Joaquín abraza a Tello ante Sanabria al marcar el extremo el 3-0 frente al Dudelange (Foto: J. M. Serrano).
Joaquín abraza a Tello ante Sanabria al marcar el extremo el 3-0 frente al Dudelange (Foto: J. M. Serrano).

Mensajes de confianza en el vestuario del Betis antes de visitar al Atlético

La plantilla, convencida de que puede aprovechar su buen momento para ganar en el Wanda Metropolitano

Por  5:48 h.

El vestuario del Betis está pleno de confianza. Portería a cero y puntos que se añaden al casillero conforman su realidad más reciente. Un equipo al alza que está consolidando sus virtudes. Después de la victoria ante el Dudelange, no tan fácil como podía preverse, el grupo seguía alimentando una confianza que se había ido generando durante la semana. Todo de cara al partido de mañana ante el Atlético de Madrid en el Wanda Metropolitano. «Vamos a liarla allí», llegan a decir algunos componentes del equipo. La fe verdiblanca es el motor de sus fortalezas en un partido que supone un choque de estilos, en la prueba que más tiempo llevan esperando Quique Setién y sus colaboradores.

 
El cántabro se ha definido siempre, entre otras cuestiones, por ser un antagonista del estilo de Diego Pablo Simeone. Sí coinciden en evitar los planteamientos de futuro a medio o largo plazo y agarrarse al viejo aserto del «partido a partido». Más allá de eso, diferencias. «El Atlético de Simeone juega como él. Se lo comenté al Cholo: me encanta lo que haces, los títulos, lo que has conseguido… pero no me gusta cómo juega tu equipo», señaló el cántabro justo antes del Las Palmas-Atlético de la temporada 2015-16. Los resultados casi siempre han sido favorables a Simeone. Sin ir más lejos, la pasada temporada venció por 0-1 en el Villamarín (gol de Saúl). La vuelta fue diferente. Un empate a cero que dejó buen sabor de boca en los verdiblancos. Ahora el grupo quiere lograr ese triunfo que le falta.

 
Y para ello, más allá del talentoso fútbol que ha venido exhibiendo, muestra una fe tremenda en sus posibilidades. Incluso, hay quien desde dentro llama a la prudencia. En todo caso, la predisposición de toda la plantilla para jugar, la acertada gestión de las rotaciones y los buenos resultados favorecen, al menos, cierta ilusión de dar un aldabonazo en un escenario tan importante. Las bajas de Giménez, Savic, Costa y Vitolo y que el Atlético sólo pueda disponer de 16 futbolistas de la primera plantilla después de haber jugado Liga de Campeones esta semana inciden en este aspecto. Setién pudo dar descanso a hombres importantes como Mandi, Boudebouz, Canales, Loren o Junior de cara al choque de mañana. De hecho, hasta los cambios ante el Dudelange tenían cierto sentido pensando en el duelo ante el Atlético. Sacó del campo Setién a Guardado e Inui en primer lugar, dos futbolistas que sí tendrán minutos ante los rojiblancos. Setién volverá a rotar la plantilla en esta dinámica de considerar a los 21 titulares, puesto que la alta competencia ha llegado hasta la portería y ello se está conduciendo por parte del cuerpo técnico en beneficio del conjunto.

 
Durante toda la semana, que empezó tras la victoria por 1-0 ante el Leganés, el grupo bético ha mirado al duelo ante el Atlético. Obvio que sin perder de vista el del jueves con el Dudelange, pero considerando la entidad de ambos la trascendencia del choque en Madrid condicionó los movimientos generales. La confianza mostrada por el equipo y la percepción de que el progreso que desarrolla se asienta en buenos resultados son los valores fundamentales para un Betis que se ve con muchas opciones de hacer algo importante ante los de Simeone. Si la pasada campaña los enfrentamientos con el Valencia o el Atlético supusieron el techo de cristal de los heliopolitanos para no poder dar ese salto con el que sueñan para luchar, incluso, por la cuarta plaza, esta campaña ya demostraron en Valencia que están de igual a igual, o mejor, que los de Marcelino y ahora esa fuerza quieren desplegarla en el Metropolitano.

 
El Atlético es un equipo que se siente más incómodo sin el balón con respecto a años anteriores. Esta campaña sí está discutiendo más la posesión con sus rivales y en la mayoría de encuentros ha llevado la iniciativa. Influye en eso la llegada de jugadores como Rodrigo o Lemar, con mejor trato con el esférico. Ese debate puede ser fundamental para la suerte del encuentro y el Betis se siente fuerte en ese apartado. La confianza bética se asienta en esos pilares para obtener el triunfo en uno de los feudos que más se le resisten, puesto que no vence allí desde 2011, provocando el despido de Gregorio Manzano, al que sucedió Simeone. No ha logrado el Betis derrotar al argentino jamás. El grupo de jugadores ver el reto de mañana como una oportunidad única para encauzar esta dinámica y dar un golpe encima de la mesa de LaLiga para afianzarse en la zona europea y aspirar a figurar en los puestos de Liga de Campeones durante el parón liguero, con la inyección de confianza que eso supondría para todos.

Mateo González

Mateo González

Jefe de Sección de Deportes en ABC de Sevilla
Mateo González

@Matglez

Periodista / Journalist. Jefe de Deportes de @abcdesevilla, @AFDLP y @Orgullo_Nervion RT no significa estar de acuerdo
RT @JuanArbide: #Betis-Valladolid (0-1): Ni VAR ni gol https://t.co/Z6kTYP31N9 vía @AFDLP @JuanArbide - 3 horas ago