Lara Fernández, acompañada por Jaime Cantos y Alejandro Bonilla
Lara Fernández, acompañada por Jaime Cantos y Alejandro Bonilla

«Quiero entrar en el ring con la camiseta de Joaquín»

Lara Fernández, bética de carnet, se juega el Mundial de K1 dentro de un mes en Madrid

Por  3:21 h.

Lara Fernández ya lo visualiza. «Quiero hacer la entrada al ring con la camiseta de Joaquín», sentencia. Su reto se ha viralizado en las redes sociales. «Los béticos me están ayudando, creo que lo voy a conseguir», dice esperanzada tras escribir un tweet que ha tenido más de 500 réplicas. Es la primera meta de esta toledana de 22 años, afincada en Sevilla desde que tenía dieciséis, entrenada por Jaime Cantos y pareja de Alejandro Bonilla, quien le introdujo en la fe bética. Pero, ante todo, es una luchadora de K1 y Muay Thai que el 6 de octubre tiene en Pozuelo (Madrid) su gran pelea ante la francesa Largilliere en la categoría de 52 kilos en el Mundial de EnFusión. Ahí está su segunda meta temporal, la principal en estos meses de duro entrenamiento.

 
Y quiere salir al ring vestida del Betis porque lo siente así. Su pareja, Alejandro Bonilla, ya lo hace así acompañándola en su esquina. Y Lara Fernández quiere homenajear a Joaquín, uno de sus referentes, en uno de los combates más importantes de su vida. «El Betis ya era un equipo que me gustaba antes de venir pero con Alejandro iba al campo y el último año de Segunda me hice socia. Antes estábamos en Gol Norte y ahora en la grada de animación de Gol Sur», relata.

 

«La afición del Betis es única. No hay otra igual. Es como una familia. Es lo que yo busco en el deporte. Otras se meten en política o en otras cuestiones que no me gustan nada. Los béticos se ayudan los unos a los otros. Y conmigo lo están haciendo en redes sociales para que pueda realizar mi sueño».

 
Lara Fernández no se pone un techo. «Quiero seguir con veladas más grandes todavía», asegura. Y es que su dinámica de entrenamientos le absorbe ahora el día a día, luchando a su vez con la estricta dieta. «He compaginado la preparación con una pelea anterior y ahora entreno mañana y tarde, si el trabajo me lo permite, con sesiones de dos horas en cada franja», reconoce Lara Fernández.