Lo Celso y Loren se abrazan tras el gol del marbellí al Leganés (Foto: J. J. Úbeda/ABC)
Lo Celso y Loren se abrazan tras el gol del marbellí al Leganés (Foto: J. J. Úbeda/ABC)

Lo Celso en la geometría, Loren en la aritmética

El argentino, liberado de corsés tácticos, vio el hueco para que Tello entrase por la izquierda y centrase para que el marbellí marcara su segundo tanto consecutivo

Por  12:49 h.

Paralelas, secantes, curvas, rectas, perpendiculares, elipses o triángulos conforman el repertorio de geometría del centrocampista argentino del Betis Giovani Lo Celso, al que anoche ante el Leganés le puso rúbrica con otro de aritmética el delantero Loren Morón al sumar su segundo gol en dos partidos, en los que le ha dado seis puntos a los de Quique Setién. El de Rosario ya tira de compás, escuadra y cartabón liberado de corsés tácticos y lo mismo ensaya la elipse del ‘por aquí te la enseño, por allí me la llevo’, que ve el hueco para dibujar un triángulo equilátero con su pase a Cristian Tello y el de éste a Loren, que también estuvo en su particular visión de las matemáticas al cerrar la triangulación con un gol, su segundo en cuatro días tras el del triunfo bético en Gerona.

Loren Morón, con 450 minutos en siete partidos, ha tardado en ver puerta tras una ilusionante pretemporada, pero lo ha hecho de manera consecutiva y decisiva en los dos últimos partidos de los de Setién, a los que ha dado seis puntos con sus tantos ante el Girona y el Leganés. Por su parte, ‘Gio’ Lo Celso ya ha cogido galones en el juego de posesión de los de Quique Setién, mejor más suelto y en segunda línea que más atrás en las ataduras tácticas del mediocentro, y como si hubiera jugado desde siempre en este equipo al que se incorporó tarde y en el que ya ha disputado 264 minutos en cinco partidos.

El rosarino, de 22 años, fue la última incorporación bética en el mercado de fichajes, en el que llegó procedente del París Saint Germain francés, cedido con una opción de compra obligatoria de 25 millones de euros a final de temporada en el caso de que el Betis se clasifique para jugar en competición europea. Tras una minigira por Estados Unidos con la selección argentina, Lo Celso ya dejó su tarjeta de visita en su debut liguero en la cuarta jornada ante el Valencia, cuando ya tiró de compás en los quince minutos que jugó en sustitución del argelino Ryad Boudebouz.

La confianza adquirida por el zurdo de Rosario con los de Setién las ha ido cimentando en su papel creciente en la posesión y el último pase en los encuentros que ya salió de titular ante el Athletic de Bilbao, anoche ante el Leganés y ante el Olymnpiacos griego en Liga Europa, y en la victoria liguera bética ante el Girona, en la que participó en los últimos veinte minutos en sustitución también de Boudebouz. La aportación creciente de Lo Celso al juego irrenunciable de los de Setién, quien ilustra su idea al afirmar que su “plan B es mejorar el plan A”, ha pasado por que deje los corsés y toque, la tenga, la suelte, la filtre o intente el disparo en largo, faceta en la que se ha mostrado más intermitente que en las demás.

Que el rosarino tiene un manual de geometría en la cabeza se vio anoche en el pase que le filtró a Tello y que sirvió para acabar con el ‘catenaccio’ de los de su compatriota Mauricio Pellegrino cuando el partido parecía encaminarse al cero a cero que había campado en el marcador durante casi los noventa minutos. Ahí apareció Lo Celso con su carpeta de planos para dibujar el triángulo que remató en el tercero de su vértices el ‘profesor’ de aritmética Loren Morón, quien en los dos últimos partidos que ha jugado con la verdiblanca, el de la pasada jornada en Gerona y el de anoche ante el Leganés, ha logrado los dos goles que le han valido a los béticos seis puntos y que se hayan encaramado con doce en la quinta posición.