Tres años del adiós de Miki Roqué, el eterno 26

Había anunciado un cáncer de pelvis un año antes

Por  10:58 h.

El 24 de junio es un día triste para el beticismo. Y es que hace tres años que se marchó Miki Roqué. El prometedor central catalán había anunciado un año antes que debía abandonar la práctica del fútbol debido a un tumor en la pelvis. Miki Roqué siempre se mostró confiado en poder superar esta enfermedad y luchó hasta el último momento para ello, pero desgraciadamente llegó la noticia de su fallecimiento, del cual se cumplen hoy tres años. Tiempo en el que nadie en el Betis se ha olvidado de él. A pesar de su corta estancia en la entidad heliopolitana y a su breve paso por el primer equipo, Miki Roqué se ganó desde el primer día el cariño de sus compañeros y de los béticos.

Unos y otros le empujaron a luchar a superar el cáncer y, tras la triste noticia de su pérdida, han sido constantes los recuerdos hacia Miki Roqué. En la esquina de Preferencia con Gol Norte del Benito Villamarín hay monumento en su memoria, la del Eterno 26, como lo bautizaron muchos. Además, en cada partido del Betis suena el ‘Miki Roqué’ en los minutos 26 de las primeras y las segundas partes. El catalán era un chaval simpático y entrañable, de ahí que no haya extrañado que Carlos Puyol haya referencia a él en varias ocasiones o que el primer recuerdo de Pepe Mel tras conseguir el ascenso a Primera división fuera para Miki Roqué. Recientemente, también ha sido publicado un libro, ‘La Luz de Miki Roqué’, así como en cada partido el brazalete de capitán del Betis también lleva su número.

Redacción

Redacción