Sergio León y Quique Setién, en Montecastillo (foto: Paco Martín)
Sergio León y Quique Setién, en Montecastillo (foto: Paco Martín)

Betis: Haz el gol y no mires de quién

Si se acierta orillando a Sergio León y Ben Yedder de las alineaciones, el tiempo lo dirá cuando el futuro se transforme en presente
Por  10:40 h.

No conozco un solo entrenador que quiera el mal para sí mismo. Entre los muchos defectos que pueden adornarlos no está el masoquismo. Encontrar placer en el daño inflingido al prestigio o a la cartera propia, que el cuerpo no cabe en este caso, no es una seña de identidad de los dueños de los banquillos, al contrario que la arrogancia, la soberbia, la altanería o la vanidad, defectos reconocibles en algunos casos. A menudo, afición y profesionales de los medios criticamos conductas y decisiones que nos parecen inexplicables, olvidándonos de lo anteriormente dicho: se toman con la convicción de ser las mejores para el equipo y el propio técnico.

Y, sin embargo, cuesta trabajo entenderlas. Las suplencias o no convocatorias en este inicio de temporada de Sergio León y Ben Yedder podrían etiquetarse como dignas del “cuarto milenio” futbolístico. Máximos goleadores del Real Betis Balompié y del Sevilla Fútbol Club la última temporada -dos en el caso del sevillista-, con magníficos ratios de minutos de juego/resolución, no cuentan ahora para sus técnicos, pese a que en el caso bético el equipo no acierta con el gol en los dos primeros compromisos ligueros y que en el sevillista, aún con el rutilante estreno de André Silva en Vallecas, no sobran los buenos rematadores.

Dando por sentado que ambos están físicamente bien y que no son incompatibles con los sistemas de Machín y de Setién, sólo cabe acercarse al pensamiento de los técnicos con dos asertos: sus compañeros aportan más cosas que el gol y es necesario darles continuidad en las alineaciones para que en el futuro los rendimientos mejoren los números que los rematadores puros pueden proveer.

Habrá que confiar en los que saben de esto, pero por ahora el Betis no marca un tanto en competición oficial teniendo a su máximo goleador en su casa y el Sevilla dejó escapar dos puntos ante el Villarreal, cuando en los diez minutos que jugó su mejor rematador fue el más peligroso arriba (tiro al palo). Si se acierta orillándolos, el tiempo lo dirá cuando el futuro se transforme en presente.

Francisco Pérez

Francisco Pérez

Colaborador de Opinión en Deportes en ABC de Sevilla