Ángel Haro, en una imagen de 2015 (Foto: Juan José Úbeda).
Ángel Haro, en una imagen de 2015 (Foto: Juan José Úbeda).

Los mil días de Haro al frente del Betis

En su mandato el club verdiblanco ha experimentado una enorme transformación deportiva y económica

Por  5:28 h.

Ángel Haro García cumple hoy mil días como presidente del Real Betis. Con perspectiva, su etapa se ha de considerar como positiva, ya que en la misma se ha estabilizado socialmente la entidad, ha casi triplicado su presupuesto y ha inyectado ambición en sus miras deportivas. Su ascenso fue escalonado pero más rápido del que había proyectado este ingeniero industrial nacido en Villaverde del Río hace 44 años. Igualmente el crecimiento de la entidad se ha disparado desde el potencial económico al deportivo, con un presupuesto que rondaba los 44 millones cuando tomó el cargo en febrero de 2016, a los 124 que se anuncian para la próxima junta de accionistas, además de dejar de mirar a la salvación para asentar los objetivos en Europa, donde lidera su grupo. Haro entró en el club como consejero en la etapa de Juan Carlos Ollero, en ese deseo de remodelar la cúpula directiva y de dar cabida a béticos más jóvenes que tuvieran cierto peso accionarial y proyección de futuro. Ahí ya estaba José Miguel López Catalán, con quien congenió a la perfección desde el primer momento. Haro contaba con un porcentaje de acciones cercano al uno y López Catalán había dado el gran salto meses antes comprándole su paquete a Rufino González (3,8 por ciento). Ambos dieron el paso cuando se levantaron parcialmente las medidas cautelares en el verano de 2015 (situación sostenida por las de carácter mercantil) y presentaron su candidatura, como Ahora Betis Ahora, para la decisiva junta del 23 de septiembre contra Manuel Castaño, en la que vencieron con un 27,4 por ciento de las acciones en las que se sumó la voluntad mayoritaria del beticismo, ya que su rival empezaba con un 19,96 de base por el apoyo de Farusa y aun así perdió. Se abría una nueva etapa para el Betis.

 
Haro y Catalán ejercieron de consejeros delegados con una figura de respeto y consenso como Juan Carlos Ollero como presidente. Sin embargo, la negociación con Manuel Ruiz de Lopera, las discrepancias en el mercado de fichajes de enero con Eduardo Macià y las tiranteces internas en el consejo entre Ollero y los miembros de Béticos por el Villamarín acabaron con el presidente dimitiendo antes de lo esperado. El vacío tenía que ser ocupado por alguien. Se manejaron fórmulas imaginativas pero era difícil que alguien diera el paso. Al final el elegido tenía que ser uno de los consejeros delegados. Haro aceptó con valentía y el 4 de febrero de 2016 se convirtió en el 47º presidente del Real Betis Balompié.

 
Sustentado inicialmente por el apoyo accionarial no sólo directo sino de la mayoría del beticismo pero con la amenaza de la liberación del paquete intervenido, el gobierno de Haro, junto con López Catalán, ha alcanzado los mil días afianzando las bases de su proyecto y protagonizando un crecimiento ejemplar en el fútbol nacional. Apostó por revisar y reforzar los departamentos del club, con una mayor profesionalización e inyectó una ambición que es parte de su carácter para tratar de revertir las malas campañas. La idea era cumplir los puntos del programa de Ahora Betis Ahora y tres años después todos han sido superados con éxito: obra del Gol Sur, el Betis en Europa, pacificación accionarial, el Betis de los béticos… Aquella campaña en la que tomó las riendas Haro, el Betis acabó décimo clasificado a las órdenes de Juan Merino. El primer cambio más visible en la gestión fue la sustitución de Eduardo Macià por Miguel Torrecilla, que llegaba a Heliópolis avalado por sus buenas campañas en el Celta. La apuesta económica fue importante en el verano de 2016, también con Gustavo Poyet como entrenador. No salió bien el camino deportivo para un equipo que tuvo que contar hasta con tres técnicos esa campaña con presencia posterior de Víctor Sánchez del Amo y Alexis Trujillo. Mientras las cosas sobre el césped no acababan de arrancar, la negociación con Lopera y Luis Oliver sufría de idas y venidas, lo que consumía el tiempo mayoritario de Haro y López Catalán mientras trataban de cumplir con la transformación del club.

