Francis, Javi García, Inui, Feddal, Barragán, Mandi y Sanabria, en el Betis-Racing de Santander (Raúl Doblado)
Francis, Javi García, Inui, Feddal, Barragán, Mandi y Sanabria, en el Betis-Racing de Santander (Raúl Doblado)

Betis: 2018

Acaba un año con más alegrías que tristezas para un Betis que en estos 365 días dio el salto que tanto tiempo llevaba esperando
Por  18:02 h.

Se va un año de crecimiento para el Betis. 365 días para un salto. El más esperado. El que ha tardado tanto tiempo en llegar. En la segunda parte de 2017 se sembró y la cosecha creció rápido en un terreno que había sufrido tanto que alguno creyó que iba a quedar estéril. Su fertilidad, la de 2018, ya está fuera de toda duda. Qué frutos. El 3-5 en el Sánchez-Pizjuán abrió un surco de ilusión que no se ha cerrado, sino que ha ido creciendo. Desde esa fecha el Betis no ha fallado cuando el día era decisivo. Ha perdido partidos, claro, pero menos, muchos menos, no sólo de los que solía sino que el resto de LaLiga, su contexto. Con Lorenzo Serra Ferrer y Quique Setién el Betis se ha vestido de ganador y la siembra apunta a seguir dando frutos.

 

En 2018 ganó el Betis en Nervión y muchos años después superó al Sevilla en el Villamarín o venció en el Camp Nou, además de hollar de forma victoriosa San Siro. En 2018 eclosionó definitivamente Fabián, marcó un buen puñado de goles Loren y el Betis selló su portería en la racha gloriosa hacia Europa en primavera y en la más reciente que le devuelve a esos puestos de los que no quiere salir jamás. En 2018 volvió el escudo de las trece barras a pasearse por el Viejo Continente y 7.000 locos de la cabeza rodearon el Duomo en una imagen para la historia que va acompañada del 1-2 de aquel partido.

 

En 2018 aterrizó Giovani Lo Celso al Betis. Quizás el jugador que más ilusión presente y futura ha demostrado en tan poco tiempo. También se jugó un Mundial, donde Inui y Guardado dejaron en buen lugar el pabellón bético. Y regresaron béticos a la selección española, ya que Pau López y Bartra vistieron la camiseta del combinado nacional. En 2018 el Betis superó su presupuesto histórico y anunció la construcción de la nueva ciudad deportiva. En 2018 se concretó el reparto accionarial, un paso sobresaliente en una entidad que apostó por el gobierno de los suyos.

 

También ha sido un año de tristezas. Se marchó del Betis Fabián, dejando 30 millones y un spot precioso con su madre. También dijo adiós Rubén Castro, una leyenda, el que más veces cantó gol de verdiblanco. Y no volverán nunca personas que merecen un reconocimiento ya desde el cuarto anillo como Luis Cid Carriega, Peruena, Mellado, Machicha, Fernando Santos, Antonio González Cordón, Juan Manuel Rodríguez Aranda, José Manuel Campos, Manuel Manquepierda o Antonio Roales.

 

Se va 2018 dejando un buen sabor de boca en Heliópolis pero proponiéndose como aperitivo para los que piensan que lo mejor está por llegar. Quizás en 2019, quizás más adelante, pero lo que el Betis tiene entre manos nació deportivamente en 2017 y creció de manera tan fulgurante en 2018 que el mejor deseo para los béticos es que la línea ascendente se mantenga para convertir la felicidad actual en una bendita costumbre.

 

Mateo González

Mateo González

Jefe de Sección de Deportes en ABC de Sevilla
Mateo González

@Matglez

Periodista / Journalist. Redactor Jefe de Deportes de @abcdesevilla, @AFDLP y @Orgullo_Nervion RT no significa estar de acuerdo
RT @AFDLP: Tobias Borg se suma a la aventura del Betis Energía Plus en la ACB https://t.co/m6YvySHQm3 vía @AFDLP #Betis - 16 horas ago