A la izquierda, Joaquín celebra el gol logrado en el derbi liguero de la 02-03 en Nervión. A la derecha, tras el tanto del triunfo en el Betis-Sevilla de la 18-19 (Foto: Nieves Sanz / J. J. Úbeda)
A la izquierda, Joaquín celebra el gol logrado en el derbi liguero de la 02-03 en Nervión. A la derecha, tras el tanto del triunfo en el Betis-Sevilla de la 18-19 (Foto: Nieves Sanz / J. J. Úbeda)

La foto que faltaba en el álbum de Joaquín

Dieciocho años después de jugar por primera vez un derbi, el portuense cumple el sueño de hacer el decisivo gol en el triunfo del Betis ante el Sevilla

Por  4:27 h.

No pudo elegir mejor momento Joaquín para estrenarse en el campeonato liguero 18-19. El capitán del Real Betis sufrió unos problemas físicos en el tramo final de la pretemporada que le dejaron fuera de las convocatorias para los partidos de las dos primeras jornadas contra el Levante y el Alavés. Los planes parecían estar claros. El objetivo, estar en condiciones para la cita contra el Sevilla. Llegó el momento y el portuense se apuntó al partido. Muchos esperaban verlo en el once titular, pero hubo que esperar. El encuentro estaba empatado y el Sevilla tenía un futbolista menos por la expulsión de Roque Mesa. El entrenador verdiblanco, Quique Setién, se había decidido por Sanabria para hacer el primer cambio. A un cuarto de hora para el final se escuchó una ovación de las de verdad en la grada de Heliópolis. El técnico tiraba de Joaquín. Cinco minutos más tarde, el capitán apareció en el segundo palo para superar la marca de Jesús Navas y rematar de cabeza el espléndido centro de su compañero Mandi. Gol y triunfo en una noche que nunca olvidará.

El lejano año 2000
Joaquín conoce de sobra lo que significa un derbi. Hay que remontarse en el tiempo casi dos décadas para encontrar el primero que disputó. Fue uno de los canteranos elegidos por el técnico gallego Fernando Vázquez en el verano del año 2000 para iniciar el complicado camino por la Segunda división. Por entonces también peleaba el Sevilla por el regreso a la máxima categoría. Justo ayer se cumplieron 18 años del debut de Joaquín con el primer equipo del Betis en partido oficial. Fue en Compostela. Un par de meses más tarde se jugó el derbi en Heliópolis y el portuense disputó los 90 minutos en la derrota de su equipo (1-3). Poco tardó en escribir la primera página de importancia en su recorrido particular por los derbis. En la segunda vuelta, con el Betis perdiendo 1-0 en el Ramón Sánchez-Pizjuán, una internada suya por la banda derecha, en la que dejó atrás a dos rivales, acabó en un pase de gol que Gastón Casas transformó en el empate definitivo.

Los dos equipos terminaron ascendiendo a Primera división y Joaquín no se perdió ninguno de los derbis disputados en las siguientes cinco temporadas. El extremo se marchó de Heliópolis en el verano de 2006 y regresó nueve años más tarde. En total, Joaquín ha participado en 20 derbis con el primer equipo bético. 16 en Primera, 2 en Segunda y otros 2 correspondientes a la eliminatoria de la Copa del Rey 15-16. Sólo se perdió el de la segunda vuelta liguera de la campaña 16-17, que terminó con victoria del Sevilla en el Benito Villamarín (1-2).

El valor del gol
La imagen de Joaquín celebrando el gol del triunfo en el derbi del pasado domingo será complicada de olvidar. Para él y para los aficionados. Y eso que el portuense ya sabía lo que significa marcarle un gol al eterno rival. Casi 16 años han pasado desde que Joaquín lograra batir la portería del Sevilla. En octubre de 2002, el ya internacional absoluto afrontaba su tercer derbi en Primera. Tocaba visitar Nervión. Pasado el cuarto de hora apareció en el segundo palo, como hizo la otra noche. En aquella ocasión fue Denilson el que envió un balón preciso. Joaquín remató de cabeza y celebró su primer tanto en un derbi. Sin embargo la alegría no pudo ser plena. A 20 minutos para terminar, un gol en propia puerta de Juanito acabó con las ilusiones verdiblancas de lograr la victoria en el Sánchez-Pizjuán.

Ganar al eterno rival
A sus 37 años, Joaquín acumula experiencias de todo tipo en el mundo del fútbol. A nivel de selecciones ha participado en dos Mundiales y una Eurocopa. Con el Betis ganó la Copa del Rey de 2005, título que también vivió con el Valencia en 2008. Conoció en primera persona el fútbol italiano y vivió la sensación de llegar a los cuartos de final de la Liga de Campeones con el Málaga.

En clave de fútbol sevillano, sus 20 derbis se reparten en cuatro triunfos, ocho empates y otras tantas derrotas. A Joaquín se le pudo ver disfrutando como el que más en el triunfo de la temporada 04-05 (1-0), en el que el solitario gol de Ricardo Oliveira otorgaba unos puntos vitales al Betis ante un rival directo como el Sevilla en la carrera por un puesto en la Liga de Campeones. Otra cita especial para el portuense fue la victoria lograda un año más tarde, también en Heliópolis, (2-1), poco tiempo antes de su marcha al Valencia. Joaquín volvió a casa y tuvo que esperar hasta enero de 2018 para saborear el triunfo en terreno del eterno rival, algo desconocido para él hasta entonces. Ofreció una asistencia con el saque de una falta que Feddal transformó en gol. Pero faltaban detalles para hacer más grande su trayectoria.

Todo cambió el 2 de septiembre de 2018. Joaquin se convirtió, ahora sí, en el encargado de marcar el gol de la victoria verdiblanca en un derbi. «He podido ayudar al equipo, marcar y dedicarle los tres puntos a nuestra afición, en nuestra casa. Para un bético es el sueño que desea que se cumpla alguna vez», dijo tras el pitido final. Joaquín tomó la palabra, como había hecho dos horas antes, en los prolegómenos del encuentro. En el vestuario. Era la voz del capitán, de un símbolo del Betis que le pedía a sus compañeros dar el máximo para ganar. Al final, Joaquín encontró el camino de la victoria.

 

Juan Arbide

Juan Arbide

Redactor de Deportes en ABC de Sevilla
Juan Arbide

@JuanArbide

Redactor de deportes en ABC
RT @Orgullo_Nervion: CRÓNICA --> Barcelona-Sevilla (4-2): Ter Stegen y el VAR condenan a un Sevilla valiente https://t.co/g97B6b5U5T vía @O - 12 horas ago