La tremenda fiesta del Villamarín y los jugadores del Betis tras la épica victoria ante Las Palmas

El gol de Junior en el 94 desató la euforia entre futbolistas y afición

Por  23:35 h.

Apoteosis en el Villamarín. La fiesta fue tremenda sobre el césped y en las gradas del estadio este jueves de Feria cuando el colegiado Sánchez Martínez decretó el final del choque. Éxtasis de la hinchada y de los futbolistas. Ni un alma de los más de 45.000 espectadores que acudieron al encuentro abandonó su asiento. La afición se quedó a festejar, entre cánticos y abrazo, una victoria que pareció imposible durante toda la noche. Un gol de Júnior en la última jugada del partido, en el minuto 94, cuando Las Palmas jugaba en inferioridad numérica, le dio al Betis su sexto triunfo consecutivo y certificó la undécima jornada sin vencer de los canarios, que se quedan casi sin esperanzas de permanencia. Los béticos se asientan gracias a esta victoria en la quinta plaza, con siete puntos de ventaja sobre el séptima, por lo que su clasificación para la Liga Europa está cercana, mientras que Las Palmas se queda a trece puntos del Levante, que marca la permanencia. La expulsión de Míchel Macedo a falta de algo más de cinco minutos propició que los últimos instantes fuesen un asedio verdiblanco durante el que Barragán rozó el gol con un centro-chut que lamió el poste y, en la última acción del choque, Júnior ejecutó a los canarios con un espléndido cabezazo a centro del propio lateral diestro y llevó el jolgorio a su gente.