Abelardo y Filipescu, durante el Alavés-Betis de la temporada 2002-03 (Foto: Igor Aizpuru)
Abelardo y Filipescu, durante el Alavés-Betis de la temporada 2002-03 (Foto: Igor Aizpuru)

Mendizorroza y el reto de Europa para el Betis

No es la primera vez que el cuadro verdiblanco se presenta en el campo del Alavés en busca de puntos claves en la pelea por alcanzar competición continental

Por  4:13 h.

Deportivo Alavés y Real Betis están citados el lunes para cerrar la jornada 28. La Primera división encara la recta decisiva del campeonato. Hay muchas interrogantes por despejar, en especial en la zona media y alta. Por ahí se mueve en estos momentos el cuadro verdiblanco. El desplazamiento a Vitoria llega tras una semana en la que desde la entidad se han pronunciado de manera clara sobre la tarea del equipo en los dos meses y medio que restan. Tanto el presidente del Betis, Ángel Haro, como el vicepresidente deportivo, Lorenzo Serra Ferrer, hablan de Europa como una meta a pelear.

Por tanto, los tres puntos en juego encierran mucho valor. No será la primera vez que el Betis se presente en Mendizorroza buscando un triunfo en su carrera por conseguir plaza en competición continental. Pasó a mediados de la temporada 2001-02. Con un gol de Capi, el Betis de Juande Ramos se llevó el triunfo y dio un paso más en una trayectoria que, semanas después, le permitió asegurarse un billete para la Copa de la UEFA. Un año más tarde, en la jornada 36 de la 02-03, el conjunto entonces dirigido por Víctor Fernández viajó a Vitoria con urgencias tras acumular siete partidos consecutivos sin conocer la victoria. La racha se rompió en el campo del Alavés, ante un rival que también se jugaba mucho aunque a otro nivel. El Betis estaba en la undécima posición con 45 puntos, seis menos que el Athletic, que ocupaba la sexta plaza, última en dar derecho a disputar competición europea. Prats; Filipescu, Juanito, Belenguer, Luis Fernández; Ito, Assunçao, Joaquín, Benjamín; Fernando y Dani, fueron los once futbolistas elegidos de inicio. Alineación para tratar de superar a un Alavés que se afrontaba la cita desde la zona más peligrosa de la tabla.

Joaquín salta con Luis Helguera en el Alavés-Betis de la temporada 2002-03 (Foto: EFE)

Joaquín salta con Luis Helguera en el Alavés-Betis de la temporada 2002-03 (Foto: EFE)

Aquella tarde, el solitario gol del bético Fernando en el minuto 57 puso el punto y final a un lustro inolvidable para los de Mendizorroza. Derrota (0-1) y descenso para un equipo que ascendió en la temporada 97-98. Se mantuvo con ciertos apuros el año siguiente y a partir de ahí tomó carrerilla. Dos clasificaciones para jugar la entonces denominada Copa de la UEFA y una inolvidable final de dicha competición ante el Liverpool en mayo de 2001 cuyo desenlace, 5 a 4 para el cuadro inglés, quedó grabado para siempre en la memoria de los aficionados al fútbol. «Era bonito. En aquella época nos salía prácticamente todo», recuerda para ABC de Sevilla uno de los referentes del Alavés que jugó en Europa, Pablo Gómez. El centrocampista militó varias temporadas en el cuadro vitoriano. Vivió el salto a la elite y también sufrió en primera persona la decepción de 2003 cuando todo se vino abajo. Aunque en realidad intente acordarse lo menos posible. «Trato de olvidar los momentos malos», reconoce antes de subrayar que «no he vuelto a ver nada del partido contra el Betis. Igual que tampoco he visto nunca imágenes del día del Liverpool..». Pablo Gómez reconoce que el descenso confirmado tras la derrota «fue algo muy duro» y no esconde que «el Betis venía entonces muy fuerte».

Pablo Gómez felicita a su compañero Cosmin Contra en un partido de la Copa de la UEFA 01-02 (Foto: EPA)

Pablo Gómez felicita a su compañero Cosmin Contra en un partido de la Copa de la UEFA 01-02 (Foto: EPA)

Sonríe cuando repasa las alineaciones de aquella tarde y confirma que Joaquín era ya por entonces uno de los futbolistas importantes en el equipo bético. Saltando al presente, Pablo Gómez afirma entre risas que «es como las pilas Duracell», antes de añadir que «sigue jugando bien y aportando muchas cosas. El equipo lo nota». En el once del Alavés de aquella tarde figuraban, además de Pablo Gómez, otros protagonistas de la gran cita de Dortmund ante el Liverpool como Karmona, Téllez o Iván Alonso. También se enfrentó al Betis el hoy entrenador del primer equipo blanquiazul, Abelardo. «El secreto del éxito del Alavés durante aquellos años fue que actuábamos como un equipo. Futbolistas como Javi Moreno fueron creciendo a la par que el rendimiento del grupo iba en ascenso», asegura Pablo Gómez antes de regresar al presente. «Lo de Abelardo nadie se lo esperaba», afirma en alusión a la remontada experimentada por el Alavés desde que el técnico se hiciera cargo del equipo hace algo más de tres meses. El que fuera centrocampista, en la actualidad alejado del mundo del fútbol profesional, reconoce el estilo «atrevido» que tiene el entrenador bético, Quique Setién, «un fútbol de toque, basado en la posesión y que también va incorporando jugadores a un pleno rendimiento, como el caso de Fabián».

Ito, en un encuentro jugado por el Betis en el Benito Villamarín (Foto: Alejandro Espadero)

Ito, en un encuentro jugado por el Betis en el Benito Villamarín (Foto: Alejandro Espadero)

Fueron varios los balones que, a buen seguro, Pablo Gómez disputó aquella tarde de 2003 con Antonio Álvarez ‘Ito’, también centrocampista y que militó durante seis años en las filas del Betis. El extremeño, actual entrenador del Azuaga, conjunto del Grupo XIV de la Tercera División, tuvo la oportunidad de vivir experiencias europeas con el cuadro verdiblanco. Sin embargo, el final de aquella temporada 02-03 resultó ser «decepcionante» porque el Betis no pudo más que acabar octavo, a dos puntos del sexto, a pesar de haber ganado los tres últimos encuentros. «Te quedabas con malas sensaciones porque teníamos equipo para entrar en Europa. Contábamos con un bloque que venía de la etapa de Juande Ramos en la que nos clasificamos para la UEFA y casi llegamos a lograr el pase para la Liga de Campeones. Después, en 2003 y 2004 nos pasó algo parecido. Peleamos hasta las últimas jornadas pero no logramos el objetivo». Ito sigue muy de cerca el caminar actual del Betis. «Quitando a los que se encuentran en la lucha por las plazas de Liga de Campeones, el resto está muy igualado. Hay un abanico muy grande de equipos que pueden quedar el sexto y el séptimo. Lo más importante es que se acerca una serie de partidos contra equipos similares. Lo ideal sería ganar para lograr una situación privilegiada». La primera cita bética será ante el Alavés, conjunto que ha espantado los miedos de la primera parte de la competición.

Juan Arbide

Juan Arbide

Redactor de Deportes en ABC de Sevilla
Juan Arbide

@JuanArbide

Redactor de deportes en ABC
RT @AFDLP: Colas de un día para sacar los últimos abonos del Betis https://t.co/9g4lGnCJN7 #Betis - 8 horas ago