Ángel Haro y José Miguel López Catalán, durante la rueda de prensa de este martes (Foto: MANUEL GÓMEZ)
Ángel Haro y José Miguel López Catalán, durante la rueda de prensa de este martes (Foto: MANUEL GÓMEZ)

El giro deportivo de Haro y Catalán

El nuevo organigrama ya trabaja sin la presencia de Serra Ferrer
Por  13:19 h.

Como ocurre en la inmensa mayoría de las ocasiones será el balón el que diga dentro de no mucho tiempo si el famoso asunto del big data funciona o no en el Betis. La apuesta dirigida por Ángel Haro y José Miguel López Catalán encierra su riesgo. Como la gran mayoría de las que se llevan a cabo por parte de los dirigentes en el mundo del fútbol. Sin embargo, la anunciada reorganización del área deportiva bética viene rodeada de incertidumbre y ha tenido mucha más sonoridad, entre otras cosas, porque se ha llevado por delante a todo un referente del Betis en los últimos 25 años.

El protagonismo concedido al big data ha sido recibido con escepticismo por parte de muchos aficionados. Donde antes estaba la opinión y dirección de Lorenzo Serra Ferrer como una de las bases del proyecto ahora aparecen una acumulación de datos que desembocan en la selección de los futbolistas teóricamente ideales para cada posición. Ya se ha comentado por aquí que no se trata de marginar la incorporación de las nuevas tecnologías al mundo del fútbol. Bienvenidas sean si aportan detalles que ayuden a cerrar buenas operaciones de cesiones o fichajes. Pero lo coherente es que se sumen a una forma de trabajar que cuente, sobre todo, con la capacidad de profesionales que llevan viendo y viviendo fútbol desde hace décadas.

Dijo Haro en su comparecencia de ayer que “no es adecuado hablar de egos” en alusión a todo el jaleo que se ha montado con la marcha de Serra Ferrer. También se ha dicho en este espacio anteriormente que la gestión del pasilleo es algo fundamental. Pasa en todas las empresas y a todos los niveles. Desde la zona en la que se sientan los que menos cobran hasta en los despachos de los consejos de administración. Y el mundo del fútbol no iba a ser una excepción. El asunto ha generado una tensión que sigue latente. Ayer se pudo percibir en los gestos y en el tono utilizado por Haro y Catalán en determinados momentos de la rueda de prensa.

Al presidente y al consejero delegado les correspondía haber encontrado la fórmula ideal para haber hecho realidad la continuidad de Serra. Ofreciéndole su sitio en un universo que tiene al big data y un incremento de los ojeadores entre sus ramificaciones. Pero no ha sido así. Ahora toca afrontar un verano que se presenta movido. Unos dos meses tienen los dirigentes para crear una plantilla que sea capaz de ilusionar a la afición y, sobre todo, competir de verdad en la categoría.

Juan Arbide

Juan Arbide

Redactor de Deportes en ABC de Sevilla
Juan Arbide

@JuanArbide

Redactor de deportes en ABC
RT @Marco800: No quiero extenderme más, tan sólo dar las gracias al atletismo por todo lo que me ha hecho vivir y a todos aquellos que algu… - 5 horas ago