo. Se habían hecho casi todas las cuentas. Era imposible. Se habían barajado todos los puestos. Era imposible. Llegar al os once goles era imposible, imposible entre lo imposible”. Y la remataba no sin pasión: “En Heliópolis tenía que ser. Aquí, posible lo imposible. Aquí, una docena de goles cuando, en teoría, no era normal llegar a once y se tuvieron que hacer doce. Aquí, la docena. Y allá, entre tulipanes, un orgullo hecho pedazo porque se les olvidó que por acá, en esta punta de Europa, había antes -y resuelto ahora- eso que llamaban furia, eso que llaman corazón, coraje, fútbol y goles. Así. Ojalá que no fuera un sueño y que a tal vez, de domingo en domingo, viéramos un partido como este. Ojalá. Y que en París pase lo que sea. Qué más da”.

En París fue España subcampeona de Europa gracias a esa noche de locura en la que el Villamarín siempre creyó gracias al esfuerzo sobrehumano de los jugadores. Porque el tanto de Demanuelle en la primera mitad al aprovecharse del despiste de Buyo por tocar el balón en Maceda y el penalti fallado en el inicio podían decepcionar a España, pero la selección se sobrepuso y fue a por un partido que ató el vínculo entre España y Sevilla desde esa noche de diciembre de 1983 hasta junio de 1995.

 

Portada de ABC de Sevilla con el 3-0 de España a Gales en 1984

Portada de ABC de Sevilla con el 3-0 de España a Gales en 1984

La confirmación del Villamarín: España, 3-Gales, 0

El 17 de octubre de 1984 regresaba la selección al mágico lugar en el que vivió el 12-1 como su inmediato precedente. “España, invencible en Sevilla”, titulaba ABC de Sevilla en su portada. “El jugador número 12 fue anoche protagonista en el Benito Villamarín junto a los tres autores de los goles Rincón, Carrasco y Butragueño”, recogía el texto principal, destacando que “la afición entusiasta y enfervorizada hacía flamear millares de banderas de España y alentó hasta enloquecer al once de Miguel Muñoz, en un partido de absoluto dominio y buen juego. La racha sigue: España es invencible en Heliópolis”.

Era el primer partido de la subcampeona de Europa, que cayó ante Francia en la final (el recordado fallo de Arconada) y el paso inicial para la clasificación del equipo dirigido por Miguel Muñoz para el Mundial de México 1986.

 

Portada de ABC de Sevilla con el triunfo de España ante Islandia (2-1) en 1985

Portada de ABC de Sevilla con el triunfo de España ante Islandia (2-1) en 1985

Otra clasificación, esta vez para el Mundial 86: España, 2-Islandia, 1

También se usó como referencia para este partido el 12-1 ante Malta puesto que los de Miguel Muñoz podían sellar la clasificación para el Mundial de México 1986 si vencían a Islandia. Y lo hicieron con goles con sangre bética, puesto que marcó primero Rincón, el delantero titular de los verdiblancos, y el segundo y decisivo Gordillo, recién traspasado al Real Madrid. El partido se jugó en septiembre de 1985 y “aparte del resultado, lo mejor fue el público”, según narraba ABC de Sevilla, que destacaba que “En Sevilla, jugar y ganar es la misma cosa”.

Y es que el público entonó el clásico “España, España, España” cuando los islandeses empataron y la situación no se veía fácil. Ahí reaccionó Gordillo y anotó el 2-1. “Qué trabajo nos costó ganar”, titulaba M. Fernández de Córdoba en su crónica, en la que glosaba las excelencias de Butragueño, autor de una memorable actuación esa noche.

 

 

Portada de ABC de Sevilla de noviembre de 1986 con el resultado de España, 1-Rumanía, 0 jugado en el Benito Villamarín

Portada de ABC de Sevilla de noviembre de 1986 con el resultado de España, 1-Rumanía, 0 jugado en el Benito Villamarín

Sevilla tiene que ser… siempre: España, 1-Rumanía 0

Comenzaba la fase de clasificación para la Eurocopa de 1988 y España lo hacía con triunfo ante Rumanía por la mínima gracias al gol de Míchel, tras buena combinación entre Arteche y Rincón, que asistió al madridista para que la afición enloqueciera. Falló el equipo de Miguel Muñoz un penalti en el último minuto. ABC de Sevilla titulaba “Sevilla tiene que ser… siempre”. Y es que ya había cierto debate con la sede del combinado nacional y hasta José Luis Roca, presidente de la Real Federación Española de Fútbol en aquel momento, salía al paso diciendo que “Sevilla jamás le falla a la selección”.

