Emerson ante el Valladolid. Foto: Real BetisValladolid
Emerson ante el Valladolid. Foto: Real BetisValladolid

Real Betis – Valladolid (1-2): La temprana expulsión de Joel fue una losa insalvable

Los verdiblancos, con todo, fueron capaces de dominar al Valladolid durante casi todo el encuentro, aunque se quedaron sin premio

Por  23:04 h.
Betis
1
Valladolid
2
Real Betis: Joel Robles; Emerson, Bartra, Sidnei, Pedraza; Javi García, William Carvalho; Joaquín (Dani Martín, m. 9), Fekir, Tello (Juanmi, m. 82); y Borja Iglesias (Loren, m. 46).
Real Valladolid: Masip; Moyano, Kiko Olivas, Salisu, Nacho Martínez; Antoñito (Waldo Rubio, m. 55), Alcaraz (Anuar, m. 76), Míchel, Óscar Plano; Sandro (Enes Ünal, m. 12) y Sergi Guardiola.
Goles: 0-1, m. 62: Sergi Guardiola. 1-1, m, 68: Loren. 1-2, m. 88: Óscar Plano.
Árbitro: Jaime Latre (Comité Aragonés). Mostró tarjeta amarilla a Emerson, Óscar Plano, Antoñito y Moyano. Expulsó al portero del Betis Joel Robles con roja directa en el minuto 8 de partido.
Estadio: Benito Villamarín. 51.497 espectadores. Terreno de juego en buenas condiciones. Cielo despejado y 30ºC. Partido de la jornada 1ª de LaLiga Santander 2019-20.

La expulsión de Joel Robles a los ocho minutos de partido marcó por completo el debut liguero del Betis de Rubi en el Villamarín. Los verdiblancos, con todo, fueron capaces de dominar al Valladolid durante casi todo el encuentro y de generar ocasiones suficientes como para haber obtenido algún rédito. No se le puede achacar nada, en cuanto al enorme esfuerzo, al conjunto bético. Sergi Guardiola puso por delante a los pucelanos y Loren, que sustituyó al lesionado y debutante Borja Iglesias, firmó el 1-1. A punto de finalizar el choque, con el Betis totalmente fundido por el sacrificio titánico, Óscar Plano cazó un balón en el área local y le dio la victoria a los suyos. Entre lo positivo, las ganas del equipo ante la adversidad y el buen partido de Fekir, que tiró del carro con mucha calidad, vaciándose por la causa. También destacó Emerson. Mejorable fue, sin duda, el sistema defensivo en los momentos cruciales del choque.

El técnico catalán de los verdiblancos puso en liza su mejor once posible para el estreno oficial , teniendo en cuenta la baja del tocado Canales y las ausencias de Guardado y Mandi, con menor carga de entrenamientos que el resto debido a que se incorporaron más tarde a la pretemporada por los compromisos internacionales con sus respectivas selecciones. A partir de ahí, toda la artillería al campo. Los dos grandes fichajes del proyecto, Nabil Fekir y Borja Iglesias, se vistieron de inicio. 50 millones de euros para rearmar un ataque de muchos quilates… quién lo diría hace unos años por Heliópolis. El Panda, pese a todo, sólo pudo actuar hasta el descanso. No completó el choque por molestias en el tobillo tras una acción fortuita con Alcaraz. En la alineación titular, Rubi apostó también por otra de las incorporaciones estivales, el lateral izquierdo Alfonso Pedraza. Además, el entrenador optó finalmente por colocar a Javi García en la posición de pivote junto a William Carvalho, en lugar del camerunés Kaptoum. El de Mula no estuvo fino en la primera mitad, con un par de imprecisiones en zonas peligrosas. Mejoró bastante en la segunda.

Sea como fuere, todo lo que había diseñado Rubi en la previa se fue al traste demasiado pronto. Concretamente, a los ocho minutos de partido. Sandro recogió un balón en profundidad, le ganó la partida a Bartra y cuando encaraba a Joel Robles fue derribado por el portero del Betis al borde del área… drama. Jaime Latre vio con claridad la acción y no dudó en mostrarle la cartulina roja al cancerbero bético. Desazón en el Villamarín. La jugada no ofrecía dudas. Joel cortó de forma antirreglamentaria la ocasión manifiesta de gol del canario y tuvo que enfilar el camino de los vestuarios, dejando a su equipo con un hombre menos prácticamente durante todo el partido. La expulsión del getafense propició el debut en la meta local de Dani Martín, mientras que el ‘sacrificado’ en el cambio por Rubi fue el capitán Joaquín Sánchez. Asumió el trance sin poner una mala cara el portuense y desde ese momento se dedicó a alentar con fuerza a sus compañeros desde el banquillo.

