Setién, flanqueado por Serra y Haro (Foto: Juan Flores).
Setién, flanqueado por Serra y Haro (Foto: Juan Flores).

El escudo y la dignidad

El fútbol ya ha dictado sentencia y el club, no sólo el equipo, debe acabar el curso lo más dignamente posible
Por  12:01 h.

Parecía que los tiempos en los que el Betis tiraba la camiseta y arrastraba su escudo por los campos había pasado. Parecía que lo de Huesca o lo del Valladolid en el Villamarín esta temporada podían ser un espejismo. Pero no. La gota que ha colmado el vaso de este proyecto a tres años, que ya en el primero sorprendió con una clasificación europea, ocurrió en el Ciutat de Valencia. Un Levante que demostró desde el minuto uno que necesitaba los puntos para escapar del descenso, superó con creces a un Betis que también necesitaba los puntos para seguir haciendo la goma en pos de una clasificación para competiciones europeas la próxima temporada.

El Betis volvió a dejarse la dignidad en el vestuario del estadio valenciano. Desde el primer jugador hasta el último, pasando por el cuerpo técnico. Por mucho que Setién lo niegue, su actual Betis está muerto, hundido. Y que no aparezca nadie para decir que se ha olvidado lo realizado el año pasado. Que se alabó, y mucho, porque el conjunto bético y su siempre fiel afición se volverían a pasear por el Viejo Continente. Y como entonces, cuando las cosas se hacen bien, se dijeron, ahora que las cosas se han hecho rematadamente mal, también se dicen. Y se critican. No hay capacidad de reacción en lo deportivo y eso, con la presión que supone, también es una rémora del cuerpo técnico.

No sólo hay responsables en el vestuario entre jugadores y equipo técnico. También lo hay en la planta noble. Y ojo. Que soy de los que piensa que Lorenzo Serra Ferrer en el cómputo general va a ayudar más que a perjudicar al Betis y que, comprometido, exigente y queriendo seguir creciendo siempre, debe seguir mucho tiempo en el club. Pero dejar la plantilla incompleta en el mercado de verano y perpetrar lo que ha perpetrado con la delantera en el mercado de invierno también le señala. Ya entonó el mea culpa en la entrevista con los medios oficiales. Eso también es de reconocer, porque en el cuerpo técnico poca autocrítica ha habido.

Así las cosas, los máximos responsables del Betis, Ángel Haro y José Miguel López Catalán, deberán empezar de cero otra vez. Presidente y vicepresidente también tienen su cuota de responsabilidad por falta de reacción o reacción tardía. No han sabido ver la caída deportiva del equipo y no la han parado cuando debieron.

Debo reconocer que Setién me convenció el año pasado y pensaba que ésta vez en el conjunto heliopolitano se estaban haciendo bien las cosas. Pero no. Otro nuevo proyecto. Este, pese a que era para tres años, se acabó tras el 1-3 del Rennais y el 2-2 frente al Valencia tras el 2-0 que llevó el Betis al tramo final. Una pena. Pero el fútbol ya ha dictado sentencia y el club, no sólo el equipo, debe acabar el curso lo más dignamente posible.

Jesús Sevillano

Jesús Sevillano

Jesús Sevillano

@JSevillano83

Periodista deportivo, escribo en http://t.co/ERTftMrtAv http://t.co/vdsWcQ6hNn y ABC de Sevilla
Enhorabuena al Ciencias por su ascenso a la máxima categoría del rugby nacional https://t.co/F0fnnekTep - 10 horas ago