 

Miguel Muñoz fundiéndose en un abrazo para celebrar el pase a la Eurocopa de 1988 fue la imagen de portada de ABC de Sevilla para el triunfo de España por 5-0 ante Albania

Miguel Muñoz fundiéndose en un abrazo para celebrar el pase a la Eurocopa de 1988 fue la imagen de portada de ABC de Sevilla para el triunfo de España por 5-0 ante Albania

El pase, esta vez, a la Eurocopa del 88: España, 5-Albania, 0

“Nunca había visto a un público tan animoso”, señalaba el entrenador albanés. España necesitaba ganar por 8-0 para no depender del Austria-Rumanía. La situación, nuevamente, recordó al 12-1 a Malta de 1983 pero no fue necesario dado que el duelo que se jugaba en el Prater vienés acabó con 0-0. Era el 19 de noviembre de 1987 y España goleó por 5-0 a Albania gracias a tres goles de Bakero y uno de Míchel y Paco Llorente. “No le hemos dado prima de estímulo a Austria”, señalaba Roca, presidente federativo.

El Villamarín estaba “lleno hasta la bandera” y el saque de honor lo hizo Matías Prats. Se solucionaba esos días una polémica por una lesión de Gordillo y su regreso a la selección española. El encuentro registró, como dato curioso, 48 asistencias de la Cruz Roja, entre ellas quince intoxicaciones etílicas. España se clasificó para la Eurocopa de 1988.

 

Portada de ABC de Sevilla con el triunfo de España sobre Eire por 2-0 en 1988

Portada de ABC de Sevilla con el triunfo de España sobre Eire por 2-0 en 1988

37 millones de taquilla: España, 2-Eire, 0

En noviembre de 1988, tras el decepcionante paso por la Eurocopa de Alemania 1988, España empezaba la fase previa para el Mundial de 1990 con un triunfo solvente ante Eire, dirigida por Jack Charlton, que había hecho unas desafortunadas declaraciones sobre los españoles. Ya dirigidos por Luis Suárez, el combinado nacional se impuso con los goles de Manolo y Butragueño en un partido que suscitó el titular de portada de ABC de Sevilla: “España y Sevilla, tándem invencible”.

Sanchis fue de los más destacados de un partido que se condujo a la apoteosis gracias al primer gol, tal y como contaba en su crónica M. Fernández de Córdoba. Se recaudaron 37 millones de pesetas de taquilla y Ángel María Villar, flamante presidente de la RFEF, señalaba ufano que “hacía tiempo que no veía tan bien a la selección”.

Además, Manuel del Valle, por entonces alcalde de Sevilla, mostraba una aspiración: “Sevilla puede ser sede de todas las selecciones, no sólo de fútbol sino de otros deportes”.

 

Portadilla de la sección de Deportes de ABC de Sevilla con el 4-0 de España ante Malta en 1989

Portadilla de la sección de Deportes de ABC de Sevilla con el 4-0 de España ante Malta en 1989

Goleada en la matinal del Jueves Santo: España, 4-Malta, 0

El 23 de marzo de 1989 era Jueves Santo y el horario habitual de los partidos de la selección española en el Benito Villamarín varió aprovechando el festivo. Jornada matinal para acercar la clasificación del equipo de Luis Suárez al Mundial de Italia 90. Otra vez se citaba al 12-1 debido a que el rival era Malta, pero en esta ocasión el combinado isleño planteó mayores dificultades. Manolo, autor de dos tantos, señalaba que “marcar goles en Sevilla es mucho más fácil que en otros lugares”. El otro doblete fue de Míchel. “España llevó la cruz de Malta durante 66 minutos”, titulaba en ABC de Sevilla Francisco Pérez, autor de la crónica, al destacar el trabajo que necesitó el grupo español para doblegar al maltés.

 

 

En la portadilla de ABC del 11 de octubre de 1990 Carlos celebra uno de los goles de España ante Islandia (2-1)

En la portadilla de ABC del 11 de octubre de 1990 Carlos celebra uno de los goles de España ante Islandia (2-1)

Se enfría la relación: España, 2-Islandia, 1

“Una victoria que supo a poco”, titulaba en su portadilla de Deportes ABC de Sevilla sobre este encuentro que abría la fase de clasificación de España para la Eurocopa de 1992, que finalmente no consiguió. Con goles de Butragueño y Carlos, los de Luis Suárez no convencieron. “De sueños de goleada a un partido pésimo”, titulaba M. Fernández de Córdoba. El Villamarín ni siquiera se llenó para este encuentro, que llegaba tras la nueva decepción en Italia 90. Lo más destacado, eso sí, fue el ánimo de quienes sí acudieron al estadio: “Esto es afición”.

