Los jugadores del Betis (algunos presentes en el Betis-Valladolid) celebran el gol de Fekir a Las Palmas (Foto: Juan José Úbeda)
Los jugadores del Betis celebran el gol de Fekir a Las Palmas (Foto: Juan José Úbeda)

Se abre el telón

Empieza una nueva temporada llena de ilusiones para los reformados Betis y Sevilla
Por  11:32 h.

La marcha Radetzky debería volver a los campos de fútbol. Al menos, en la primera jornada. Igual que abre cada año en Viena. La banda sonora de las previas. De esos momentos de tensión, de los paquetes de pipas del 3×1 que se salen de los bolsillos, del transistor que ha mutado en Twitter que pierde eficacia cuando se acerca el pitido inicial por falta de cobertura, del saludo al vecino de asiento para contarse el verano a ritmo de novedades futboleras con fichajes y salidas al mismo nivel que las vacaciones en Matalascañas o Sanlúcar. Pero sobre todo es el momento en el que se piensa «hoy es el día de…». ¿Fekir? ¿De Jong? ¿Joaquín? ¿Banega?

Tienen Sevilla y Betis muchas preguntas que responder en una temporada que, de nuevo, llega moldeada por sus expectativas. Monchi ha obrado una verdadera revolución. Seguramente mayor de la esperada y ajustada al orden que se precisaba. El Betis ha sustituido ventas millonarias por compras relevantes para aprovechar el mercado e incorporar a pocas piezas pero decisivas. Fórmulas diferentes para presentar productos nuevos que generan sus propias ilusiones, como así se ha comprobado en las campañas de abonados. Un éxito en ambos conjuntos. Una ciudad que nunca ha perdido el pulso en materia futbolística y que siempre responde cuando sus equipos les dan motivos para ello.

El Sevilla se ha diseñado como una orquesta coral que no quiere echar de menos a nadie y sí fomentar una competitividad que debe servirle para crecer. Monchi ha vuelto para ordenar el desbarajuste provocado por las direcciones deportivas de Óscar Arias y Joaquín Caparrós. Que las cosas vuelvan a su sitio. Diez fichajes, un puñado de descartes y pérdidas dolorosas como la de Sarabia. Y seguramente la de Ben Yedder. Ahí salen muchos goles. En todo caso, las sensaciones han sido más positivas que negativas. Por lo pronto los de Lopetegui lograron buenos resultados, al menos hasta la derrota en Granada. Las pruebas han salido bien pero lo serio, lo oficial, es lo que pondrá la nota. Afronta tres competiciones aspirando a casi todo.

Son dos para el Betis pero también con miras altas. No puede ser menos para un conjunto con Bartra, Canales, William Carvalho y Fekir. Y a la espera de Borja Iglesias. Ha mantenido a buena parte del grupo que se ensambló la pasada campaña. Fuerte inversión y salidas también serias como las de Lo Celso, Pau López o Junior. Hasta la fecha el equipo de Rubi ha mostrado algunas virtudes y otras carencias por corregir. Quizás es un bloque que tenga que conjuntarse más durante la competición, pero quilates tiene para mirar a cara a cada uno de sus metas esta campaña.

Ahora es el himno compuesto por Lucas Vidal el que sonará antes de los partidos de LaLiga. Strauss queda para otras ocasiones. Pero los sueños siguen intactos. Se abre el telón para ver a los futbolistas en acción. Acaba el teatro de Tebas y Rubiales que está a punto de hastiar al aficionado. Menos mal que vuelven los goles, las paradas, los regates, las internadas. Lo que mueve esto de verdad es la pasión del aficionado. Béticos y sevillistas quieren ver a sus equipos dar la cara. Responder ante sus miles de incondicionales jornada tras jornada. Se espera mucho de esta 2019-20 y cada uno proyecta su quiniela. Disfruten de una nueva temporada.

Mateo González

Mateo González

Jefe de Sección de Deportes en ABC de Sevilla
Mateo González

@Matglez

Periodista / Journalist. Redactor Jefe de Deportes de @abcdesevilla, @AFDLP y @Orgullo_Nervion RT no significa estar de acuerdo
RT @AFDLP: KC Rivers, escolta americano que jugó en el Real Madrid, es el décimo fichaje del @RealBetisBasket para la temporada 2019-20 htt… - 8 mins ago