 
Los errores de la 2016-17 más que hacer mella en Haro le sirvieron de aprendizaje para un puesto en el que habían salido heridos todos sus antecesores por la difícil gestión de un club con tanta inestabilidad. Ahí se produjo una de las manifestaciones más significativas de Haro, cuando se comprometió a dejar el cargo si el proyecto de la 2017-18 no funcionaba. Rafael Salas, consejero en su arranque de mandato, le planteó una junta de accionistas en la que Ahora Betis Ahora obtuvo, con mucha diferencia, el respaldo del beticismo una vez más. Era junio de 2017. La apuesta por Serra y Setién coincidió con el empuje final para el acuerdo accionarial definitivo (tras negociaciones durísimas con Lopera y Oliver junto a la Liga de Juristas Béticos y Por Nuestro Betis) asentando las bases del reparto histórico con el respeto a los béticos de base, en un camino a contracorriente del resto del fútbol pero que potenciaba la participación de los minoritarios. La imaginación en las fórmulas económicas, la capacidad de exprimir los ingresos para sacarles el mayor jugo sobre el campo y las negociaciones con los estamentos del fútbol nacional sirvieron para que el club fuera ampliando sus posibilidades de incorporar futbolistas de nivel a las órdenes de un entrenador con un sello especial. Los resultados se fueron dando y el Betis acabó sexto clasificado tras una campaña memorable. Haro, liderando la comisión deportiva junto a Setién, Serra y López Catalán, había encontrado al fin la fórmula del Betis que pretendía. En estos años también el Betis entendió las dinámicas del mercado y se produjeron la primera y tercera ventas más altas de jugadores canteranos en la historia del club, como fueron las de Fabián (30 millones) y Ceballos (quince). También el Betis ha progresado deportivamente y ahora cuenta con varios mundialistas, así como jugadores que participan en las convocatorias de la selección española como Pau López y Marc Bartra.

 
La ambición de los consejeros delegados («tengo en mente ganar una Liga con el Betis», llegó a decir Haro) se comprueba en el siguiente paquete de medidas planteado para la segunda fase de su mandato. Con el enorme proyecto de la nueva ciudad deportiva en Dos Hermanas y la finalización del Benito Villamarín como buques insignia, el club ha multiplicado su presupuesto, incrementado su potencial como empresa y ha explotado como ejemplo a seguir en múltiples sectores, así como ha avanzado en el Betis multidisciplinar (baloncesto, fútbol sala y femenino). El futuro parece muy próspero para el Betis de Haro, que cumple mil días pero que mira a otros tantos con la intención de distanciar más al Betis actual del inestable que tomó en su día. Las tres derrotas consecutivas en LaLiga ensombrecen esta efeméride pero en el Betis están convencidos de que la situación cambiará en las próximas semanas.

 
Con estos mil días de mandato, Haro está a punto de alcanzar en tiempo de gestión a Miguel Guillén y ya ha superado a todos sus antecesores en el siglo XXI menos a Manuel Ruiz de Lopera (1996 a 2006) y José León (2006 a 2010). En este tiempo, Haro ha mejorado la media de resultados que consiguieron en la máxima categoría los presidentes anteriores, ya que prácticamente ha equiparado el balance de victorias y derrotas, ya que arrastra el mal resultado de la temporada 2016-1 7. En estos momentos, el Betis bajo el mandato de Haro ha logrado 39 victorias, 23 empates y 43 derrotas. Sólo Guillén y Haro, de los ocho presidentes béticos desde 2000, no han tenido al Betis en Segunda. Ahora a Haro le queda superar este bache liguero para continuar la progresión que ha experimentado el Betis bajo sus órdenes en sus primeros mil días.

Mateo González

Mateo González

Jefe de Sección de Deportes en ABC de Sevilla
Mateo González

@Matglez

Periodista / Journalist. Jefe de Deportes de @abcdesevilla, @AFDLP y @Orgullo_Nervion RT no significa estar de acuerdo
RT @sergantavila: Quinta victoria consecutiva del #betisbaloncesto, sexta en total. Parcial de 6-2 tras ocho jornadas disputadas. El equipo… - 6 horas ago