Junior celebra con el brazo en alto el triunfo ante la Real Sociedad con su gol (Foto: J. J. Úbeda/ABC)
Junior celebra con el brazo en alto el triunfo ante la Real Sociedad con su gol (Foto: J. J. Úbeda/ABC)

Un Junior mejor que muchos seniors

Con su diana del domingo, el lateral se situó en lo alto del podio del gol con Canales y Loren
Por  13:12 h.

HAY en la historia goleadora del Betis algunas anécdotas curiosas, como aquella con Toni Prats, el extraordinario guardameta mallorquín, que una temporada marcó más goles que el delantero centro del equipo, el asturiano Oli. No parece probable que Pau López pueda reeditar tamaña hazaña, porque el guardameta bético se dedica a parar full time, a menudo de manera tan excepcional como el pasado domingo frente a la Real. Pau no emulará a Prats, pero no es descartable en absoluto que el lateral izquierdo titular acabe con más tantos que los hombres más adelantados. Con su diana del domingo se situó en lo alto del podio del gol con Canales y Loren y demostró que un Junior puede ser mejor que muchos seniors.

No extraña su rendimiento a quienes lo vieron en el potrero de Los Bermejales. Y menos que a nadie, a Quique Setién, quien vio presente donde los demás sólo atisbábamos futuro, hasta el punto de deshacerse de un futbolista fiable como era Durmisi para que no entorpeciera la proyección del jugador hispanodominicano, melón calado, pero entonces no lo suficientemente maduro. No puede decir la cantera bética que los jugadores se van sin tener la oportunidad de demostrar si sirven para algo más que para quejarse.

Aunque atado hasta 2023, sus 22 años, calidad técnica, potencia física y capacidad de ponerse ante el gol van a convertir a Junior en un jugador muy apetecible en el mercado europeo, como lo fueran Fabián el pasado verano y antes que él, Ceballos. Orgullo y dolor bético, pero también la fórmula más rápida de ir elevando la calidad media de una plantilla.

Sólo con la tele, los abonos y el merchandising se puede tener a un Lo Celso en el grupo, sí, pero no la certeza de que los balones que entregue le retornen con su misma morfología y no con la de las sandías, en histórico y frutal lamento del brasileño Dirceu en sus tiempos en el Atlético. Hacen falta jugadores de calidad alrededor de las figuras, como ahora tiene el plantel bético. Nunca suficientes. Ángel Haro apuntó en su día que su referente era el Atlético. Ese debe ser el objetivo: lograr la plantilla «perfecta» y dinero de sobra para poder conservarla.

Francisco Pérez

Francisco Pérez

Colaborador de Opinión en Deportes en ABC de Sevilla