La Policía Nacional, en los aledaños del Villamarín
La Policía Nacional, en los aledaños del Villamarín

Libertad provisional para los detenidos por la agresión en el Villamarín

El juzgado les impone una orden de alejamiento de 300 metros de la víctima y de los estadios de Betis y Sevilla

Por  21:38 h.

El Juzgado de Instrucción número 10 de Sevilla, en funciones de guardia de detenidos, ha dejado este viernes en libertad provisional a los siete detenidos que han pasado a disposición judicial por agredir a un joven junto al estadio del Betis y les ha impuesto una orden de alejamiento de 300 metros respecto de la víctima y los estadios de fútbol del Betis y del Sevilla. Previamente había dejado en libertad a dos de los identificados, ya que fueron nueve los detenidos, según informamos esta mañana. Todos ellos miembros de Biris Norte, los ultras del Sevilla FC. La agresión consistió en varios puñetazos y patadas en la cabeza a un seguidor del Betis que estaba en los aledaños del Benito Villamarín, además de utilizar bolsas con piedras para dañar a la víctima. Durante la misma los agresores consiguieron quitarle la camiseta, con distintivos del Betis, al joven, que acudía al estadio para preparar el tifo que se mostrará desde la grada de animación del Benito Villamarín en el derbi de mañana. Los agresores salieron corriendo con dirección a Los Bermejales. Ya ese mismo martes fueron identificados varios de ellos, pero la Policía siguió investigando y se llevaron a cabo las nueve detenciones. Como se preveía, los agresores, algunos de los cuales llevaban pasamontañas rojos y blancos, otros los llevaban de color amarillo y negro, así como dos de ellos estaban a cara descubierta y vistiendo traje y corbata, eran seguidores ultras del Sevilla. Ahora han sido puestos en libertad por el juzgado pero con la citada orden de alejamiento.