La temporada empezaba torcida para los verdiblancos. Tocaba jugar a la heroica. Un clásico. El desgraciado lance dio paso a minutos de dudas en el cuadro heliopolitano, circunstancia que intentó aprovechar el Valladolid acumulando algún efectivo más arriba y poniendo con escaso acierto balones aéreos. Muy limitados los pucelanos en sus recursos pese a gozar de superioridad numérica. De hecho, en cuanto el Betis logró recomponerse, tomó rápidamente el mando del choque y disfrutó incluso de las mejores ocasiones en la primera mitad. Con el Panda en constante pelea con los centrales vallisoletanos, Carvalho y Fekir comenzaban a hacer daño por dentro. En el 23, el ex del Olympique de Lyon recortó en la frontal y logró sacarse un disparo muy peligroso que se estrelló en el cuerpo de Kiko Olivas. Muy activo el campeón del mundo, asumiendo galones, desbordando y buscando en todo momento el área contraria durante el complicado primer acto.

También percutía el Betis por los costados, con un Emerson incansable por la derecha y Tello, incisivo en la izquierda. El extremo de Sabadell firmó la mejor jugada de su equipo, arrancando y deshaciéndose con un espectacular cambio de ritmo, con bicicleta incluida, de Kiko Olivas para encarar a Masip. Una pena que su definición al palo largo se quedara corta de potencia y el portero del Valladolid acabara deteniendo la bola. Ocasión clarísima. Antes del descanso, el propio Tello volvería a probar fortuna con un lanzamiento de larga distancia que tampoco obtuvo premio. 0-0 en los primeros 45 minutos.

La temprana expulsión de Joel marcó completamente el guion del Betis, bastante mejor que su rival a pesar de todo. El equipo de Rubi mantuvo el tipo atrás y fue capaz de llegar con intensidad a los dominios de Masip, generando ocasiones. En la reanudación, sin embargo, nuevos problemas para los locales. El tobillo de Borja Iglesias no pudo aguantar y el gallego tuvo que dejar su sitio en el campo a Loren. El fútbol… el delantero canterano, cuestionado en los últimos tiempos, acabaría siendo protagonista y reivindicándose. El Betis siguió apretando en la segunda parte, liderado por una notable versión de Fekir. El galo rozó el gol con un disparo que se estrelló en el lateral de la red pucelana. Los verdiblancos llegaban. Querían. Era el rival el que parecía estar jugando con diez. Loable el ímpetu de los béticos.

Pero en este deporte se trata de acertar y el primero que lo hizo, quizás injustamente, fue el Valladolid. En el 62, Sergi Guardiola se zafó de la marca de Pedraza y logró batir a Dani Martín con un zurdazo raso ajustado al palo. 0-1… y cánticos en el Villamarín animando a los suyos, reconociendo el esfuerzo pese al mazazo. Viéndose por detrás en el marcador, el Betis no se amilanó y volvió a tirar de raza inmediatamente. Sólo seis minutos tardaron los de Rubi en nivelar el resultado. Y lo hicieron con una jugada preciosa. Emerson dibujó el pase, Carvalho la dejó pasar con maestría y Loren recogió el balón para superar a Masip dentro del área. ¡Arriba el Villamarín! El punto, al menos, parecía controlado. Desgraciadamente, los béticos acusaron el tremendo desgaste físico en el tramo final y en el 88, tras una posesión larguísima del Valladolid, Óscar Plano logró el tanto de la victoria visitante, superando la marca de Sidnei y fusilando a Dani Martín. 1-2 para empezar LaLiga. Cúmulo de infortunios en el estreno… queda toda la temporada por delante.

Fran Montes de Oca

Fran Montes de Oca

Redactor de Deportes en ABC de Sevilla
Fran Montes de Oca

@MontesdeOcaFran

ABC de Sevilla. 18 años informando y disfrutando en sus medios (TV, radio, papel y web). https://t.co/OKGmn3p4dA https://t.co/2J9VfuERRI
RT @ankarma81: Al inventor del fútbol le dio el Norwich City un meneo bueno. https://t.co/NZhVg0b3bR - 1 hora ago