Carlos Peruena, en su etapa como jugador del Betis y en su actividad con las categorías inferiores en Venezuela
Carlos Peruena, en su etapa como jugador del Betis y en su actividad con las categorías inferiores en Venezuela

El grito de auxilio de Carlos Peruena

El que fuera gran central del Betis en los setenta y ochenta está hospitalizado en Venezuela necesitado de ayuda para obtener medicamentos y volver a ver a su familia

Por  3:49 h.

Carlos Peruena es un histórico jugador del Betis de finales de los setenta y principio de los ochenta que dejó huella con 90 partidos defendiendo la elástica verdiblanca. Este central uruguayo de gran calidad estuvo cuatro temporadas como bético compartiendo vestuario con muchos de los campeones del 77, así como Gordillo, Parra, Diarte o Morán. Casi cuarenta años después su vida ha dado muchas vueltas pero la situación de Peruena es ahora muy delicada y ha lanzado un mensaje de auxilio dado su maltrecho estado de salud. Desde 1988 se afincó en Venezuela, donde puso fin a su carrera deportiva para pasar a entrenar a los jóvenes de Barinas. Hoy, con 63 años, vive en «un cuartito humilde», según cuenta el periodista Luis Edgardo Aguilar, que le proporciona el Club Deportivo Español pero la carestía de medicamentos en Venezuela y su mal momento físico hacen que necesite ayuda urgente.
Los médicos que han evaluado a Peruena, hospitalizado desde el jueves, le han diagnosticado un tumor metatástico que coincide con un problema cardíaco que ha impedido que pueda someterse a cirugía. Algunas de las madres de los niños a los que adiestra el exjugador del Betis le acompañan a la clínica para poder asistirle. Rafael Gordillo, director de relaciones institucionales del Betis, está en contacto con los allegados a Peruena y ha ofrecido todo el apoyo del club y de la Fundación, así como los esfuerzos de la Asociación de Veteranos del Betis. Las necesidades se reparten entre los medicamentos necesarios y el deseo de Peruena de reencontrarse con su madre y su hermana, que viven en Uruguay y a las que no ve desde hace treinta años.
El Toto, como se le conoce, llegó al Betis procedente del Peñarol de Montevideo cuando el equipo verdiblanco había caído en Segunda tras el año en el que participó en la Recopa. A José Luis García Traid le costó adaptar a este uruguayo que destacaba por su calidad. Sí se asentó en los años siguientes ya en Primera y su etapa finalizó en 1982. Peruena se marchó al Oviedo, en Segunda, y militó dos años en el Granada. También se dedicó al fútbol sala antes de regresar a Sudamérica. Jugó en Olimpia de Paraguay y en el Cerrito de Uruguay antes de recalar en Venezuela, donde fue a quemar sus últimos cartuchos como futbolista y donde dejó varias temporadas de calidad. «Fue líder y figura jugando en el Atlético Zamora de Barinas. Después se quedó y fue asistente técnico de una plantilla que subió a Primera. Ya lleva 25 años trabajando en el Club Deportivo Español, que es donde vive. Lo tratan bien y le alimentan correctamente pero después de haber jugado en Europa vive en un estado de humildad importante. Es muy querido aquí y los niños que han estado en sus manos y han llegado a ser futbolistas profesionales le respetan e incluso le piden su bendición. Es un buen ser humano que se da a querer», afirma Luis Edgardo Aguilar, el periodista que más está trabajando en favor de Peruena.

Mateo González

Mateo González

Jefe de Sección de Deportes en ABC de Sevilla
Mateo González

@Matglez

Periodista / Journalist. Jefe de Deportes de @abcdesevilla, @AFDLP y @Orgullo_Nervion RT no significa estar de acuerdo
RT @OM_Espanol: @RealBetis @OM_Officiel En el fútbol ya demostramos ayer que somos los mejores, pero si queréis nos llevamos las raquetas d… - 7 horas ago