Antonio Adán (Foto: Juan Flores).
Antonio Adán (Foto: Juan Flores).

El pulso de Adán al Betis acaba en operación

El portero bético se pierde lo que resta de la temporada al pasar hoy por el quirófano; planteó aplazar la intervención si era renovado por el club

Por  5:05 h.

Antonio Adán se operará hoy de su lesión en el pubis y no podrá jugar con el Real Betis los ocho partidos que restan de la temporada. Una baja sensible para el equipo de Quique Setién, ya que es el indiscutible portero titular. A partir de este sábado ante el Eibar será sustituido por Dani Giménez, suplente del madrileño desde que llegó en el verano de 2014, y que acaba vinculación el próximo 30 de junio. Ha sido el contrato de Adán, precisamente lo que se ha mezclado en las conversaciones más recientes entre el club y el jugador a cuenta de su lesión. El futbolista ha llegado a plantear en la mesa con los dirigentes verdiblancos que podía aplazar su operación si se le planteaba una renovación. El Betis ya informó a Adán en junio de 2017, justo tras la llegada de Lorenzo Serra Ferrer, que no iba a revisar su vinculación, que concluye en junio de 2019. Más tarde, en diferentes citas durante la temporada, la entidad insistió en esa postura. No sentó bien al jugador la contratación de Pau López y exigió una respuesta de la entidad acerca de su futuro, al no producirse, Adán planteó el pulso al Betis: renovación u operación.
La opinión de la mayoría de especialistas que han revisado el pubis de Adán coincide en que la intervención no es urgente. Cierto es que el futbolista lleva jugando con dolor desde hace unos meses y se le aplicó un tratamiento conservador que ha reducido la incidencia de la lesión en el futbolista, que ha ido bajando las cargas de trabajo en los entrenamientos para no forzar su musculatura. De tal manera que existe un informe del doctor Ramón Cugat que señala que Adán podía aguantar sin riesgo para su físico hasta el final de la temporada debido a que la dolencia no estaba tan avanzada. Adán, a su vez, ha señalado que tiene un «documento médico que acredita que la operación era la única opción para eliminar dichas molestias». La cuestión está en el cuándo. Y los especialistas le indicaron que podía esperar hasta el 17 de mayo. Adán no necesitaba el permiso del club para someterse a la operación.
Sin embargo, el futbolista, ante la incertidumbre de su futuro ya que no tiene claro que el club vaya a contar con él para la próxima temporada tras la llegada de Pau López decidió aprovechar la tesitura para plantear una renovación que lleva pidiendo desde hace varias temporadas. Y la postura del Betis ha sido inflexible en su negativa a comprometerse a algo más allá de su contrato actual, sobre todo teniendo en cuenta que no corría el riesgo hasta junio de 2019 de que nadie abonara el importe de su cláusula de rescisión, de ocho millones de euros, basándose en que hasta la fecha no ha llegado ninguna oferta a la entidad por los servicios del portero. Adán recuerda, mientras, que Miguel Torrecilla, en su etapa de director deportivo, le prometió una mejora en su salario, algo que finalmente no se produjo, y considera que sus actuaciones y su trascendencia en la plantilla le hacen merecedor de una revisión al alza. El jugador ya fue renovado dos veces desde su llegada al club en enero de 2014. Con la operación, Adán estará de baja durante dos meses y espera estar ya disponible para el arranque de la pretemporada 2018-19.
Adán, una vez que el Betis confirmó la noticia de la intervención quirúrgica por la pubalgia, hizo público un comunicado a través de su cuenta de Twitter en el que señalaba que «mi cuerpo ha dicho basta y tengo que pasar por el quirófano» y considera que «el gran perjudicado soy yo al tener que pasar por el quirófano» y que perderse lo que resta de temporada con el equipo en plena lucha por Europa supone «una frustración» para él.
La tensión entre Adán y el club ha sido evidente en los últimos días, ya que no han gustado ni el momento ni las formas para plantear la intervención quirúrgica y la mezcla con las circunstancias del contrato. Las conversaciones se sucedieron desde que el lunes el jugador informó de sus intenciones y apalabró la cita para la cirugía de hoy. Quique Setién conversó directamente con Adán y basándose en su diálogo y en los informes médicos que tenían en su poder tanto el club como el futbolista señaló públicamente que Adán podía aguantar los ocho partidos que restaban y que estaba seguro de que no se iba a operar. Mañana atenderá a los medios el técnico y dará su opinión al respecto.
Además, esta lesión implica también un movimiento en cadena en la portería que afecta al Betis Deportivo, cuyo portero Pedro pasa a las convocatorias del primer equipo. El filial heliopolitano se está jugando la permanencia en la Segunda B y Sergio Tienza, el otro portero de su plantilla, se lesionó de ligamentos hace semanas. Perderá así un elemento fundamental en su equipo José Juan Romero, que deberá tirar del meta del División de Honor juvenil, que a su vez está jugándose el campeonato liguero y seguramente participará en la Copa del Rey.

Mateo González

Mateo González

Jefe de Sección de Deportes en ABC de Sevilla
Mateo González

@Matglez

Periodista / Journalist. Jefe de Deportes de @abcdesevilla, @AFDLP y @Orgullo_Nervion RT no significa estar de acuerdo
Vaya pedazo de etapa #TourdeFrancia - 48 mins ago