Raúl celebra su gol con Narváez, durante el Portimonense - Betis (Foto: Alberto Díaz)
Los jugadores del Betis celebran el gol de Raúl ante el Portimonense (Foto: Alberto Díaz)

Portimonense-Betis (1-2): Tercero en la Copa Ibérica, en un encuentro de más a menos

Primeros minutos de los fichajes Dani Martín y Pedraza; la desorganización del tramo final, la nota negativa

Por  14:32 h.

El Real Betis finalizó en la tercera posición de la Copa Ibérica tras ganar al Portimonense por 1 a 2, gracias a los tantos de Raúl, en la primera parte, y de Joaquín en la segunda. El capitán celebró a lo grande su cumpleaños sobre el césped con un golazo de falta directa. Primeros minutos de los fichajes Dani Martín y Pedraza, y también de Kaptoum, y muy buenos minutos del palaciego Ismael, que sigue dejando buenas impresiones sobre su fútbol.

La primera mitad fue de claro dominio bético. Es verdad que a los de Rubi les costó entrar. El Portimonense, más rodado que el cuadro heliopolitano, estuvo mejor en líneas generales sobre el terreno de juego y comenzó teniendo el balón. Pero con el paso de los minutos, el aumento del calor y que los jugadores del Betis comenzaron a entenderse bastante mejor en el campo, la balanza fue cayendo del lado del equipo bético y las llegadas y ocasiones ante la portería rival se multiplicaron. Poco a poco, el Betis fue metiendo en su campo al Portimonense, que sufría para salir e intentar crear peligro ante Dani Martín, que no se producía.

En el minuto 13, Narváez ya se coló en el área visitante. El colombiano, escorado a la izquierda, se marchó por velocidad de su par y se coló en la zona de peligro pero su disparo lo taponó un defensa. Cinco minutos después, los verdiblancos se adelantarían en el marcador. Rodri cogió el balón unos metros por delante de la línea de tres cuartos y lo puso a la espalda de la defensa del Portimonense para la entrada de Narváez. El colombiano disparó ésta vez a la primera, pero el meta local no atrapó bien el balón y lo dejó suelto en el área pequeña. Ahí apareció Raúl para meter el pie y adelantar a los béticos. Luego probaron suerte Boudebouz y Rodri desde fuera del área. El primer tiro se fue fuera y el segundo lo atrapó, ahora sí el meta local Gonda.

El dominio bético sobre el terreno de juego del Portimao Estadio se sucedía. En el minuto 37, Joaquín lo intentó con un saque directo desde la esquina. El portuense cerró el centro y cuando parecía que el balón se colaba en la portería se estrelló en el poste. Para cerrar el primer tiempo, en el minuto 40, una combinación entre Raúl, Boudebouz y Rodri acabó con un pase en corto dentro del área de Rodri a Boudebouz. El franco-argelino se perfiló el tiro con su pierna izquierda, pero se entretuvo demasiado y un defensa apareció para quitarle el balón antes de disparar.

El choque se fue al descanso con la victoria bética y con varios nombres propios, sobre todo Ismael. El palaciego se erigió como el faro del Betis en el centro y lideró al equipo en muchas acciones. Demostró colocación, saber estar, sobriedad, sacrificio y buen toque de balón. Jugador a tener en cuenta para el futuro y no muy lejano. Dani Martín y Pedraza disputaron sus primeros minutos como verdiblancos y no desentonaron.

En el segundo tiempo, el guión del choque siguió igual, con dominio del Betis en todo momento. Y se constató en el marcador. En un balón al espacio de Boudebouz para la carrera de Raúl, el delantero juvenil fue trabado nada más adentrarse en el área, pero el colegiado decidió que la falta había sido fuera. Joaquín se dispuso a lanzar la falta y como el córner del primer tiempo lo hizo de forma directa. Esta vez la pelota sí entró. Golazo del capitán para celebrar su 38 cumpleaños y gran ovación de los espectadores presentes en el estadio portugués.

Después, con el carrusel de cambios, el Betis siguió dominando, pero el choque se igualó un poco más por la desorganización del equipo verdiblanco sobre el campo.El Portimonense acortó distancias. En el minuto 71, Paulinho aprovechó un balón suelto en la zona de tres cuartos y de un perfecto y duro zurdazo batió a Dani Rebollo. Siguió intentándolo el Betis para no pasar apuros en el tramo final. Abreu lanzó un duro disparo cruzado que se escapó fuera cerca del palo derecho de la portería local.

No pasó nada más en el terreno de juego y ante el Portimonense el Betis firmó su primera victoria de la pretemporada.