Lorenzo Serra Ferrer, durante su comparecencia de despedida (Foto: Manuel Gómez).
Lorenzo Serra Ferrer, durante su comparecencia de despedida (Foto: Manuel Gómez).

Betis: pasar página

Las decisiones en la planificación han de ser la respuesta de Haro y Catalán a la salida de Serra
Por  9:41 h.

Al Betis le conviene cuanto antes cerrar la puerta de la salida de Lorenzo Serra Ferrer. Que el asunto no se alargue, que no ensombrezca lo que vaya sucediendo estos días. Los divorcios pocas veces son felices. Y no hay que decidir entre papá y mamá, sino comprender que todo tiene un final. Los actores son los únicos que saben lo que ha sucedido realmente. Ángel Haro y José Miguel López Catalán sabían que la respuesta popular iba a ser dura e incluso así han dado el paso por razones de gestión interna. Serra, que siempre significó gloria en sus etapas en el club, manejaba la carta del cariño de la afición desde el inicio de la partida además de su bagaje. Al final ha sido un pulso de Betis contra Betis y, ¿quién se el que sale peor parado? El Betis.

 

 

 
Conviene, pues, que las aguas vuelvan a su cauce. El club ha de cargarse de razones a base de acciones que demuestren, como han querido transmitir, que la presencia de Serra no eran tan necesaria para que los buenos fichajes de estos años llegaran a Heliópolis. Es lo que le queda a Haro y Catalán en este tramo. Ya superaron otros retos dándole la vuelta al Betis como un calcetín para convertirlo en un club con un presupuesto creciente, unas estructuras al día, áreas profesionalizadas y con un futuro prometedor, pero ahora se han puesto en el primer plano del trabajo deportivo. En realidad, ya lo estaban al ser integrantes de la comisión deportiva y al haber participado en la ejecución de las operaciones de los fichajes, además de intervenir en la elección de los mismos, pero ya son protagonistas principales.

 

 

 
De Serra se entiende el dolor con el que sale pero le sobró apuntarle todo el mal a López Catalán. Sobre todo cuando éste había sido elegante en sus palabras del día anterior. Serra contaba con la credibilidad del mito pero quizás en la historia real la polaridad no es tanto de buenos ni malos. Ha alimentado el balear una corriente negativa que no casa con sus deseos expresados de que todo siga yendo bien en el Betis. Las formas no fueron buenas en ninguno de los dos sentidos por parte de los protagonistas. Ni las privadas ni las públicas. Todo debió solucionarse de otra manera. López Catalán puede tener una visión diferente a Serra a la hora de trabajar codo con codo, y seguro que se ha equivocado en la manera de transmitírselo al balear, pero nadie puede dudar de su beticismo y de todo lo que ha hecho por el club en estos años. Su riesgo al comprarle las acciones a Rufino González, su apuesta por la atomización, por modernizar el club, por buscar la estabilidad, por hacer crecer a la entidad… No puede borrarse eso de un plumazo por divergencias internas con Serra cuando lo más fácil hubiera sido seguir con él utilizándolo como paraguas, si es que era su función como algunos predijeron en 2017 y ahora hacen ruido con su salida, pero todos eran conscientes de que hacer un teatro no era el camino adecuado.

 

 

 
Al Betis le conviene pasar página y, ante la falta de partidos que den o quiten razones, es la hora de fichar y vender. Porque las dos cosas van a pasar con frecuencia en Heliópolis en este verano que ha comenzado tan agitado. Bien viene que Serra tome un papel discreto desde la distancia, que reflexione y que sepa interpretar quién y por qué le quiere repentinamente tanto ahora y también, que el club se dedique a su gestión y que la respuesta que pueda dar a lo dicho por Serra sea noble y no estire la polémica, puesto que cada capítulo de la misma supone más y más daño a un club y a una afición que se merecen el premio de la estabilidad. Cuanto más lejos han estado las turbulencias, mejor ha funcionado la entidad. Y ya el futuro dirá si el Betis va bien, si hay cuarta etapa o lo que tenga que llegar.

 

 
Pasar página tiene que ser una obligación en el Betis. Ya lo ha hecho en realidad con Rubi y con el anuncio de Juanmi. Y tiene que continuar en esta senda con las noticias que debe generar pronto para recuperar la ilusión de su gente, la que demanda un crecimiento que ha de tener continuidad en la 2019-20.

Mateo González

Mateo González

Jefe de Sección de Deportes en ABC de Sevilla
Mateo González

@Matglez

Periodista / Journalist. Redactor Jefe de Deportes de @abcdesevilla, @AFDLP y @Orgullo_Nervion RT no significa estar de acuerdo
RT @AFDLP: En Francia apuntan a una oferta de entre 22 y 25 millones de euros por Fekir https://t.co/fgXrXxAGaG #Betis - 23 mins ago