Borja Iglesias con Óscar Melendo en el Espanyol
Borja Iglesias con Óscar Melendo en el Espanyol

La calculadora del Betis para fichar a Borja Iglesias

El Espanyol acepta un pago de 20+8 millones pero el club bético quiere aplazar más los abonos

Por  4:01 h.

El Betis y el Espanyol están en diálogo directo e intenso para el traspaso de Borja Iglesias pero la negociación no está cerrada. Hay diferencias notables en la fórmula que ambos clubes prefieren para articular la importantísima operación económica cifrada en los 28 millones de euros de su cláusula de rescisión. Es el precio del fichaje pero la fórmula no se plantea que sea ir a LaLiga y abonarla de una vez. La entidad catalana mantiene una postura dura pero comienza a aceptar otras variantes que no sean el abono directo de esta cantidad, sino en, al menos, dos plazos para facilitar el entendimiento.

Ocurre que el Espanyol sí ha hecho saber en el marco de la negociación que aceptaría recibir ahora 20 millones para liberar a Borja Iglesias y aplazar los ocho restantes a la próxima campaña. En el Betis sostienen que no pueden hacer frente a la contratación planteada de esta manera y la oferta que ha elevado reparte los pagos en más años para reducir la presión en la presente temporada. En definitiva, una práctica habitual en la mayoría de equipos de Primera. El Betis ha ofrecido varios jugadores al Espanyol para abaratar la operación (Sanabria, Inui, Boudebouz) pero el club catalán no quiere incluirlos en la operación y solicita los 28 millones en esa fórmula de 20 más 8 o de manera directa.

Cabe recordar que el Betis ya ha comprometido 50 millones de euros en lo que llevamos de 2019 por las inversiones realizadas en las contrataciones de Lainez (catorce millones), Emerson (seis), Juanmi (ocho) y Lo Celso (22). Cierto es que abonará estas cantidades a plazos pero también está afrontando otros pagos acumulados como los de William Carvalho, Camarasa, Boudebouz, Bartra… El ingreso que llegará por Pau López procedente de la Roma ha de servir, principalmente, para compensar estas inversiones. Y también será en diferentes cuotas. De esta forma, el Betis no tiene tan fácil afrontar el abono de 20 millones de euros en esta campaña si no sigue incrementando sus ingresos por ventas.

Las conversaciones con el Espanyol son constantes pero cada club aprieta por sus intereses. Borja Iglesias sigue ejercitándose con el conjunto blanquiazul pero ya expresó su compromiso pleno con los verdiblancos a pesar de las propuestas que le están llegando después de la reunión de sus representantes con los dirigentes béticos la semana pasada en Sevilla para acordar un contrato de larga duración. El convencimiento de Borja Iglesias, en el que influye también Rubi, está claro y es el Betis y el Espanyol quienes se tienen que poner de acuerdo para concretar la fórmula del traspaso en las condiciones que satisfagan a ambos.

De esta forma, los clubes hablan de manera fluida y pueden alcanzar un acuerdo en la fórmula del traspaso en estos días pero no será a través del abono de la cláusula íntegra de una vez, sino con un entendimiento para aplazar el coste del traspaso. Borja Iglesias es el gran objetivo del Betis y la confianza es plena en que vestirá de verdiblanco pero aún restan más pasos que dar en esta incorporación.