Sanabria, durante un entrenamiento con el Betis (Foto: J. J. Úbeda)
Sanabria, durante un entrenamiento con el Betis (Foto: J. J. Úbeda)

Sanabria, de los primeros en regresar al trabajo en el Betis

El delantero tiene previsto llegar a Sevilla antes de que arranque la pretemporada para evaluar su estado físico después de un año complicado

Por  4:29 h.

Los futbolistas y técnicos del Real Betis apuran los últimos días de vacaciones. El fin de semana del 7 y 8 de julio está previsto que arranque la pretemporada verdiblanca. Al igual que el año pasado, las instalaciones de Montecastillo se convertirán en el punto de inicio del proyecto encabezado por Quique Setién. Antes de poner rumbo hacia tierras jerezanas, los futbolistas se someterán a los habituales reconocimientos médicos.
Para la mayoría de los jugadores será la primera toma de contacto con la segunda temporada del cántabro al frente del equipo. Otros, por el contrario, han adelantado sus relojes para ganarle algo de tiempo a la pretemporada. Uno de ellos es el delantero Sanabria, que acabó la temporada jugando después de superar la importante lesión sufrida en la rodilla derecha. El conjunto verdiblanco despidió el campeonato con una derrota (3-2) en el campo del Leganés el 19 de mayo. Sanabria saltó al campo a falta de 20 minutos y apenas seis más tarde lograba el momentáneo 2-2. El cabezazo del atacante se convirtió en el último gol verdiblanco en la temporada 17-18.

Llegaron las vacaciones para la inmensa mayoría. Pero Sanabria siguió con los entrenamientos. Además, recibió la llamada de su selección para un encuentro amistoso. Paraguay se quedó fuera del Mundial de Rusia, pero acudió a Europa para la disputa de un partido contra Japón en Austria que, además, servía de homenaje al portero Justo Villar, que jugó 15 minutos en su despedida de la selección paraguaya tras 119 partidos. El pasado 12 de junio, Sanabria se quedó de inicio en el banquillo y salió al terreno de juego a falta de media hora en lugar de Óscar Romero. Tres días más tarde, el atacante inició sus vacaciones. Tiempo para tratar de desconectar después de una temporada con muchos altibajos en Heliópolis. Hace un año, por estas fechas, Sanabria se encontraba inmerso en una de las últimas fases de recuperación de los problemas en el pubis que le obligaron a pasar por el quirófano. El atacante llegó a tiempo al inicio del campeonato, aunque tardó varias jornadas en lograr plaza de titular. Su oportunidad llegó en la jornada quinta y la aprovechó a lo grande. Gol en el último minuto que sirvió al Betis para ganar en el Santiago Bernabéu muchos años después de hacerlo por última vez.

En el campo del Real Madrid arrancó la mejor etapa de Sanabria en los dos años que lleva perteneciendo al cuadro verdiblanco. Un par de meses en los que el delantero se convirtió en uno de los referentes del equipo. El cabezazo de Chamartín tuvo continuidad y Sanabria fue capaz de firmar seis goles más. A excepción del logrado en el partido contra el Valencia en el Benito Villamarín, los tantos del atacante ayudaron a sumar puntos al equipo de Setién. Pero la fortuna cambió pronto de signo. El 25 de noviembre, en la visita del Girona a Heliópolis, Sanabria disputó sus últimos minutos hasta que, justo una vuelta después, tuvo la oportunidad de reaparecer en tierras catalanas. Cuando mejor se encontraba en el terreno de juego, la rodilla derecha empezó a dar problemas. A comienzos de diciembre tuvo que visitar de nuevo el quirófano, en este caso, para tratar de corregir las molestias en el menisco externo. Mientras sus compañeros atravesaban el ecuador del competición, el paraguayo tachaba fechas en el calendario particular de su recuperación. El momento más esperado llegó el 13 de abril, día en el que los verdiblancos ganaron en Girona (0-1) dando un paso más en su camino hacia Europa. Un cuarto de hora de fútbol que le supo a gloria al delantero. Sensaciones que se multiplicaron semanas más tarde cuando regresó a la titularidad justo el partido en el que el Betis certificó su presencia en Europa tras derrotar al Málaga en el Benito Villamarín.

El paréntesis vacacional se va acercando a su final. Los futbolistas verdiblancos tienen que presentarse el 6 de julio para llevar a cabo los reconocimientos médicos previos al desplazamiento a Montecastillo previsto para el domingo 8. Si los planes no sufren un cambio respecto a lo planificado en un principio, Sanabria tiene previsto llegar a Sevilla antes que la mayoría de sus compañeros para llevar a cabo una serie de pruebas médicas y controlar que todo va bien después de un año complicado en lo que a los problemas físicos se refiere. Todos los futbolistas de la plantilla bética se llevaron «tarea» a sus vacaciones. Lo normal es que los jugadores no estén más allá de diez días totalmente parados. A partir de entonces llega el momento de activarse. En los casos de futbolistas como Sanabria, además de los trabajos básicos señalados por los encargados de dirigir la parcela física, hay otros más particulares para llegar en condiciones a la fecha señalada. El delantero, mirando de reojo cualquier novedad que se pueda registrar en torno a su futuro, persigue una mayor regularidad en el terreno de juego. En su primera temporada como bético participó en 24 encuentros oficiales, mientras que en la pasada tan sólo fueron 17.

 

Juan Arbide

Juan Arbide

Redactor de Deportes en ABC de Sevilla
Juan Arbide

@JuanArbide

Redactor de deportes en ABC
RT @AFDLP: Beñat: “El Villamarín es un campo especial, he vivido grandes momentos allí” https://t.co/hnc4IL3s83 #Betis vía @EFEdeportes @AF - 3 horas ago