A la izquierda, Joaquín sale del juzgado. A la derecha, William, a su llegada al aeropuerto de Sevilla (Fotos: EFE / J. J. Úbeda)
A la izquierda, Joaquín sale del juzgado. A la derecha, William, a su llegada al aeropuerto de Sevilla (Fotos: EFE / J. J. Úbeda)

Los ladrones aprovechan el derbi para robar en las casas de Joaquín y Carvalho

Se desconoce si los robos fueron ejecutados por una misma banda o fueron delincuentes sin relación alguna entre ellos

Por  3:51 h.

Definitivamente no fue una buena noche para la plantilla bética. A la derrota ante el Sevilla, se le sumó a dos de sus miembros la desagradable noticia de que les habían entrado a robar en sus casas. Los ladrones fueron a tiro hecho y aprovecharon el derbi para colarse en las residencias familiares de Joaquín y William Carvalho. Los cacos sabían que los moradores estarían fuera por motivos de sobra conocidos. No es la primera vez que los delincuentes se fijan en las casas de los futbolistas de la ciudad.

A las once y media de la noche del sábado, la Guardia Civil acudía al chalet de Joaquín después de que la alarma de la vivienda saltara. El partido de fútbol acababa de terminar. Los ladrones habían accedido a la casa del jugador en la urbanización de Simón Verde, según confirmaron a ABC fuentes del Instituto Armado.

Las pesquisas las ha asumido el equipo de Policía Judicial de Mairena del Aljarafe, las cuales se encuentran en una fase muy inicial. Los agentes sí saben que los delincuentes prepararon el robo y lo hicieron coincidir con la noche del partido. Así se aseguraban que Joaquín y su familia no estuvieran en su casa de Simón Verde. Las mismas fuentes consultadas señalan que muy probablemente habrían marcado hace días el objetivo. Pero en esa preparación les falló contar con los dispositivos de seguridad que blindan el inmueble.

Al parecer, los ladrones no se habrían hecho con un botín importante ya que apenas tuvieron tiempo de actuar al activarse el sistema de seguridad de la vivienda. Fuentes próximas al deportista confirman que los daños se han limitado a una puerta, que los cacos fracturaron para poder entrar. Eso fue lo que provocó que saltara la alarma. El futbolista y su familia se encuentran bien y a pesar del disgusto respiran tranquilos porque no había nadie en la vivienda.

A su compañero William Carvalho le ocurrió lo mismo. Fuentes policiales confirmaron a ABC que también le entraron a robar en su casa, situada en la urbanización Colina Blanca de Camas, y que ocurrió durante el partido. En este caso la investigación la lleva el Cuerpo Nacional de Policía a quien acudió el representante del centrocampista portugués para interponer denuncia. Por ahora se desconoce si los robos fueron ejecutados por una misma banda o fueron delincuentes sin relación alguna entre ellos.

Hace unos años, los cacos se cebaron con los futbolistas, en este caso del Sevilla. Hasta siete integrantes de la plantilla de Nervión fueron víctimas de asaltos a sus viviendas en 2008. La sucesión de robos hizo sospechar que había cierta organización previa. Varios de ellos, como Luis Fabiano o Andrés Palop, vivían también en Simón Verde como Joaquín. Lo cierto es que los jugadores de fútbol son objetivos atractivos para los ladrones por su nivel económico y porque suelen pasar mucho tiempo fuera de sus viviendas