Jordi posa en La Albericia tras un entrenamiento con el Racing (Foto: Daniel Pedriza).
Jordi posa en La Albericia tras un entrenamiento con el Racing (Foto: Daniel Pedriza).

Jordi: «Lo pude hacer mejor o peor pero defendí al Betis a capa y espada»

El central vuelve mañana al Villamarín en las filas del Racing: «Espero algún pito pero al menos algún aplauso, me quedo con lo positivo de mi etapa»

Por  6:19 h.

Sin duda Jordi Figueras (Lérida, 1987) no deja indiferente a nadie. Con personalidad suficiente dentro y fuera del campo siempre dio de qué hablar. Ahora es uno de los líderes del vestuario del Racing de Santander, que se asomará mañana al Benito Villamarín con ganas de sorpresa. «Si eliminamos al Betis sería dar la campanada. Vamos con mucha ilusión y no de turismo», señala quien jugara como verdiblanco 84 partidos oficiales entre 2013 y 2016.

 
«Será un día especial para mí por mis tres años allí. También porque es decisivo ya que se trata de una eliminatoria. Vuelvo a un campo en el que pasé etapas muy muy buenas y también otras que fueron las peores». La crudeza del análisis recoge la nefasta campaña 2013-14, con un horrible descenso. Pero también el ascenso en la 2014-15 con Jordi como baluarte defensivo. «Yo considero que viví más cosas positivas que negativas. También es cierto que viví en el Betis los peores momentos de mi carrera en el plano colectivo. Sufrí mi primer descenso de categoría. E individualmente la afición se centró en dos o tres jugadores y eso no es agradable. Luego depende de la mentalidad que uno tenga. Yo soy fuerte mentalmente y por eso me quedé al año siguiente a pesar de tener todavía a gente en contra. Conseguimos el objetivo, volvimos a Primera. En la temporada siguiente ya tuve menos minutos», resume.

 
La lluvia de críticas cayó en la primera campaña. Jordi estuvo en la diana de buena parte de la afición por su juego y por acciones desafortunadas. Pero en la siguiente campaña, en Segunda, se rehízo y logró no sólo capear el temporal sino recuperar parte del crédito que había perdido. «El año del ascenso fue espectacular. Comenzamos ni fu ni fa pero sobre todo a partir de la jornada decimoquinta o vigésima ya ganábamos partidos y en la segunda vuelta estuvimos muy bien. Bruno y yo nos asentamos y nos compenetramos muy bien. Luego llegó Héctor Rodas que jugó varios partidos. Teníamos un grupo impresionante y eso ayudó mucho a lograr el objetivo. A nivel individual yo venía de una situación muy complicada en el año del descenso. Decidí quedarme para volver a Primera. Lo mejor es que pude convertir algunos pitos en aplausos. Conseguir ese cambio de opinión era un reto personal», continúa.

 
En definitiva, Jordi confía en que su esfuerzo sirviera para que el Villamarín, al menos, no le reciba negativamente: «Yo espero al menos algún aplauso. Los futbolistas podemos hacerlo mejor o peor pero tengo claro que siempre queremos dar todo lo que tenemos. El fútbol tiene cosas que no te permite que sea así siempre. El equipo del descenso no estaba bien pero yo en todo momento he defendido el escudo del Betis a capa y espada. Cada uno tendrá su opinión y habrá gente que pite pero sea lo que sea estaré contento de volver a ver a muchos amigos porque mantengo muy buena relación sobre todo con empleados del club. También con los padres del colegio de mi hijo. Estuve tres años en Sevilla y estaba muy a gusto en la ciudad. Me alegrará ver a gente a la que aprecio».

 
Jordi ha jugado ya en diez equipos en su carrera. Celta, Rubin Kazán (Rusia), Valladolid, Rayo, Brujas (Bélgica), Betis, Eskisehirspor (Turquía), Karlsruher (Alemania), ATK (India) y Racing, que espera que sea el último. Este recorrido le ha hecho valorar lo más importante del Betis:«Evidentemente la masa social, la afición de un club que siente los colores. Es una afición que en las malas, con el descenso, tenía más socios que en Primera. Y eso es siempre de agradecer. Fue un punto muy importante para volver a Primera. Cuando estuve el club no estaba muy allá institucionalmente pero ahora ha dado un cambio terrible en todo. Tengo muchas ganas de ver el estadio acabado. Desde la tele se ve impresionante. Ojalá lo hubieran hecho antes y hubiera tenido la suerte de jugar allí como local. El destino me ha dado la oportunidad de hacerlo ahora».
Porque el central ilerdense sigue al Betis semana a semana. «Por supuesto que con Álvaro (Cejudo) estamos muy pendientes de lo que hace el Betis. Los compañeros en el vestuario nos preguntan por el Betis, sobre todo cómo es el club, la afición y su situación institucional», reconoce Jordi, quien avisa de que el Racing no llegará de paseo al Benito Villamarín. «Nosotros tenemos expectativas altas. En casa fuimos de los pocos equipos que le peleó la posesión al Betis, salvando la diferencia de categoría. En la ida manejamos bien el balón y estuvimos bien en defensa. En la segunda mitad pegamos un bajoncillo pero tuvimos ocasiones. Ahora queremos confirmar lo que hicimos bien en la ida y jugaremos con la misma intención», confirma antes de recordar el precedente del Cádiz:«Nico Hidalgo, que está con nosotros jugó en el Cádiz el año pasado y nos lo dice aquí. Ellos tenían un peor resultado y pasaron marcando cinco goles. Nosotros somos intensos y vamos a pelear al máximo por pasar».

Mateo González

Mateo González

Jefe de Sección de Deportes en ABC de Sevilla
Mateo González

@Matglez

Periodista / Journalist. Jefe de Deportes de @abcdesevilla, @AFDLP y @Orgullo_Nervion RT no significa estar de acuerdo
RT @AFDLP: LA PREVIA --> Dudelange-Betis: Queda rematar la primera faena https://t.co/PMfDme5tEv #Betis vía @Matglez @AFDLP - 5 horas ago