 

La crónica de ABC de Sevilla sobre la derrota de España ante Francia 1-2 en el Benito Villamarín

La crónica de ABC de Sevilla sobre la derrota de España ante Francia 1-2 en el Benito Villamarín

Se rompió el talismán: España, 1-Francia, 2

La condición de invicta de España en Sevilla se quebró en el Benito Villamarín en la noche aciaga del 12 de octubre de 1991. Los de Vicente Miera ya habían dado señales preocupantes en el encuentro ante Islandia y se medían a una Francia liderada por Luis Fernández y Papin, autores de los goles que en un cuarto de hora provocaron que la afición sevillana cantara “menos millones y más c…”,  justo antes del gol de Abelardo que acortó distancias. “Fue bonito mientras duró”, titulaba ABC de Sevilla sobre el idilio de Sevilla y la selección, que ya se estaba resquebrajando aunque Eduardo Herrera, ya presidente de la Federación Andaluza advertía: “Sería indigno pasarle factura a Sevilla por esta derrota”. Ángel Villar, presidente de la RFEF, señalaba que estaba “encantado” con la afición de Sevilla pero el run-run era inevitable. España se quedaba fuera de la Eurocopa de 1992.

 

Crónica del España-Albania (3-0) de 1992 disputado en el Benito Villamarín

Crónica del España-Albania (3-0) de 1992 disputado en el Benito Villamarín

Conviviendo con otra exposición: España, 3-Albania, 0

Seguía con mal juego, pero España superó con facilidad a Albania en el encuentro clasificatorio para el Mundial de 1994. Se jugó el 22 de abril del 92 y en Sevilla el protagonismo principal se lo llevaba la Expo 92. Volvía a coincidir la selección con un acontecimiento tan relevante para Sevilla, como sucedió en 1929. Dos goles de Míchel, uno de ellos de penalti, y otro de Fernando Hierro sellaron la victoria de los pupilos de Vicente Miera, que no superaba el debate intenso sobre el mal juego del equipo nacional.

 

La crónica de la goleada de España ante Lituania (5-0) en ABC de Sevilla en 1993

La crónica de la goleada de España ante Lituania (5-0) en ABC de Sevilla en 1993

El taconazo de Christiansen: España, 5-Lituania, 0

El 24 de febrero de 1993 Thomas Christiansen salió del Benito Villamarín con los gritos de “torero, torero”. El hispano-danés ya había debutado con la selección pero ante Lituania marcó un gol de tacón que llamó mucho la atención. El estadio bético ya tenía los problemas en las gradas de los goles al no poder cumplir la normativa vigente con los asientos en esas localidades. Era el primer encuentro de la España de Javier Clemente en este escenario y a los 17 minutos ya ganaba con solvencia por 3-0. Otra imagen del partido la dejó Julio Salinas que, en una lucha con un rival, vio cómo le bajaban los pantalones. España andaba con buen pie hacia el Mundial de Estados Unidos de 1994.

 

La crónica de ABC de Sevilla del España-Irlanda del Norte (3-1) de 1993 en el Villamarín

La crónica de ABC de Sevilla del España-Irlanda del Norte (3-1) de 1993 en el Villamarín

Los insultos a Clemente: España, 3-Irlanda del Norte, 1

Con poco espacio de tiempo se jugó, el 28 de abril de 1993, el España-Irlanda del Norte que no pasó a la historia más allá de por el descontento de la afición sevillana con Javier Clemente al habérsele atribuido su intención de mover la sede oficial de la selección. “Clemente, c…, esto es afición”, cantaban desde el Villamarín. “La afición está engañada”, se defendía el vasco. En los fondos, tras las porterías, tres mil niños daban color a esas gradas ante la normativa que impedía público de pie en esas zonas y sólo acudieron 18.000 personas al estadio bético, con lo que el ambiente fue muy frío. Julio Salinas, con dos tanto, y Fernando Hierro dieron el triunfo a una España con “cara triste”, como destacaba ABC de Sevilla.

 

La crónica de ABC de Sevilla sobre el España-Armenia (1-0) de junio de 1995 en el Benito Villamarín

La crónica de ABC de Sevilla sobre el España-Armenia (1-0) de junio de 1995 en el Benito Villamarín

La polémica Cuéllar y el final: España, 1-Armenia, 0

Con gol de Fernando Hierro, de penalti, la España de Clemente solventaba el duelo ante Armenia en junio de 1995, clasificatorio para la Eurocopa de 1996. El técnico protagonizó la polémica del día al centrar las iras del público del Villamarín al mantener calentando a Ángel Cuéllar, ídolo local en el Betis, pero no darle entrada en el campo a pesar de la insistencia del respetable y sí hacerlo con Caminero en lugar de Julen Guerrero. El divorcio estaba ya sentenciado. Esperaban Granada, Elche, Tenerife… Y un largo rosario de encuentros en otros lugares sin considerar, hasta 23 años después, el Benito Villamarín para un partido oficial. El lunes, el reencuentro.

Mateo González

Mateo González

Jefe de Sección de Deportes en ABC de Sevilla
Mateo González

@Matglez

Periodista / Journalist. Jefe de Deportes de @abcdesevilla, @AFDLP y @Orgullo_Nervion RT no significa estar de acuerdo
RT @AFDLP: Javi García sufre una rotura muscular en el muslo izquierdo https://t.co/GhCAXC12iu vía @RealBetis @AFDLP #Betis - 6 horas ago