Rubén Castro, en las filas del Albacete, controla un balón ante el bético Tais en el partido de la 2004-05 (Foto: EFE)
Rubén Castro, en las filas del Albacete, controla un balón ante el bético Tais en el partido de la 2004-05 (Foto: EFE)

Los tiempos de Rubén Castro en Albacete

El canario militó en el cuadro manchego en la temporada 2004-05

Por  12:13 h.

El partido del domingo tiene un sabor especial para uno de los referentes del Betis actual, Rubén Castro. Antes de encontrar su sitio en Sevilla, el canario abandonó las filas de Las Palmas y estuvo dando vueltas por España buscando un equipo que se adaptara a su particular forma de entender el fútbol. Albacete fue la primera parada de un recorrido que llevó a Rubén Castro por Coruña, Santander, Tarragona, otra vez Coruña, Huesca y Rayo Vallecano. Ahora, diez años después de su paso por el cuadro manchego, Rubén Castro vuelve al Carlos Belmonte.

El hoy bético militó en las filas del Albacete en la temporada 2004-05. Eran tiempos felices en Heliópolis. El equipo comandado por Lorenzo Serra Ferrer se proclamó campeón de la Copa del Rey además de entrar en la Liga de Campeones. Los Doblas, Joaquín, Juanito, Edu y compañía fueron de menos a más y acabaron el curso de manera espléndida. En la primera vuelta visitaron Albacete. Allí esperaba el equipo entrenado por el gaditano José González. El partido terminó con empate a cero y en el once titular local formó Rubén Castro. El canario jugó aquella temporada 22 partidos y anotó tres goles. En la segunda vuelta, con Rubén Castro también en la alineación titular, el Albacete perdió por dos tantos a uno en el Benito Villamarín. Rivas y Marcos Assunçao adelantaron a los verdiblancos y el chileno Mark González, años después jugador bético, marcó para el Albacete.

Resulta curioso repasar los compañeros de viaje de Rubén Castro en aquella temporada. En el Albacete militaban Casto y Gaspercic. El primero firmó poco después por el Betis mientras que el belga había jugado en Heliópolis entre 2001 y 2003. Además, junto a Rubén Castro estaban Siviero, segundo entrenador del Betis con Héctor Cúper en 2007, Nico Olivera, delantero del Sevilla años antes, Francisco, hasta hace pocas semanas entrenador del Almería y Momo, inseparable compañero de viaje de Rubén Castro y en la actualidad jugador de Las Palmas.

Rubén Castro ya sabe lo que es volver a Albacete con la camiseta del Betis. Lo hizo en 2010, en la quinta jornada. Los verdiblancos llegaban invictos después de hacer pleno en los primeros cuatro partidos pero el equipo entrenado por Antonio Calderón se llevó la victoria por dos a uno. Tato adelantó al Albacete, Rubén Castro empató y Nelson Cuevas marcó el definitivo gol a poco del final.